11/10/2018, 15.47
JAPÓN
Enviar a un amigo

Yasukuni, el sacerdote sintoísta que criticó al emperador fue obligado a dimitir

Kunio Kohori había acusado al soberano de “querer destruir el santuario” al no cumplir con las visitas al polémico lugar de culto. El “Libro de las almas” de Yasukuni contiene los nombres de casi 2,5 millones de personas, que incluyen criminales de guerra. Durante su reinado, el emperador Akihito prefirió honrar a los caídos y civiles en los campos de batalla del Pacífico.  

Tokio (AsiaNews/Agencias) – El sacerdote responsable del polémico santuario sintoísta de Yasukuni fue obligado a dimitir, tras haber confesado el uso de “un lenguaje altamente inapropiado” para criticar al emperador Akihito. El próximo 26 de octubre, una reunión general del santuario nombrará a su sucesor.

Motivo de gran polémica en todo el país fueron las revelaciones del Shukan Post, periódico según el cual el 20 de junio pasado, Kunio Kohori había acusado al soberano de “pretender destruir el santuario”, al incumplir con las visitas al controvertido lugar de culto. El mismo fue levantado en 1869 en Tokio, por el emperador Miji, y está dedicado a las almas de todos los caídos en combate prestando servicio al Imperio.  

El “Libro de las almas” de Yasukuni contiene los nombres de casi 2,5 millones de personas, hombres y mujeres. El santuario sigue siendo fuente de notables controversias, sobre todo con los países que sufrieron las atrocidades cometidas por manos del ejército nipón. En efecto, en el documento mencionado, también figuran inscriptos los nombres de miles de personas que fueron condenadas por crímenes de guerra.  

Importantes personalidades políticas japonesas, e incluso el primer ministro Shinzo Abe, hicieron visitas al santuario, pero el emperador Akihito jamás fue al lugar desde su ascenso al trono, en 1989. El ex sacerdote y responsable criticó la decisión del soberano, que durante su reino ha preferido honrar la memoria de los caídos y civiles en los campos de batalla del Pacífico, en lugar de hacerlo en Yasukuni.

Kohori sostuvo que, en virtud del comportamiento del emperador, a futuro sería harto improbable que el príncipe heredero Naruhito y su esposa Masako visitasen al santuario, una vez que Akihito haya abdicado. El sacerdote incluso añadió que la princesa “detesta el sintoísmo y sus santuarios”.

El emperador Akihito en varias oportunidades ha expresado un “profundo arrepentimiento” por el dolor causado por la Segunda Guerra mundial, mientras que el santuario y muchos de sus sostenedores afirman que Japón combatió una guerra en defensa de la nación. La Constitución prohíbe al emperador involucrarse en cualquier actividad política. Es por eso que una visita suya a Yasukuni sería motivo de gran polémica. 

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Tokio, el emperador dispuesto a renunciar: ejercer mis funciones es cada vez más difícil
08/08/2016 13:13
Tokio, la nueva era imperial será anunciada por el gobierno
03/01/2019 12:14
Tokio, el emperador quiere abdicar, pero “no tiene problemas de salud”
14/07/2016 11:49
​Tokio: explosión en el Yasukuni, centro del patriotismo nipón
23/11/2015
Naruhito es el nuevo emperador de Japón
01/05/2019 13:11