30/06/2019, 14.00
VATICANO
Enviar a un amigo

Papa: Por su naturaleza, en el mundo, la Iglesia no es sedentaria sino itinerante

En el Ángelus de hoy, Francisco comentó el Evangelio de Lucas: “La decisión de Jesús es radical y total, y los que lo siguen son llamados a confrontarse con ella”. La Iglesia “está abierta a los horizontes más vastos, es enviada - ¡la Iglesia es enviada! - a llevar el Evangelio por las calles y a alcanzar a las periferias humanas y existenciales”. El Papa comentó la visita de Trump a Corea y sus pasos en el Norte: “Que este encuentro sirva para la construcción de la paz”. 

 

Ciudad del Vaticano (AsiaNews) – Por su misma naturaleza, la Iglesia “no es sedentaria, no se queda tranquila en su recinto. Por el contrario, ella se abre a los horizontes más vastos, es enviada -¡la Iglesia es enviada!- a llevar el Evangelio por las calles y a alcanzar las periferias humanas y existenciales”. Es lo que dijo el Papa Francisco durante el habitual Ángelus dominical, en el cual comentó el pasaje evangélico de Lucas: el viaje de Jesús rumbo a Jerusalén. 

Es una “larga marcha, no solo geográfica y espacial, sino también espiritual y teológica, hacia el cumplimiento de la misión del Mesías. La decisión de Jesús es radical y total, y los que lo siguen son llamados a confrontarse con ella. El Evangelista hoy nos presenta tres personajes -tres casos de vocación, podríamos decir- que iluminan lo que se pide a quien quiera seguir a Jesús hasta el fondo, ¡totalmente!”.

El primer personaje, promete: «Te seguiré a donde vayas»: “Pero Jesús responde que el Hijo del Hombre, a diferencia de los zorros que tienen la madriguera, y de los pajarillos que tienen nidos, «no tiene donde recostar su cabeza» (v. 58). Pobreza absoluta. En efecto, Jesús ha dejado la casa paterna y ha renunciado a todas las seguridades para anunciar el Reino de Dios a las ovejas perdidas de su pueblo. De esta manera, ha señalado a sus discípulos que nuestra misión en el mundo no puede ser estática, sino que es itinerante”. 

El segundo personaje que Jesús encuentra en su camino “recibe directamente de Él la llamada, pero le responde: «Señor, permíteme que primero vaya a sepultar a mi padre». Es un pedido legítimo, fundado en el mandamiento de honrar al padre y a la madre. Sin embargo, Jesús responde: «Deja que los muertos entierren a sus muertos». Con estas palabras, deliberadamente provocadoras, Él pretende afirmar el primado del seguimiento y del anuncio del Reino de Dios, incluso sobre las realidades más importantes, como la familia”. 

El tercer personaje “también quiere seguir a Jesús, pero luego de ir a despedirse de los padres, escucha que el Maestro le dice: «El que pone sus manos en el arado y mira hacia atrás, no es digno del Reino de Dios». El seguimiento de Jesús deja afuera los remordimientos y las miradas hacia atrás, pero requiere de la virtud de la decisión”.

El valor de estas condiciones que Jesús plantea -itinerancia, prontitud, decisión- “no está en una serie de “no” dichos a las cosas buenas e importantes de la vida. El acento,más bien, ha de ponerse en en el objetivo principal: ¡volverse discípulo de Cristo! Una decisión libre y consciente, hecha con amor, para corresponder a la gracia inestimable de Dios, ¡y no un modo de promocionarse a sí mismos!”. 

Jesús, dijo Francisco antes del rezo de la oración mariana, “nos quiere apasionados por Él y por el Evangelio. Una pasión del corazón que se traduce en gestos concretos de proximidad, de cercanía a los hermanos más necesitados de acogida y cuidado. Exactamente como Él mismo ha vivido”. 

Inmediatamente después del rezo del Ángelus, el Papa saludó a los peregrinos presentes y felicitó a los líderes de los Estados Unidos, Corea del Norte y Corea del Sur, que hoy se han reunido en la Zona desmilitarizada; “Que este encuentro sirva para la construcción de la paz”. Y concluyó: “En este último día de junio, les deseo a todos los trabajadores que puedan tener un período de descanso durante el verano, y que éste pueda ser beneficioso para ellos y para sus familias. Ruego por cuantos en los últimos días, han padecido en mayor medida las consecuencias del calor: enfermos, ancianos, personas que deben trabajar al aire libre, en las obras… ¡Que nadie sea abandonado o explotado”.

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Papa a las víctimas del terremoto: “Apenas sea posible también yo espero ir a visitarlos”
28/08/2016 13:40
​Obispo de Bangalore: En Navidad compartamos la alegría de Dios con aquellos que nos hacen el mal
23/12/2015
Papa: El hombre nos es dueño del tiempo, que pertenece a Dios
26/11/2013
Papa: el único privilegio a los ojos de Dios es no tener privilegio alguno
31/01/2016 15:29
El Papa sobre Medio Oriente, Irak, Ucrania: "¡Paren, os pido con todo mi corazón! ¡Alto!"
27/07/2014