22/03/2019, 14.02
VATICANO
Enviar a un amigo

Papa: que el agua, derecho humano fundamental, no se transforme en una mercancía

Mensaje de Francisco dirigido al director general de la FAO, José Graziano da Silva, con ocasión del Día Mundial del Agua, que se celebra hoy, centrado en el tema: “No dejar a nadie atrás”. Valorizar y defender este bien es una tarea que compete a todos los habitantes del planeta y a las nuevas generaciones.

Ciudad del Vaticano (AsiaNews) – El agua, “derecho humano fundamental” es “un bien esencial para el equilibrio de los ecosistemas y para la supervivencia humana” que debe ser accesible a todos, poniendo fin a la “injusticia” que hace sufrir a tantos hermanos y hermanas. Es lo que escribe el Papa Francisco en el mensaje enviado al director general de la FAO, José Graziano da Silva, con ocasión del Día Mundial del Agua, que se celebra hoy y que tiene por tema: “No dejar a nadie atrás”.

“Todos somos arquitectos del futuro –escribe el Papa- y la comunidad internacional, con sus decisiones y con sus obras, ya está invirtiendo en el porvenir de nuestro planeta. Es necesario desarrollar planes de financiamiento y proyectos hídricos de largo alcance. Esta firmeza llevará a superar la visión de transformar el agua en un mera mercancía, regulada exclusivamente por las leyes del mercado”.  

“Hoy en día –resalta Francisco- se ve de qué manera la aridez del planeta va extendiéndose a nuevas regiones”, y las poblaciones de estas tierras “sufren cada vez más a causa de la falta de fuentes de agua aptas para el consumo. Por este motivo, ‘no dejar a nadie atrás’ significa comprometerse con miras a poner fin a esta injusticia. El acceso a este bien es un derecho humano fundamental, que debe ser respetado, porque está en juego la vida de las personas y su dignidad (cfr. Carta encíclica Laudato sí, N. 30)”. No dejar a nadie atrás, agrega el Papa, significa, también, ser consciente de la necesidad de responder con hechos concretos; no sólo a través del mantenimiento o mejoramiento de las estructuras hídricas, sino también invirtiendo en el futuro, educando a las nuevas generaciones a fin de utilizar el agua y cuidarla. Esta toma de consciencia, subraya Francisco, es una prioridad en un mundo en el cual todo es descartado y despreciado, y que, en muchos casos, no comprende la importancia de los recursos que tenemos a disposición.

Valorizar y defender este bien es una tarea a la que están llamados todos los habitantes del planeta y las nuevas generaciones. “Es una labor que comienza con la consciencia de que hay personas que padecen las inevitables consecuencias de los cambios climáticos y de todos aquellos que son víctimas de una o más formas de explotación y contaminación de las aguas a raíz de varios factores. Este desafío educativo generará una visión de este bien, produciendo generaciones que valoricen y amen los recursos de la Tierra”.

Como conclusión de su mensaje, el Papa cita la definición de San Francisco: “el agua, que es muy útil y humilde, preciosa y casta”, sirve para el sustento y el beneficio, para nosotros y para las generaciones futuras.

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Lee Ming-cheh, el activista taiwanés arrestado en China, es llevado a juicio
07/09/2017 15:00
Encuentro Xi-Trump: la promesa de un mayor diálogo y una visita a China
08/04/2017 12:26
Sri Lanka, un proyecto hídrico deja sin agua a miles de personas
22/08/2017 14:54
Papa: A la FAO, la comida y el agua son "un derecho para todos", sin exclusiones
11/06/2015
Papa a las víctimas del terremoto: “Apenas sea posible también yo espero ir a visitarlos”
28/08/2016 13:40