20/10/2020, 13.17
SIRIA - ESTADOS UNIDOS
Enviar a un amigo

Sacerdote de Damasco: Trump usa a Siria como carta electoral, pero el pueblo está sufriendo

La Casa Blanca envió a un alto funcionario para negociar  con el gobierno sirio la liberación de dos estadounidenses. Es el primer contacto después de años de muro, según algunos. En realidad es la tercera visita y Damasco pone como condición que se retiren las tropas estadounidenses. Para el padre Kassar, el Cardenal Zenari es una de las pocas voces que recuerdan la tragedia de la gente común. Horas en fila para conseguir pan, sin gasoil para el invierno. El Covid-19 es uno de los muchos problemas.

 

Damasco (AsiaNews) - El presidente estadounidense Donald Trump lo ha jugado como una carta "en clave electoral", aunque el gobierno sirio no parece dispuesto a negociar "antes de que el ejército estadounidense se retire de los territorios del este y noreste del país". El padre Amer Kassar, sacerdote de la iglesia de Nuestra Señora de Fátima en Damasco, comenta a AsiaNews la noticia que se ha filtrado en las últimas horas sobre una misión diplomática de un alto funcionario estadounidense a Siria, para negociar la liberación de dos estadounidenses desaparecidos hace tiempo. “Hemos leído varios artículos sobre el tema - sigue diciendo el sacerdote - pero no es la primera misión. Hubo otras en estos años, aunque los medios no dijeron nada al respecto. Trump está buscando votos ”.

Según lo que refirió a la prensa la hija de uno de los dos ciudadanos secuestrados, Kash Patel (número dos de los asistentes del presidente y figura clave en la lucha contra el terrorismo en la Casa Blanca) fue recientemente a Damasco en misión diplomática. Si bien no hubo confirmación, el objetivo era abordar la liberación del psicoterapeuta Majd Kamalmaz, nacido en Virginia, de 62 años, y del periodista independiente Austin Tice, de 39 años. Nada se sabe del primero desde 2017, mientras que del segundo se perdió el rastro en 2014, después de pasar un puesto de control en las afueras de la capital.

Siria y Estados Unidos no mantienen relaciones diplomáticas desde 2012, cuando fue retirado el embajador y el conflicto de la revuelta civil ya se había convertido en una guerra entre potencias regionales e internacionales. El diario oficialista Al-Watan confirmó la visita, que se remonta a agosto y es la tercera en los últimos años. Por una parte, podría hacer que Bashar al-Assad volviera a actuar como interlocutor reconocido a nivel internacional. Pero lo único seguro es la respuesta que dio el gobierno, en el sentido de que, antes de negociar, quiere que Estados Unidos se retire de la región oriental, donde tiene tropas para apoyar a los kurdos.

“Según Damasco - explica el padre Amer Kassar - Estados Unidos promueve una política de ocupación y primero debe irse, de lo contrario no puede haber negociaciones. Sin embargo, la comunidad internacional debe pensar en el pueblo sirio que está sufriendo debido a las sanciones. Estas medidas, teóricamente están dirigidas contra el gobierno, pero en la práctica afectan a la gente pobre, que se ve obligada a hacer cola durante horas para comprar pan. Si el objetivo de las sanciones era poner al pueblo en contra del gobierno, lo que no ha sucedido en 10 años, yo diría que el proyecto ha fracasado y hay que archivarlo. Aquí la gente está muriendo lentamente, es una situación inhumana y los gobiernos europeos y de Estados Unidos deberían actuar en este sentido. Dentro de un mes llegará el invierno y será terrible”.

Hace tiempo que Trump está promoviendo una masiva campaña de presión "política y económica" contra el gobierno sirio, basada en nuevas sanciones. El propósito de Washington, en el contexto de las medidas previstas por la Caesar Act, es aislar al gobierno de Damasco y obligarlo a sentarse a la mesa de los diálogos de paz patrocinados por la ONU en una situación de debilidad. Sin embargo, la nueva serie de medidas punitivas acaba afectando únicamente al pueblo sirio.

Una de las pocas personas que ha dado testimonio de la dramaticidad de la realidad siria, sigue diciendo el sacerdote, es el nuncio apostólico cardenal Mario Zenari, quien "describió detalladamente en el Vaticano, durante su encuentro con diplomáticos, cuán pesada es nuestra cruz". Para el cardenal, Siria ha desaparecido "del radar de los medios" y sus conflictos están cubiertos por un "manto de silencio". El nuncio, dice el P. Kassar, "habló en nombre nuestro a nivel internacional", poniendo de manifiesto lo que desde hace tiempo está ocurriendo en silencio. En las raras ocasiones en que surge el tema de Siria, "hay una tendencia a hablar de Idlib y otras zonas en manos de los rebeldes, pero no de lo que sucede en las regiones bajo el control del gobierno, donde viven 13 millones de personas".

En Damasco, "falta aceite para calefacción, gasolina para automóviles y harina para el pan, con interminables filas para comprarlo". En las tiendas del gobierno el precio se reduce a 50 liras, en otras partes puede llegar hasta las 500 liras. Los pobres están aumentando cada vez más, es una situación difícil con la cual hay que convivir y eso también incluye la pandemia de Covid-19. No podemos darnos el lujo de cerrar - concluye el sacerdote - y si el coronavirus es el principal problema del mundo, aquí sólo es uno de muchos, y sin duda no el más grave. Es un problema más con el cual hay que convivir, porque no podemos encerrarnos en un confinamiento que terminaría siendo más catastrófico que el virus”.

 

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Encuentro Xi-Trump: la promesa de un mayor diálogo y una visita a China
08/04/2017 12:26
Pastor de Alepo: Un cohete golpeó el obispado sirio-católico. Se teme por la tregua
16/09/2016 14:38
Conflicto sirio: se mantiene la frágil tregua. El objetivo es la distribución de ayuda humanitaria
14/09/2016 12:01
Alepo, los rebeldes denuncian el uso de tanques de cloro contra los civiles. Aún no hay confirmaciones
07/09/2016 11:07
Cuestión nuclear y sanciones: continúa la escalada entre EEUU e Irán. Europa intenta una mediación
15/07/2019 14:06