04/06/2020, 10.36
SIRIA-HOLANDA
Enviar a un amigo

Unas 1.500 comunidades holandesas en ayuda de los cristianos sirios

de Fady Noun

Con el apoyo del CEMO s creó un “fondo de restauración para los servicios sociales” e “infraestructuras dañadas”. El objetivo es contribuir al restablecimiento de las comunidades locales, de los lugares de culto, d las escuelas. Según las estimaciones de la ONU el 69% d los sirios vive en condiciones de extrema pobreza. Jóvenes y profesionales escapados al extranjero.

 

Beirut (AsiaNews) - Unas 1.500 comunidades de la Iglesia de los Países Bajos decidió responder a un “pedido especial para la recuperación de las comunidades cristianas en Siria” y a la recuperación  de los servicios religiosos y sociales en las diferente regiones del país. En respuesta al pedido, con l apoyo del Consejo de las Iglesias de Oriente (CEMO) se creó un “Fondo de restauración de los servicios sociales de inspiración religiosa y de las infraestructuras religiosas dañadas durante la crisis en Siria”, como lo explica una nota dl secretario con sede en Beirut.

El anuncio llegó en el contexto de una teleconferencia que reunió a algunos representantes de Kerk in Actie (KiA) - Pays-Bas (Iglesias en acción. Países Bajos), donadores de un programa de ayudas. Iglesias participantes y altos funcionarios del secretariado general del Consejo de las Iglesias de Oriente Medio en Beirut. El aplazamiento del lanzamiento oficial del programa, a causa de la pandemia del nuevo coronavirus en acto, pero que no impidió su actuación desde el punto de vista práctico y técnico, si bien a distancia.  

Su objetivo es el de contribuir al restablecimiento de las comunidades locales, restaurando y reestructurando sus lugares de culto, así como sus escuelas, sus dispensarios y las otras instalaciones comunitarias dañadas por el conflicto. A esto se un el propósito de garantizar el retorno de la población evacuada a sus lugares de origen, o a los lugares de trabajo y en las escuelas.

Samer Laham, director regional del departamento diaconía del CEMO, dio el anuncio práctico del inicio del programa en Beirut, las ayudas del nuevo fondo, explica. irán en beneficio de todas las Iglesias de Siria sin discriminación alguna, bajo forma de una participación mayoritaria en los costos de los trabajos de reconstrucción o de reestructuraciones ya iniciadas.

El mismo Laham dijo que espera que este proyecto, dados los rasgos pioneros, pueda hacer escuela a alentar a las otras Iglesias locales e internacionales a colaborar con los objetivos deseados. Entre éstos está in primis “el retorno de los evacuados y de los refugiados a sus ciudades o a sus pueblos de origen”, unido al “consolidamiento de la presenza cristiana que hunde sus raíces en la aparición del cristianismo en esta región del mundo”

Por su parte  Wilbert van Saane, representante de Kerk in Actie, entre los principales financiadores del programa, quiso subrayar que la Iglesia evangélica en los Países Bajos es consciente de la profunda solidaridad que une a las Iglesias orientales con aquellas occidentales. Esto comporta que construir las unas significa al mismo tiempo dar a las otras motivo de continuar en el camino. “Como piedras vivas-subrayó- nosotros continuamos en ser construidas en el templo espiritual, aunque si no estamos todos en el mismo lugar físicamente”. Él luego remarcó el carácter profundamente ecuménico de la iniciativa, que reúne a todas las Iglesias en Siria, valiéndose también del aliento del Consejo de la Iglesias de Oriente Medio.

Las varias misiones de la Iglesia realizadas en Siria revelan la urgencia de un proceso de reconstrucción no sólo material, sino al mismo tiempo humana, civil y espiritual. En el curso de una de estas misiones, la Congregación de las Iglesias orientales expresó la propia “preocupación” por el “drama de un país gravemente herido en las propias estructuras”, con barrios y pueblos enteramente destruidos. Subrayando la “total desolación” de ciertas zonas, ella se pregunta “si y cómo aquellos que han dejado sus casas, puedan volver”.

Además, según las estimaciones de las Naciones Unidas el 69% de los sirios vive en condiciones de extrema pobreza. Una de las preocupaciones principales de la población local es “la emigración masiva al extranjero, en particular de los jóvenes, de los profesionales, de los médicos”. Una de las consecuencias es “un enorme empobrecimiento” de las estructuras sanitarias”. 

En la imagen: Niños de Alepo, foto tomada de la cuenta Twitter de Cor Unum 

 

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Maristas de Alepo: la situación ha mejorado, pero pesan aún la desocupación y los ataques aislados
07/07/2018 11:48
La Corte de La Haya llama a ‘prevenir el genocidio’ de los Rohinyás
23/01/2020 15:03
ONU: el ataque al convoy de asistencia a Alepo fue obra de un ataque aéreo. Quizás
06/10/2016 10:52
Mons. Nassar: comer, una ‘pesadilla recurrente’ para los sirios, en esta Cuaresma por anticipado
24/01/2020 12:05
En Astaná, la diplomacia se aboca al cese del fuego. Continúa la evacuación de Guta oriental
16/03/2018 10:29