18/05/2016, 11.15
ESTADOS UNIDOS - COREA DEL NORTE
Enviar a un amigo

Donald Trump se abre al encuentro con Kim Jong-un

El multimillonario americano, probable candidato republicano en las próximas elecciones presidenciales americanas, dijo: “No tendría ningún problema en encontrarme con él. Absolutamente ninguno”. Sobre la mesa de la hipotética reunión cumbre estarían el programa nuclear de Pyongyang y la relación con China. “Ejercería una enorme presión sobre Beijing. Tenemos un poder inmenso desde el punto de vista económico”. La desafiante Hillary Clinton comenta: “Tiene un extravagante amor por los hombres fuertes extranjeros”.

Seúl (AsiaNews) – El candidato republicano para las próximas elecciones presidenciales americanas, Donald Trump, declaró estar dispuesto a reunirse con el dictador norcoreano Kim Jong-un. El objetivo de la reunión –que sería una primicia absoluta desde la creación de Corea del Norte-  sería buscar una solución para frenar el programa nuclear de Pyongyang y planificar una estrategia común para las relaciones con China. En el transcurso de una entrevista concedida en la Trump Tower de Nueva York, él aclaró: “No tendría ningún problema en reunirme con él. Absolutamente ninguno”.

La declaración del multimillonario estadounidense fue recibida con una variada gama de reacciones, que van desde la que tuvo su presunta desafiante Hillary Clinton – “tiene un extravagante amor por los hombre fuertes extranjeros”-  a la suscitada en el anónimo funcionario del ministerio surcoreano de Relaciones Exteriores, que se limitó a un “creo que debe ser una broma”. En su comentario, Clinton se refería  al aprecio recíproco intercambiado un mes atrás entre su adversario y el presidente Vladimir Putin, quien fue definido por el candidato republicano como “un hombre que respeto”.

Además del programa nuclear de Pyongyang, que ha devenido centro de la nueva política oficial del régimen, Trump quisiera hallar con Kim Jong-un una “estrategia común” para las relaciones con China. Beijing y Washington están ligadas por un intercambio comercial que vale cientos de millardos de dólares al año, el cual, sin embargo, estaría en una situación de desequilibrio, a favor del Dragón: siempre según Trump, esta relación representa “una violación”. Es por ello que prevé poder presiona: “Ejercería una enorme presión sobre China, porque desde el punto de vista económico tenemos un poder enorme”.

Las relaciones entre los Estados Unidos y Corea del Norte están entre las peores del planeta. Los dos no tiene relaciones diplomáticas ni comerciales desde 1950, año en que estalló la guerra de Corea, que dividió la península en dos.  Por otro lado, Washington siempre ha sido –junto a Seúl-  el blanco predilecto de la propaganda política norcoreana, desde la retórica de sus líderes y llegando incluso al programa misilístico interno. Cada test bélico del régimen de los Kim es evaluado de acuerdo a su capacidad de atacar objeticos militares americanos.

Las canciones que se cantan durante la gran celebración de Arirang en Pyongyang – un espectáculo masivo que se desarrolla entre agosto y septiembre, inspirado en una canción folklórica muy amada en la península – auguran a las mujeres americanas que éstas sean atacadas por los animales,  a la nación entera, que sea atacada por una lluvia de fuego y por la carestía, y a los hombres, a perder sus ojos y genitales. Durante la Guerra de Corea y en los años que le siguieron, fantoches vestidos como el Tío Sam eran apaleados y prendidos fuego por niños que cursaban la escolaridad primaria coreana.

Las difíciles relaciones bilaterales empeoraron desde cuando Pyongyang  comenzó a arrestar, a menudo con acusaciones utilizadas como mero pretexto, a ciudadanos americanos que estaban de visita en el país. Condenados a larguísimos años de trabajos forzados y mostrados con gran énfasis en la televisión estatal mientras “confesaban”, éstos son regularmente liberados gracias a las “presiones” de los EEUU, que suelen traducirse en depósitos de dinero o bien en la provisión de artículos de primera necesidad.

Por último, ha de ser considerada la relación privilegiada entre Seúl y Washington. Corea del Sur ha sido una suerte de “protectorado” americano durante años, y, todavía hoy, cerca de 53.000 marines del ejército de los EEUU son destinados a la parte meridional de la península. Los dos países han estipulado un acuerdo de libre comercio, y tienen facilidades en lo que hace al transporte de bienes y de personas. Cada año, los juegos de guerra que se desarrollan entre los dos ejércitos desencadenan la propaganda de Pyongyang.

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Musulmana, ex radical: Riad y el salafismo (wahabí) un peligro para el islam y para el mundo
17/12/2016 13:14
Encuentro Xi-Trump: la promesa de un mayor diálogo y una visita a China
08/04/2017 12:26
Forbes: China ocupa el segundo puesto en el ranking de multimillonarios y las mujeres asiáticas prevalecen entre las “autónomas”
21/03/2017 10:18
​Obispo de Bangalore: En Navidad compartamos la alegría de Dios con aquellos que nos hacen el mal
23/12/2015
Seúl y Beijing reanudan relaciones 'normales'
31/10/2017 11:53