21/08/2019, 14.06
HONG KONG - CHINA
Enviar a un amigo

Hong Kong, llamado a la reconciliación. China secuestra a un empleado del Consulado británico

de Paul Wang

El ex secretario de Finanzas, John Tsang, llama al diálogo, al perdón y la reconciliación entre manifestantes y gobierno. La jefa del Ejecutivo, Carrie Lam, se abre al diálogo, pero se niega a satisfacer los reclamos del movimiento contra la extradición. Simon Cheng Man-kit, de 28 años, estaría bajo “”arresto administrativo” en Shenzhen. Ayer, el ministerio de Relaciones Exteriores de China dijo no saber nada al respecto, pero hoy confirmó el “arresto administrativo”. Para China, Cheng es “chino” y por tanto, se somete a la ley de China. 

 

Hong Kong (AsiaNews) - El ex secretario de Finanzas, John Tsang (foto 1), ha hecho un llamamiento pidiendo que los manifestantes y el gobierno puedan retomar el diálogo, tras meses de tensión a causa de la ley de extradición.  

En un artículo publicado hoy en el periódico Mingpao y en un video difundido en su página de Facebook, Tsang pide a ambos frentes ser pacientes y no forzar “el lazo de la muerte” que podría conducir a Hong Kong a su fin. 

Tsang resaltó que la sociedad de Hong Kong arriesga fragmentarse entre los grupos partidarios del gobierno y aquellos que se oponen a la extradición. Al mismo tiempo, reivindicó el hecho de que en el territorio “no hay una guerra, no hay un enemigo, sino que hay una sola familia” y en las familias se ejercita el “perdón y la reconciliación”. 

Político estimado, Tsang fue candidato en las elecciones para jefe del Ejecutivo del 2017, que culminaron con la victoria de Carrie Lam.

Su alegato se da un día después de que Carrie Lam (foto 2) abriera la posibilidad de entablar un diálogo con la sociedad civil, aunque negándose, una vez más, a afirmar que la ley de extradición está “cancelada de manera definitiva”, y también excluyendo la posibilidad de una investigación independiente sobre el uso excesivo de la fuerza por parte de la policía y su connivencia con la mafia china, que fue el pedido de millones de manifestantes en las últimas semanas. (foto 3).

A causa de ello, el Frente Civil por los Derechos Humanos ha rechazado la propuesta (foto 3) acusando a la Jefa del Ejecutivo de recurrir a sus “viejos trucos” para tender “una trampa” al movimiento. 

El Frente es la sigla que organizó la convocatoria pacífica realizada hace tres días, en la que participaron más de 1,7 millones de personas. El Frente y otras organizaciones que participan en las manifestaciones exigen que a la población de Hong Kong le sea garantizado el sufragio universal en las elecciones parlamentarias y en aquellas para jefe del Ejecutivo, actualmente dominadas por Beijing. El reclamo pretende obtener la garantía de que el estilo liberal de Hong Kong, expresado en el principio “un país, dos sistemas”, también será respetado a futuro. 

Estos mismos reclamos fueron el fundamento del movimiento “Occupy Central” en el 2014. En aquél entonces, el gobierno también prometió proseguir con el diálogo, pero no se hizo nada al respecto.

En tanto, genera preocupación la noticia de que la policía china habría secuestrado a un empleado del Consulado británico en Hong Kong, que estaría de viaje en Shenzhen para participar de un encuentro económico.

Simon Cheng Man-kit, de 28 años (foto 4), empleado del Consulado británico en la oficina para el comercio escocés, viajó a Shenzhen el 8 de agosto pasado. Al día siguiente estaba regresando en tren, desde Shenzhen rumbo a Hong Kong, y ya no se supo más de él. 

La joven que salía con él, Li, afirma que desde el tren, Cheng le envió un mensaje en el cual le comunicaba que estaba por pasar el control de inmigraciones, custodiado por policías de China. Y le pidió que rezara por él. 

El vocero del Ministerio de Relaciones Exteriores de China, Geng Shuang, dijo que no sabía nada del caso. Sin embargo, la novia de Cheng declaró que el Departamento de Inmigraciones de Hong Kong ha informado a la familia que el joven se encuentra bajo “arresto administrativo”.

Durante el último período, se han implementado controles muy estrictos sobre los pasajeros que llegan a la frontera entre Hong Kong y China. La policía detiene a cada pasajero y verifica el domicilio y fotos de los celulares, para descubrir si el indagado guarda algún vínculo con el movimiento anti-extradición, que el gobierno chino ha rotulado como “terrorismo”. 

Esta mañana, el Ministerio de Relaciones Exteriores de China confirmó que Cheng se encuentra bajo “arresto administrativo” por 15 días. Así mismo, precisó que “este empleado no es británico, sino un ciudadano de Hong Kong; lo cual es como decir que es un ciudadano chino”, y por tanto, que está sometido a la ley china.

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Beijing le declara la guerra a las manifestaciones de Hong Kong
08/08/2019 15:07
‘La esperanza en el desierto’, los católicos en la manifestación pro-Hong Kong
19/08/2019 12:39
Manifestación de 1,7 millones de personas: pacífica y sin cargas de la policía
19/08/2019 10:59
Manifestación de 1,7 millones de personas: pacífica y sin cargas de la policía
19/08/2019 10:54
Carrie Lam: Las protestas están empujando a Hong Kong ‘al abismo’
13/08/2019 11:42