25/09/2014, 00.00
HONG KONG - CHINA - TAIWÁN
Enviar a un amigo

Hong Kong, el "Manual de desobediencia" de Occupy: No provocar a las autoridades

El movimiento democrático publica un "libro de instrucciones" para futuras manifestaciones pacíficas, "Traer lo necesario para soportar hasta dos días, no ceder a la violencia". Beijing envía "observadores" al territorio por la sentada de la primera de octubre. Y la sociedad civil de Taiwan abre los ojos: "En China, no hay libertad".

Hong Kong (AsiaNews) - Con el fin de preparar mejor a la gran "fiesta de la democracia" en el próximo 1 de octubre, el movimiento democrático Occupy Central ha publicado un "Manual de desobediencia". En el texto, de ocho páginas, contiene las reglas a seguir por aquellos que quieran participar en las formas de protesta pacífica en el territorio, con el objetivo de obtener del gobierno central de China una verdadera democracia para Hong Kong. Entre las normas está prohibido llevar máscaras o traer "cualquier objeto que parezca un arma. No se debe provocar a las autoridades".

Los organizadores del movimiento, con la esperanza de una participación de "decenas de miles" de personas cita el 1 de octubre: la fecha elegida para la sentada de protesta no es accidental, es la fecha del aniversario de la fundación de la Republica popular china. El grupo pidió permiso para ocupar el Chater Garden, en el corazón del distrito financiero de la ciudad. Entre las disposiciones del "Manual" también invitan a llevar "comida y ropa para soportar dos días al aire libre". Las protestas "continuarán indefinidamente", explican los organizadores, al menos "hasta que China continental permita la verdadera democracia mediante la retirada de la propusta avanzada al fin de agosto para las elecciones del 2017".

Para tratar de frenar estas actividades, y recopilar información para la identificación de los líderes democráticos, el gobierno central tiene previsto enviar "cientos de observadores" de Shenzhen a "vigilar la situación y asesorar al gobierno local sobre cómo responder". La medida ya ha sido adoptada por la China continental, con motivo de la gran marcha del 1 de julio de 2003, cuando más de medio millón de ciudadanos de Hong Kong salieron a las calles en contra de la ley de seguridad nacional propuesta por el Partido Comunista.

Estos observadores denunciaron los activistas de Occupy, "no son más que espías". Su verdadero propósito es registrar y "reunir pruebas" para tomar venganza en una fecha posterior a los que se han atrevido a desafiar al gobierno central. Johnny Lau Yui-siu, un gran conocedor del mundo de China, cree que el envío de funcionarios de alto nivel a Shenzhen "sólo ejercerá presión sobre los de nivel medio y bajo, que estarán aún más decididos a seguir las instrucciones de arriba".

El comportamiento de Beijing también está alejando a Taiwán, de su esfera de influencia. Después de décadas de hostilidad abierta, los dos gobiernos han iniciado recientemente un proceso de acercamiento ahora marcada por las relaciones comerciales. El propósito, aunque no declarado abiertamente, es encontrar un acuerdo político que lleve a Taipei, bajo el control de la patria. El "esquema de Hong Kong" fue mencionado varias veces por algunos funcionarios del Kuomintang - partido nacionalista en el poder en Taiwan - como "posibilidades para el futuro." Pero ahora las cosas están cambiando.

Morris Huang, cuyos padres escaparon de Guangdong después del final de la Guerra Civil (1949), dice: "Yo solía creer que una relación más estrecha con China sería beneficioso para Taiwán. Pero ahora veo que después de tan sólo 17 años, Beijing ya ha roto las promesas hechas a la antigua colonia. Todas mis esperanzas de libertad bajo el gobierno chino se han ido. ¿Cómo podemos confiar en esta gente?".

Chen Wei-ting, uno de los líderes del "movimiento de los girasoles" que ha constreñido al gobierno taiwanés a dar marcha atrás sobre los acuerdos comerciales con la China, añade: "Tenemos ante nuestros ojos el hecho de que el llamado régimen de "un país, dos sistemas  no es más que una acumulación de mentiras". Para Wang Dan, alguna vez en la parte superior del movimiento juvenil aplastado en la Plaza de Tiananmen en junio de 1989, "una vez que las protestas en Hong Kong acaben, Beijing se centrará en Taiwán".

 

 

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Bao Tong: La autolesión de Beijing sobre la democracia para Hong Kong
08/09/2014
Hong Kong, inicia la grande huelga de los estudiantes por la democracia
22/09/2014
Hong Kong, funcionario pro-China. Los estudiantes en huelga son como los mafiosos de las tríades
09/09/2014
Para los lìderes de Occupy Central, penas de hasta 16 meses de prisión
24/04/2019 11:19
Pastor protestante condenado por ser de Occupy Central: ‘el púlpito de mayor honor para mi ministerio’
10/04/2019 17:31