17/08/2020, 16.57
INDIA
Enviar a un amigo

Suor Beena: Mi peregrinación en la plaga del Covid (I)

de Sr. Dr Beena Madhavath, UMI

Sor Beena Madhavath pertenece a la Congregación de las Ursulinas de María Inmaculada. Su hospital en Mumbai fue uno de los primeros en estructurar protocolos y áreas preparadas en modo especial a los pacientes de Covid 19. Una experiencia hecha de alegrías, dolores, miedos, pero también de esperanzas sostenida por la fe.

 

Mumbai (AsiaNews) – Guardia, terapia intensiva, pero también infundir esperanza a quien está enfermo, confortar a quien está postrado por la soledad de la cuarentena. Pero también participar al dolor por los muertos y encontrar los signos de Dios en la oscuridad de esta plaga….Son algunas de las experiencias que Beena, como doctora, cuenta en estas líneas Sor Beena Madhavath pertenece. Es una doctora en obstetricia y ginecología, con especializaciones en Alemania y Australia. En el presente es vice-directora del Holy Family Hospital de Mumbai y secretaria para el sector salud de la arquidiócesis. Quiso compartir con Asianews su “peregrinación” en la experiencia del Covid-19. La religiosa precisa que en su hospital han curado a más de 1.200 enfermos de coronavirus, entre los cuales 10 sacerdotes y 10 religiosas. En India los casos positivos llegaron a 2.647.663; los muertos son 50.921. Presentamos aquí la primera parte.

El inicio del viaje

Mi peregrinación en la pandemia de Covid-19 inició en febrero del 2020, cuando sentí sobre los primeros en India. Al inicio, estaba bloqueada por el miedo y por los temores sabiendo bien que había sucedido en China y en Italia. Y no sabía cómo hubiésemos podido gestionar esta crisis, dado el contexto socioeconómico de India y las frágiles infraestructuras sanitarias.

El comité administrativo de nuestro hospital Holy Family-Mumbai, comprendió que el coronavirus se convertiría en una enorme pandemia y habría afectado en modo severo a nuestra nación, especialmente a Mumbai. Así que iniciamos inmediatamente a planificar y ponernos en acción. Fuimos uno de los primeros hospitales en tomar medidas de control de la infección, comprendido el tratamiento de las fiebres y la formación. Mientras crecían los casos positivos en todo el país, comenzamos a ofrecer test y servicios de referencia; en cambio, muchos hospitales en India fueron a la cuarentena por temor a la pandemia. Hacia la mitad de marzo logramos procurarnos equipos protectores de alta calidad (PPE) para garantizar la mejor protección posible a nuestro personal médico. Para los doctores y los otros empleados desarrollamos diversos cursos intensivos de adiestramiento y de motivación; al mismo tiempo, hemos preparado los diversos protocolos operativos estándar. 

A causa de las exigencias de mayor aislamiento pedidos, fue necesario casi un mes y hacer operativa el ala para los enfermos de Covid-19 y la terapia intensiva. Fuimos uno de los primeros hospitales en colaborar con el gobierno en la batalla contra el Covid-19, firmando un memorándum con las autoridades locales y haciendo partir un centro para la atención del Covid. Hoy a causa del crecimiento vertiginoso del número de los casos en Mumbai, cada día nos ocupamos de 130 enfermos positivos al Covid, con 26 de ellos bajo ventilación.

Experiencias de alegría

Cada uno del personal sanitario que se encuentra en el frente de guerra contra el coronavirus debe afrontar la tarea de ocuparse de los pacientes, pero debe también combatir en el hacer desaparecer las propias preocupaciones y el estrés emocional.

¿Qué mueve a los doctores para continuar trabajando en estas agotadoras condiciones? Ante todo, cuando un paciente se cura y se vuelve negativo al Covid, esto eleva nuestros espíritu y nos motiva a hacer mejor nuestro trabajo y servicio a los pacientes y a la nación. Mi experiencia personal como doctor fue muy comprometida, pero también excitante.

La alegría de salvar una vida: recuerdo con claridad un incidente. En la guardia llegó un hombre de 71 años con fiebre y con dificultades respiratorias. Después de haberlo analizado notamos una amortiguación de los sentidos y una saturación de oxígeno al 58%. Primero, fue estabilizado y luego llevado a terapia intensiva, con ventilador. Cuando se debía ir a su casa, vino a vernos para darnos las gracias con un hilo de voz. Me conmovió por este gesto y conmigo todo el personal médico: realmente un momento gratificante.

La alegría en el aliviar el sufrimiento. Tuve también la posibilidad de asistir al parto de una mujer, positiva al Covid. Era la primera vez que asistía a un parto vistiendo traje, máscara y visera, etc...Después del parto, con las manos juntas y con las lágrimas en los ojos, la mujer me expresó toda su gratitud. Realmente una experiencia de bendición. Estas experiencias dejan una impresión duradera en mi corazón, y permanecerán siempre verdes y frescas. También hay un sentido de cumplimiento de satisfacción en medio de las fatigas y al consumarse qué se prueba en estos tiempos tan dolorosos.

La alegría de compartir las mejores prácticas con los otros. Todas estas experiencias fueron para mí una gran ocasión de aprendizaje. Tuve también la posibilidad de compartir mis conocimientos y algunas prácticas mejores con otros hospitales, a través de dos seminarios web organizados por la Asociación católica india para la salud (Catholic Health Association of India). Yo soy también miembro de la oficina de la arquidiócesis de Mumbai para la gestión de la crisis que tiene encuentros regulares sobre la situación, verificando la respuesta de los católicos a la pandemia. Mientras comparto mi experiencia, yo también soy enriquecida.

La alegría de donar responsabilidad. Otro compromiso de frontera con el Covid-19 partió cuando fui invitada por la Catholic Health Association of India a participar en un proyecto llamado Corona Care Life (Ocuparse de la vida bajo el coronavirus). Es una plataforma web con algunos call center para cualquiera que desee hablar sobre el coronavirus con una llamada telefónica. Este servicio es útil para las personas infectadas que buscan ser confortados y apoyados por personas que viven en el miedo y la sospecha en lo que se refiera a su condición. También lanzamos una plataforma online ofreciendo encuentros de apoyo en diferentes lenguas, trabajando con diversas organizaciones: Chai, Project vision, Billion lives, Sister Doctor’s forum of India, y otras. Yo coordiné las actividades entre las religiosas que son doctoras en medicina. Algunas de ellas han donado tiempo para este voluntariado en modo generoso y llegaron a los pacientes con compasión y gentileza. 

(Fin de la Primera Parte)

 

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Sor Beena: El dolor, los médicos infectados de Covid y el descubrimiento de Dios (II)
18/08/2020 15:42
El suceso de Kerala en la lucha al Covid-19
20/04/2020 16:33
Vasai, Navidad con los nativos de Chotanagpur y las ‘guerreras del Covid’ (Foto – Video)
30/12/2020 13:13
Mumbai, efectos del coronavirus: migrantes tribales sin trabajo arriesgan el hambre
16/04/2020 16:04
Migrantes en Varanasi: de trabajadores jornaleros a mendigos
03/04/2020 18:32