05/04/2016, 15.14
IRAK
Enviar a un amigo

Patriarcado caldeo: Políticos cristianos al gobierno

de Joseph Mahmoud

Es cuanto piden los prelados iraquíes al término del encuentro de hoy en Erbil, “por un Irak plural y pluralista”. El patriarca Sako y los obispos aplauden las recientes victorias militares contra el Estado Islámico, y auspician el regreso de los cristianos a sus tierras. Se requieren medidas urgentes en el campo de la economía y del trabajo para poder derrotar a la pobreza.  Preocupación por la corrupción en el ámbito político, financiero e institucional.

Erbil (AsiaNews) – Orgullo por “las recientes victorias del ejército iraquí, que ha logrado derrotar en reiteradas oportunidades a las milicias del Estado islámico (EI) en el campo de batalla, liberando áreas que desde hace tiempo estaban en manos de los yihadistas". Y a la vez, “apoyo y solidaridad” a los millones de desplazados y migrantes cristianos, que han tenido que abandonar sus tierras, con la esperanza de que “puedan volver a casa y vivir en libertad, dignidad y paz”. Es cuanto afirma el patriarcado caldeo, en un comunicado oficial enviado a AsiaNews, al término del encuentro de los obispos conducido por el presidente Mar Louis Raphael I Sako. Durante la cumbre, llevada a cabo esta mañana en la sede de verano del patriarcado de Ankara, en un barrio cristiano de Erbil en el Kurdistán iraquí, los altos cargos de la Iglesia local han auspiciado también que haya “una presencia de políticos cristianos en la [futura] formación de gobierno”.

El patriarca caldeo y los prelados iraquíes conversaron acerca de la situación en Irak y en la región, prestando particular atención a la realidad de los cristianos, tanto en la patria como en los países limítrofes. Entre los motivos de “creciente preocupación” está el fenómeno de la corrupción en el ámbito político, financiero e institucional, que es causa de un grave “deterioro económico”.

Quienes ocupan altas posiciones en la Iglesia local recuerdan, por otro lado, las precarias condiciones de seguridad del país, que no habrán de mejorar si no se toman medidas urgentes en lo que hace al trabajo, a la ocupación, a los emprendimientos. “Muchas familias –explica la comunicación patriarcal- viven por debajo del umbral de pobreza”. La alarma es confirmada por los datos: según fuentes del Banco Mundial, el 28% de las familias iraquíes vive por debajo del umbral mínimo (de subsistencia) y la tendencia es hacia un empeoramiento, a causa de la violencia y del impasse político-institucional. La incertidumbre alimentaria afecta al 16% de la población, los niños menores a cinco años de edad que están desnutridos alcanzan el 22% del total, el 21% de ellos sufre de retraso en el crecimiento y el 5% de atrofia.

Junto a los líderes religiosos iraquíes, el patriarcado auspicia que sean garantizados los servicios básicos a todos los ciudadanos, así como justicia social, el respeto a los derechos humanos y el fin de las divisiones de índole confesional. En esto, son necesarias “reformas” que deben ir de la mano de un “proceso de reconciliación nacional” emprendido por “una plana de líderes políticos sabia”.

El reciente recambio  en las autoridades de gobierno, prosigue la nota de la Iglesia caldea, podría constituir “el primer paso” en esta dirección, no obstante se necesita previamente de un “cambio radical de los corazones y una liberación del espíritu”. “Simultáneamente –afirma la comunicación- pedimos la presencia de personalidades cristianas en el nuevo gobierno, como fue prometido por el Primer Ministro en el discurso del 31 de marzo de 2016, cuando dijo que involucraría a todas las almas del pueblo iraquí”.

Los prelados caldeos auspician una rápida liberación de Mosul y de la Llanura de Nínive, gracias al sacrificio de las fuerzas armadas iraquíes, de los peshmerga kurdos y de otros grupos paramilitares, que en las últimas semanas han infligido pesadas derrotas a las milicias del EI.  Sólo con “coraje, fuerza y determinación” será posible “superar esta crisis”. Por último, el llamado a la protección de las propiedades cristianas , viviendas y locales comerciales de la capital , que han sido confiscados o dañados por bandas de delincuentes y por grupos extremistas, y la invitación a ser “pacientes, confiados” y a no caer en la trampa de la emigración, ni en la de los traficantes de vidas humanas.

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Musulmana, ex radical: Riad y el salafismo (wahabí) un peligro para el islam y para el mundo
17/12/2016 13:14
Sacerdote iraquí: la ‘derrota militar’ de Isis no cancela la amenaza yihadista
03/11/2017 14:18
Patriarca Sako: La Iglesia iraquí necesita jóvenes, valientes testigos de fe
11/04/2016 13:21
Patriarca de Baghdad: "No palabras sino gestos concretos contra el terrorismo'. En enero otros 1300 muertos
02/02/2015
Mar Sako, tres años como patriarca: unidad y servicio para el futuro de la Iglesia en Irak
30/01/2016 10:58