29/12/2013, 00.00
VATICANO
Enviar a un amigo

Papa: La Sagrada Familia como los refugiados. Oración por el Sínodo

En el Ángelus Papa Francisco compara la huida a Egipto a la "condición dramática de los refugiados" y "exiliados" escondidos, como los ancianos. "Dios es el que los seres humanos sufren". "Permiso, gracias, perdón", las tres palabras claves para construir la paz en la familia. Oración a Jesús, María y José, en preparación para el Consistorio y el Sínodo sobre la familia. La conexión con Nazaret, Loreto y Barcelona.

Ciudad del Vaticano (AsiaNews) - La fiesta de la Sagrada Familia - que se celebra el domingo entre Navidad y Año Nuevo - para el Papa Francisco fue no sólo una oportunidad para recordar las penurias de las familias de refugiados que huyen de las guerras, sino también para hacer hincapié en el valor de la familia como la unión entre un padre y una madre. Junto a los refugiados, en el Ángelus, el Papa recordó el Sínodo en octubre próximo sólo dedicado al tema de la familia, y ha recitado y entregado a todos una oración en preparación para ello.

Siguiendo el ejemplo de el Evangelio de hoy, que narra la huida a Egipto de la Sagrada Familia (Mateo 2,13-15.19-23), Francisco dijo: "José, María y Jesús experimentan la condición dramática de los refugiados, marcada por el miedo, la incertidumbre, malestar (cf. Mateo 2,13-15.19-23). Desgraciadamente, en nuestros días, millones de familias se pueden identificar con esta triste realidad. Casi todos los días la televisión y los periódicos dan noticias de los refugiados que huyen del hambre, la guerra, el otro grave peligro, en busca de seguridad y una vida digna para ellos y sus familias. En tierras lejanas, incluso cuando encuentran trabajo, los refugiados y los inmigrantes no siempre son bienvenidos, ni respetados, ni apreciados los valores que llevan. Sus legítimas expectativas chocan con situaciones complejas y problemas que parecen insuperables a veces. Entonces, al mirar a la Sagrada Familia de Nazaret, cuando se ve obligada a convertirse en refugiado, pensemos en el drama de los inmigrantes y refugiados que son víctimas de rechazo y explotación".

"Pero pensemos - añadió - incluso en los 'desterrados' que pueden existir dentro de las propias familias: los ancianos, por ejemplo, que a veces son tratados como presencia ominosa. Muchas veces pienso que una señal para saber cómo es una familia es ver cómo tratan a los niños y los ancianos".

" Jesús - continuó - que quería pertenecer a una familia ha tenido este tipo de dificultades, para que nadie está excluido de la cercanía amorosa de Dios La huida a Egipto a causa de las amenazas de Herodes nos muestra que Dios está allí donde el hombre está en peligro, donde el hombre sufre, donde escapa, donde experimenta el rechazo y el abandono, pero también es el lugar donde el hombre sueña, espera regresar a su patria en libertad, diseña y decide por la vida y la dignidad él y su familia".

Y antes de empezar la oración mariana, dijo: "Hoy nuestra mirada en la Sagrada Familia deja atraer incluso la simplicidad de la vida que conduce a Nazaret. Es un ejemplo que hace tanto bien para nuestras familias, les ayuda a volver más y más a una comunidad de amor y de la reconciliación, en el que experimentamos la ternura, la ayuda mutua, el perdón mutuo". E improvisando añadió : "Recordamos las tres palabras clave para vivir bien en la familia: Permiso, gracias, lo siento Cuando en una familia no se es intrusivo, se dice permiso Cuando una familia no es egoísta... dice gracias Cuando una familia comete un error, se dice lo siento. Digamos juntos: Permiso, gracias, lo siento". Y la multitud lo ha repetido.

"Quiero también - concluyó - animar a las familias a tomar conciencia de la importancia que tienen en la Iglesia y en la sociedad. El anuncio del Evangelio, de hecho, en primer lugar, pasa a través de las familias, y luego a las diferentes esferas de la vida cotidiana. Invoquemos fervor a la Santísima Virgen María, la Madre de Jesús y Madre nuestra, y de San José, su marido. Preguntarles para iluminar, consolar, guiar a todas las familias del mundo, para que puedan cumplir con dignidad y serenidad la misión que Dios nos ha confiado".

Después de la oración del Ángelus, frente a decenas de miles de fieles reunidos en la Plaza de San Pedro, el Papa Francis dijo que "en el próximo Consistorio y el próximo Sínodo de los Obispos se abordará el tema de la familia, y la fase de preparación ya se ha iniciado desde hace algún tiempo. Es por eso que hoy en día, la fiesta de la Sagrada Familia, deseo confiar a Jesús, María y José, este trabajo sinodal, orar por las familias de todo el mundo".

E invitó a todos a unirse a la oración que él recitó:

Jesús, María y José,

en vosotros contemplamos

el esplendor del verdadero amor, a vosotros, confiados, nos dirigimos.

 

Santa Familia de Nazaret,

haz también de nuestras familias

lugar de comunión y cenáculo de oración, auténticas escuelas del Evangelio y pequeñas Iglesias domésticas.

 

Santa Familia de Nazaret,

que nunca más haya en las familias episodios de violencia, de cerrazón y división; que quien haya sido herido o escandalizado sea pronto consolado y curado.

 

Santa Familia de Nazaret,

que el próximo Sínodo de los Obispos haga tomar conciencia a todos del carácter sagrado e inviolable de la familia, de su belleza en el proyecto de Dios.

 

Jesús, María y José,

escuchad, acoged nuestra súplica. Amén.

 

Y agregó: "Dirijo un saludo especial a los fieles que están relacionados con nosotros desde Nazaret, Basílica de la Anunciación, adonde fue el Secretario General del Sínodo de los Obispos; de Barcelona, ​​la basílica de la Sagrada Familia, adonde fue el presidente del Consejo Pontificio para la Familia; Loreto, Basílica Santuario de la Santa Casa Y lo extiendo a los reunidos en diversas partes del mundo para otras celebraciones donde son los protagonistas principales las familias, como la de Madrid".

Finalmente Francisco ha saludado "a todos los peregrinos aquí presentes, especialmente a las familias".

 

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
​Obispo de Bangalore: En Navidad compartamos la alegría de Dios con aquellos que nos hacen el mal
23/12/2015
Papa: no sólo en Belén con María. Jesús viene cada día en la Iglesia y en nosotros
23/12/2013
Papa: Celebrar la Navidad contemplando a María y a José
22/12/2013
Papa a las víctimas del terremoto: “Apenas sea posible también yo espero ir a visitarlos”
28/08/2016 13:40
Papa: El hombre nos es dueño del tiempo, que pertenece a Dios
26/11/2013