09/11/2016, 13.31
INDIA - EEUU
Enviar a un amigo

Un feto abortado sobre el altar en apoyo de Trump. Médico indio: Violación de la vida

de Nirmala Carvalho

El gesto del Pbro. Frank Pavone, responsable de la asociación “Sacerdotes por la vida” de Nueva York. En vista de las elecciones americanas, difundió un video en el cual hacía una advertencia a los electores de Hillary Clinton. Se trata de una “Doble injusticia para el niño no nacido”. Teólogo: “El respeto por la vida se extiende al cuerpo de las personas difuntas”. 

Bombay (AsiaNews) – En la vigilia de las elecciones presidenciales en los Estados Unidos, un sacerdote católico de Nueva York colocó sobre el altar un feto de un niño abortado y solicitó a los electores que voten por Donald Trump. El Pbro. Frank Pavone, responsable de la asociación “Sacerdotes por la vida” (Priests for life), registró la filmación del cuerpo desnudo del feto y luego lo difundió en Facebook. El Dr. Pascual Carvalho, miembro de la Academia Pontificia por la vida, afirma ante AsiaNews: “Estoy profundamente entristecido por esta grave violación cometida contra un niño no nacido. Él ha sufrido una doble injusticia: su preciosa vida ha sido apagada en la fase inicial de su existencia. Además, ha sido reducido a un objeto y esto representa una terrible violación de los derechos del niño sin nacer, usado como prueba y al cual le ha sido negada la santidad y la dignidad de ser humano”.

El video-shock fue publicado dos días antes de las elecciones americanas. En el mismo, el padre Pavone afirma: “Debemos decidir si habremos de permitir o no que continúe este asesinato de niños en América. Hillary Clinton y la plataforma demócrata dicen que sí […] Donald Trump y la plataforma republicana dicen que no”.

Durante el último debate televisivo entre los dos candidatos a la Casa Blanca, suscitó gran estruendo la postura de Hillary, que lejos de alinearse en contra del “aborto de los embarazos casi a término” -es decir del aborto practicable incluso hasta los nueves meses de embarazo-, apoyó el derecho de las mujeres a tomar “una de las decisiones más íntimas de su propia vida”.    

El Dr. Carvalho subraya que “cada niño que aún no ha nacido tiene un derecho inequívoco a una vida humana plena”. El médico se niega  a utilizar el término “feto”, y agrega: “El pequeño niño indefenso y vulnerable era un ser humano al inicio de la vida. La posición de la Iglesia es clara: la vida humana se inicia en el momento de la concepción. Esto significa que el ser humano es tal desde el momento de su concepción, a lo largo de todo el estado embrional y hasta el desarrollo fetal”.

 

El médico explica que un niño por nacer “ya posee el código genético entero del ser humano”, por lo tanto es de hecho “un hombre en su unicidad”.  Él recuerda que en 1987 la Congregación para la doctrina de la fe redactó Donum Vitae, un documento de instrucción referido al “Respeto de la vida humana y la dignidad de la procreación”. El mismo establece: “los cadáveres de embriones o fetos humanos, hayan sido éstos voluntariamente abortados o no, deben ser respetados de la misma manera que los restos de los demás seres humanos”  

Un teólogo moral católico, profesor de Teología moral en un seminario indio, sostiene haber quedado “sin palabras” por el gesto cometido por el padre Pavone. “El mismo va contra todas las posiciones del movimiento pro-vida al cual pertenezco”. En primerísimo lugar, contra “el respeto por la vida, que se extiende al cuerpo de las personas difuntas. No hay justificación para hacer algo irrespetuoso hacia una persona (como la muestra de un feto) a fin de apoyar un mayor respeto en relación a otros (niños no nacidos). El fin nunca justifica los medios”.

El teólogo considera que se debe “tener una ética de la vida que sea coherente” y que “utilizar el miedo y el odio [es] lo último que necesitamos para hacer entender a las personas el valor de la vida. Si queremos que los demás crean en el Evangelio de la vida, debemos mostrar de qué modo tiene valor la vida en Cristo”.

En la cuestión del voto, concluye “lo más importante es el respeto de la conciencia individual. Creo que nadie debe ser constreñido a hacer algo. Y sobre todo, aunque mi candidato no llegara a ser elegido, yo respetaré la decisión de la mayoría. No me interesa quién sea mi presidente o mi primer ministro – Dios sigue siendo siempre Dios”.

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
En Colombo, los obispos se oponen a la legalización del aborto
29/08/2017 15:36
Francisco: No al aborto, jamás es la respuesta
25/05/2019 14:37
Médico católico: Contra la eutanasia. El sentido del sufrimiento y la muerte para la Iglesia
06/10/2016 12:20
Mons. Barwa: La herencia de los mártires de Orissa
29/08/2020 11:22
Dacca, primer periódico católico de asistencia legal accesible online
01/11/2017 09:06