22/10/2020, 12.48
VATICANO-CHINA
Enviar a un amigo

Se renueva por dos años el Acuerdo provisional entre China y la Santa Sede

Tiene “un valor eclesial y pastoral fundamental”. “Es justo reconocer - se lee en un artículo de L’Osservatore Romano - que todavía hay muchas situaciones de gran sufrimiento. La Santa Sede es profundamente consciente de ello, lo tiene en cuenta y no deja de llamar la atención del gobierno chino para fomentar un ejercicio más fructífero de la libertad religiosa”.

Ciudad del Vaticano (AsiaNews) – Se renovó por dos años el Acuerdo provisional entre China y la Santa Sede, “cuyo valor eclesial y pastoral es fundamental”. La noticia se dio a conocer hoy, a través de un comunicado de la Oficina de prensa de la Santa Sede. 

“Al expirar la validez  – se lee en el comunicado - del Acuerdo Provisional entre la Santa Sede y la República Popular China sobre el nombramiento de los obispos, estipulado en Pekín el 22 de septiembre de 2018 y entrado en vigor un mes más tarde, ambas partes han acordado prorrogar la fase de aplicación experimental del Acuerdo Provisional por otros dos años. La Santa Sede, considerando que el comienzo de la aplicación del mencionado Acuerdo - de fundamental valor eclesial y pastoral- ha sido positivo, gracias a la buena comunicación y colaboración entre las Partes en la materia convenida, tiene la intención de proseguir el diálogo abierto y constructivo para favorecer la vida de la Iglesia Católica y el bien del pueblo chino”.

Un artículo de L’Osservatore Romano publicado hoy, informa que, próximos al vencimiento del Acuerdo del 22 de septiembre de 2018, “las dos partes han evaluado varios aspectos de su aplicación, y acordaron, a través del intercambio de Notas Verbales, prolongar la validez por dos años más, hasta el 22 de octubre del 2022”. 

El artículo luego afirma que “el objetivo principal del Acuerdo Provisional sobre el nombramiento de Obispos en China es sostener y promover el anuncio del Evangelio en ese territorio, reconstituyendo la plena y visible unidad de la Iglesia. En efecto, los principales motivos que han guiado a la Santa Sede en este proceso de diálogo con las Autoridades del país, son de naturaleza eclesial y pastoral, fundamentalmente. La cuestión del nombramiento de los obispos reviste vital importancia para la vida de la Iglesia, tanto a nivel local como universal”. 

“Hoy en día, por primera vez después de décadas, todos los obispo de China están en comunión con el Obispo de Roma y gracias a la aplicación del Acuerdo, no habrá más ordenaciones ilegítimas. Sin embargo, hay que destacar que con el Acuerdo no se han afrontado todas las cuestiones pendientes o las situaciones que aún despiertan preocupación en la Iglesia. Este se refiere exclusivamente al tema de los nombramientos episcopales, decisivo e imprescindible para garantizar la vida ordinaria de la Iglesia, tanto en China como en todas partes del mundo”. 

“La estipulación del Acuerdo, por tanto, constituye el punto de llegada de un largo camino emprendido por la Santa Sede y la República Popular China, pero es también y sobre todo el punto de partida de acuerdos más amplios y con mayor visión de futuro”. “El Santo Padre desea y promueve fuertemente esta actitud de diálogo, alimentada por el respeto y la amistad. El Papa Francisco es muy consciente de las heridas causadas en el pasado a la comunión de la Iglesia y, tras años de largas negociaciones, iniciadas y llevadas a cabo por sus predecesores y en una indudable continuidad de pensamiento con ellos, restableció la plena comunión con los obispos chinos ordenados sin mandato pontificio y autorizó la firma del Acuerdo sobre el nombramiento de obispos, cuyo proyecto ya había sido aprobado por el Papa Benedicto XVI”.

“Es justo reconocer - se lee al final del artículo - que todavía hay muchas situaciones de gran sufrimiento. La Santa Sede es profundamente consciente de ello, lo tiene en cuenta y no deja de llamar la atención del gobierno chino para fomentar un ejercicio más fructífero de la libertad religiosa. El camino sigue siendo largo y no está exento de dificultades. La Santa Sede, con plena confianza en el Señor de la historia, que guía indefectiblemente a su Iglesia, y en la maternal intercesión de la Santísima Virgen María, Nuestra Señora de Sheshan, confía este delicado e importante paso al cordial apoyo y, sobre todo, a la oración de todos los católicos, esperando que los contactos y el diálogo con la República Popular China, que han dado un primer fruto con la firma del Acuerdo Provisional sobre el nombramiento de obispos y su prórroga en el día de hoy, contribuyan a la solución de las cuestiones de interés común que siguen abiertas, especialmente en lo que concierne a la vida de las comunidades católicas en China, así como a la promoción de un horizonte internacional de paz, en un momento en que estamos experimentando numerosas tensiones a nivel mundial”. (FP)

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
La renovación del acuerdo sino-vaticano, en medio de temores fundados y débiles esperanzas
27/10/2020 10:52
La renovación del Acuerdo Sino-Vaticano y la unión civil para los homosexuales
26/10/2020 13:24
La renovación del acuerdo sino-vaticano: los pocos frutos de hoy y el futuro
22/10/2020 15:49
Beijing no dice sí, pero probablemente decida renovar el acuerdo sino-vaticano
11/09/2020 14:38
Musulmana, ex radical: Riad y el salafismo (wahabí) un peligro para el islam y para el mundo
17/12/2016 13:14