02/06/2018, 12.54
VATICANO-RUSIA
Enviar a un amigo

El Papa Francisco sale en defensa de los ortodoxos rusos

de Vladimir Rozanskij

En el encuentro con la delegación rusa encabezada por Hilarión, el Pontífice manifestó estar en contra del nacimiento de un patriarcado ortodoxo de Kiev, autónomo de Moscú, el cual cuenta con el apoyo de Bartolomé I. Críticas veladas a los greco-católicos: no deben inmiscuirse en asuntos internos de la Iglesia ortodoxa rusa. La posibilidad de un nuevo encuentro entre Francisco y Kirill.  

Moscú (AsiaNews) – La audiencia del 30 de mayo pasado, celebrada en Roma, durante la cual el Papa Francisco se reunió con la delegación del Patriarcado de Moscú, ha dejado una impresión sumamente positiva en Rusia. En efecto, en el conflicto que rige con la parte de la Iglesia ortodoxa ucraniana (de Kiev), que busca la autonomía del Patriarcado, el pontífice ha apoyado abiertamente a la parte de Moscú.

Al recibir al grupo de rusos guiado por el metropolita Hilarión (Alféyev), luego de una visita de fraternidad a la Iglesia italiana, el Papa declaró: “Ante la presencia de ustedes, y especialmente frente a usted, querido hermano, quisiera subrayar, una vez más, que la Iglesia Católica jamás permitirá que de su parte se manifiesten actos que provoquen divisiones. Esto no lo vamos a permitir, yo no quiero esto. En Rusia existe solamente un Patriarcado, el suyo, y nosotros no reconoceremos otro”. Las palabras de Francisco resuenan solemnes y significativas, sobre todo teniendo en cuenta que la cuestión de la “auto-cefalia ucraniana” está provocando una crisis muy grave en todo el mundo ortodoxo.

Los obispos más favorables a la separación, como el patriarca autonomista Filaret (Denisenko), pero también muchos prelados de la jurisdicción vinculada con Moscú, esperan que antes de concluirse el mes de junio sea presentado el Tomos de auto-cefalia por parte del Patriarca ecuménico Bartolomé (Archontonis) de Constantinopla, coincidiendo con los festejos por los 1030 años del Bautismo de la Rus’ de Kiev (año 988). La toma de posición del Papa Bergoglio parece desmentir estas previsiones, funcionando como un contrapeso de las intenciones atribuidas a Bartolomé, el “primado” universal de los ortodoxos.

Por otro lado, en la audiencia con los rusos, el Papa ha reafirmado de manera absoluta que el uniatismo no puede ser considerado un método aceptable para el logro de la unidad eclesiástica, en las relaciones contemporáneas entre ortodoxos y católicos. Él ha repetido que, por el contrario, sólo el diálogo fraterno es el camino que ha de recorrerse para encaminarse a una mayor unidad. Las palabras del pontífice también resonaron como una advertencia en relación a los mismísimos greco-católicos ucranianos, cuando recordó que “las Iglesias católicas no deben inmiscuirse en los asuntos internos de la Iglesia ortodoxa rusa, sobre todo por razones políticas.  Esta es mi posición, y la posición de la Santa Sede”, dijo el Papa, llegando a lanzar casi una “excomunión” para los desobedientes.

Precisamente en la vigilia del viaje a Roma, el metropolita Hilarión, principal colaborador del mismo patriarca de Moscú Kirill (Gundjaev), había difundido palabras que levantaron el fuego contra los “uniatos” ucranianos, que, a su modo de ver, serían los principales inspiradores de las maniobras orientadas a obtener la auto-cefalia de Kiev, sostenidas por políticos y por el presidente  Poroshenko. Según Hilarión, “en lo que respecta a la retórica ligada al proyecto de la que se ha dado en llamar Iglesia local única de Ucrania, ésta a menudo se asocia con un grupo, el de los greco-católicos ucranianos, liderados por el arzobispo Svjatoslav Shevchuk. Él continúa haciendo declaraciones en las cuales manifiesta su apoyo al proyecto de la Iglesia local única, e incluso llega a decir que la unidad de tal Iglesia debiera apoyarse sobre el sucesor del apóstol Pedro, es decir, sobre el Papa de Roma”, ateniéndose a lo declarado por el metropolita en una entrevista concedida al canal televisivo NTV. Las palabras de Francisco, por ende, dan a entender que son en respuesta directa ante tales afirmaciones.

Sin embargo, Hilarión ha desmentido que el Patriarca de Moscú pueda unirse al Papa Francisco y al patriarca Bartolomé en ocasión de las celebraciones por San Nicolás de Bari, en los primeros días de julio. Teniendo en cuenta la “cuestión ucraniana”, es entendible que el patriarca ruso quiera evitar el contacto con su “hermano mayor” Bartolomé, a quien la prensa rusa sigue describiendo –sobre todo en estos últimos días- como cabeza de una comunidad marginal de greco-ortodoxos en Turquía, pero en absoluto como jefe de todos los ortodoxos. La polémica desatada contra el “patriarca turco”, como a menudo se hace referencia a él en los periódicos rusos, no es una novedad en las relaciones entre rusos y greco-ortodoxos: hace dos años, eso quedó resaltado con la negativa de los rusos a participar en el primer e histórico concilio pan-ortodoxo en Creta, haciendo que el mismo fracasase.

Al mismo tiempo, el metropolita Hilarión ha dado a entender que, por el contrario, un nuevo encuentro entre Francisco y Kirill sí resulta deseable, y las visitas de los rusos a Roma en los últimos días hacen que esto se torne cada vez más próximo y probable. Por ahora, no ha habido precisiones sobre los tiempos o modos en que éste habrá de concretarse. Sin embargo lo que sí se percibe es que el mismo será siempre en un “terreno neutral”: no será en Moscú, y tampoco en Roma.  

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
En Kiev, se celebra el Concilio de unificación de la Iglesia ortodoxa auto-céfala (Video)
14/12/2018 11:52
Filareto se distancia de la Iglesia autocéfala ucraniana. Epifanio se acerca a los greco-católicos
14/05/2019 12:08
Epifanyj, primera entrevista como metropolitano de Kiev
21/12/2018 10:02
Iglesia ucraniana auto-céfala: una historia que se prolonga desde hace 100 años (Reseña)
17/12/2018 12:54
Epifanio es el primado de la nueva Iglesia ucraniana auto-céfala (Vídeo)
17/12/2018 10:45