05/06/2020, 16.14
EAU - ASIA
Enviar a un amigo

Sin salario y en riesgo de Covid-19: la situación de los trabajadores migrantes en el Golfo

En un centro de acogida en los suburbios de Abu Dabi, la protestas de la spersonas que no reciben su salario desde el mes de febrero. Los dormitorios se transforman en focos de contagio, por el nuevo coronavirus. El caso del colocó de la construcción Altrad: obras paralizadas, operarios sin paga. Sindicalista en Nepal: las multinacionales se aprovechan de la falta de derechos. 

 

Abu Dabi (AsiaNews) - Jóvenes migrantes se agolpan en un campo de trabajo en los suburbios de Abu Dabi, en los Emiratos Árabes Unidos (EAU). Organizan una manifestación de protesta, por la falta de pago de los salarios. Se trata de un hecho excepcional, cuando no el único, en una realidad como la del Golfo, donde los trabajadores suelen ser explotados en el silencio más absoluto. Este es otro fruto de la pandemia, que ha asestando un golpe durísimo a la economía global, provocando el cierre de actividades, la suspensión de las obras, la pérdida de puestos de trabajo y el derrumbe en los salarios. 

Un fenómeno que afecta por igual a Occidente y a Oriente, pero que en esta parte del planeta tiene consecuencias todavía más dramáticas. Tal como subrayó ayer el vicario de Arabia, Mons. Paul Hinder, aquí los trabajadores migrantes son azotados más duramente. Por un lado, porque no se benefician con subsidios de desocupación; y por otro, porque no logran enviar a sus familias, que han quedado en sus países de origen - en Bangladés, en las Filipinas, en Nepal - el dinero necesario para sobrevivir. Y para peor, terminan hacinados en dormitorios donde no hay distanciamiento ni protección, convirtiéndose en focos de contagio. 

Los migrantes constituyen hasta el 95% de la fuerza laboral en muchas naciones del Golfo, como los Emiratos y Qatar, y la situación, tal como explican los sindicalistas y los mismos trabajadores, se está complicando cada vez más. Un ejemplo de esta crisis es una inmensa compañía constructora francesa, Altrad, como se cuenta en un largo reportaje del diario transalpino Le Monde, que tiene más de 15 mil trabajadores en el Golfo y que está dirigido por el fundador Mohed Altrad, el 31° hombre más rico del país. 

Con el bloqueo de las obras de construcción, de hecho, muchos trabajadores migrantes asiáticos son confinados a centros de recepción o campos, sin recibir ninguna paga. "Han pasado dos meses -dice un emigrante indio en una de las raras ocasiones de protesta, con la cara tapada- que nuestro empleador no nos paga. Aunque recibimos comida", añade, "tenemos muchos problemas [...] y por eso impedimos que las pocas personas que todavía lo hacen, vayan a trabajar". 

Bibek, el nombre es ficticio por seguridad, indio de 23 años, fue contratado en febrero por la AMB-Hertel como montador de estanterías. Pronto la pandemia obligó a la empresa a dejar de trabajar y el joven se encontró sin trabajo ni salario de unos 290 dólares al mes. "Ya lleva dos meses así", dice vía Whatsapp, "y aunque he vuelto al trabajo en los últimos días, tengo el Covid-19. Estoy en una habitación separada, junto con otros positivos. Hay muchas personas contaminadas en el campamento. La gente tiene miedo".

La AMB-Hertel es una filial local en los Emiratos de la Altrad, cuya sede principal está en Montpellier. Entrevistado por Le Monde, quien ha mostrado videos y testimonios recogidos la empresa habla de “voces calumniosas” provenientes de una pequeña minoría de personas que “no revelan la realidad de los hechos”. En realidad hay diferentes fuentes que denuncian la falta de pago de salarios y un número creciente de contagios - muchos asintomáticos - entre los trabajadores. En el último período, dada la continuación de la crisis, también ha habido un aumento exponencial de los despidos.

Andy Hall, activista pro derechos humanos con base en Nepal, subraya que “muchas multinacionales que operan en el Golfo” también la Altrad "se aprovechan de la ausencia total de sindicatos en la región para hacer lo que quieren". En Francia, añadió, "las prácticas de este tipo no están permitidas en absoluto. Pero en el Golfo, con trabajadores menos educados, y entre los más vulnerables del mundo, todo esto estaba permitido”

 

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
En Dubai, la Expo2020. El Emir: Vamos a sorprender al mundo
28/11/2013
En los Emiratos Árabes Unidos una ley contra la discriminación incluyendo la religiosa
22/07/2015
Navidad en Abu Dhabi, dijo "que desborda toda la región: orar por la paz"
23/12/2013
Coronavirus, se expande el contagio en Oriente Medio: primeros casos en Siria y en Gaza
23/03/2020 10:05
Coronavirus, el pedido del patriarca caldeo: ’No salgan, quédense en sus casas’
18/03/2020 10:52