22/12/2014, 00.00
INDIA
Enviar a un amigo

Mons. Dabre: que India asegure el respeto de los derechos y de las libertades de todos los ciudadanos

de Thomas Dabre *
En un país con culturas diversas y religiones distintas en los varios Estados, no se puede hablar de "nacionalismo cultural" ni imponer cultura, libros sagrados, festividades y hasta terminología hindú a los creyentes de otras religiones. Los cristianos no practican conversiones forzadas, sino el derecho de cambiar religión garantizado por la Constitución.

Pune (AsiaNews)- En un país como India en el cual conviven culturas y credos religiosos diversos, el gobierno debe asegurar el respeto de los derechos y de las libertades de todos los ciudadanos, comprendida aquella de cambiar religión, garantizada por la Constitución que es laica. Por lo tanto son inaceptables las "reconversiones" y todos los tentativos, especialmente si llevados adelante con la violencia, de hacer "nacionales" cultura, libros sagrados, festividades y hasta terminología de la mayoría hindú a creyentes de otras religiones. Es cuánto evidencia el obispo de Pune, Thomas Dabre.

Somos conscientes que algunas tendencias y eventos que suceden en nuestro amado país. Escuchamos de incendios dolosos, de una iglesia dada a las llamas, de la imposición de prácticas hindúes y de métodos de "Ghar vapsi" (Reconversiones). De algunos recientes sucesos, entre los cuales los pasos para declarar el Gita (libro sagrado hindú, ndr) como la "Escritura" nacional, de convertir el 25 de diciembre. Día de Navidad, como la Jornada del buen gobierno, de emplear tácticas de presión para no llamar a los sacerdotes cristianos "Padre", sino Acharya (término de los bramines que significa guía, ndr) o Gurú, son tendencias preocupantes. Existen tentativos injustos de imponer la Puja Saravasti (fiesta hindú, ndr). Ahora, la campaña Ghar Wapsi creó un clima de miedo y de ansia entre los cristianos y musulmanes.

Hay que tener presente que en India no hay una sola cultura. Es un país con culturas diversas y religiones diversas en los varios Estados. Por lo tanto, no se puede hablar de "nacionalismo cultural". El país tiene hindúes, musulmanes, cristianos y miembros de otros credos y todos nosotros debemos vivir como buenos vecinos y amarnos como verdaderos seres humanos. Este país está modelado por todas las comunidades. Por lo tanto, en un país laico, las sagradas escrituras de la comunidad de mayoría no pueden ser declaradas como "Escritura nacional". Estas movidas están claramente contra los principios de la democracia laica de nuestro país. La conversión es un derecho sancionado por la Constitución y no puede haber ningún debate sobre este tema. Pero los cristianos no practican las conversiones forzadas, ni reconocemos conversiones obtenidas por la fuerza, el fraude y la seducción. Las conversiones forzadas y el sensacionalismo a ellas ligado son por lo tanto organizadas y provocativas.

El gobierno debe intervenir inmediatamente para poner fin al clima de miedo y de incerteza creado entre los cristianos y los musulmanes. Es deber del gobierno asegurar el respeto del derecho y de la libertad de los ciudadanos y garantizar el bienestar de los marginados y de las minorías. Se habla de "nacionalismo" y de "patriotismo". Pero las minorías no son menos nacionalistas o patriotas que los otros. Los verdaderos patriotas son aquellos que aman su propia tierra y trabajan para el bienestar del pueblo. Los cristianos han contribuido en modo notable en los campos de la instrucción y de la liberación de las mujeres, la igualdad y las reformas sociales. Parece que haya una ola de actividad contra las minorías por parte de grupos fundamentalistas que parece no tengan miedo de las leyes. Es necesario que la ley, en primer lugar el aparato constitucional, tome iniciativas y medidas preventivas de modo que estas personas no tengan el coraje de continuar. Es propio de la naturaleza humana ser libres de practicar una religión, por lo tanto todos deberían tener la posibilidad de elegir la propia fe e impedirlo no es contrario sólo a la naturaleza humana, sino también a las leyes internacionales y a la Constitución hindú.

En una tal situación, debemos estar atentos y Jesús nos enseña a "leer los signos de los tiempos.

Debemos tener una adecuada, regular y constante pastoral bien cuidad de nuestros fieles. Algunos de nuestro fieles se sintieron no cuidados y por ende dejaron la comunidad. En el actual escenario político nacional, hay muchas tentaciones, trampas y presiones y el fiel dejado de lado puede ser tentado e irse de la Iglesia. Esto significa que tenemos que estar cerca de nuestros hermanos cristianos fieles. Como buenos pastores, tenemos que tratar de ayudarlos a sentirse queridos y con un sentido de pertenencia en nuestra comunidad. Jesucristo estaba siempre cerca de Sus ovejas. El Papa Francisco está tan cercano a la gente común. Se dice también que, a causa de la cercanía del Papa Francisco con el pueblo, muchos volvieron a la Iglesia.

Por lo tanto, hermanos cristianos, profundicemos en nuestro corazón el amor por Jesús y, como Él tendamos la mano a todos los miembros de nuestra comunidad.

*Obispo de Pune. Presidente de la Comisión teológica y doctrinal de la Conferencia de obispos católicos de rito latino (CCBI) de India.

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Musulmana, ex radical: Riad y el salafismo (wahabí) un peligro para el islam y para el mundo
17/12/2016 13:14
Obispo de Pune: El acuerdo sobre lo nuclear iraní “es un “signo de un mundo mejor”
24/07/2015
Obispo de Pune: Basta de violencias entre hindúes y musulmanes, somos todos hindúes
30/09/2014
​Obispo de Bangalore: En Navidad compartamos la alegría de Dios con aquellos que nos hacen el mal
23/12/2015
Obispos indios: No al totalitarismo de la cultura, que el diálogo sea la base de la democracia
20/02/2020 14:13