25/12/2014, 00.00
VATICANO
Enviar a un amigo

Papa: La Navidad traiga la esperanza de paz para cuántos sufren en Medio Oriente y en el mundo, especialmente a los niños

En el mensaje "Urbi et Orbi" el pensamiento de Francisco va hacia las víctimas de las guerras en Medio Oriente, en Nigeria, Libia, Sur de Sudán, República Centroafricana y República Democrática del Congo. Y hacia aquellos que sufren por las tensiones en Ucrania. "Jesús salve a los demasiados niños víctimas de violencias, hechos objeto de de comercio y de la trata de personas, u obligados a convertirse en soldados. Conforte a las familias de los niños asesinados en Paquistán la semana pasada. Esté cerca de cuántos sufren por las enfermedades, en particular por las víctimas del Ebola.

Ciudad del Vaticano (AsiaNews)- Jesús "salvación para cada persona y para cada pueblo" mire a cuántos sufren, por las guerras, las persecuciones, la esclavitud, las enfermedades y la pobreza, en particular a los niños. En la solemne bendición "Urbi et Orbi" (a Roma y al mundo) el pensamiento del Papa Francisco fue hacia los demasiados sufrimientos que justamente hoy hieren al mundo, a cuántos son víctimas de los conflictos en Medio Oriente y en África, a los niños asesinados en Paquistán, a las tantas "víctimas de tantos Herodes", a aquellos que son vendidos, a cuántos sufren enfermedades y en particular por el Ebola.

Ayer con una llamada telefónica que hizo ayer pos la tarde al campo de prófugos de Ankawa, en las cercanías de Erbil (Irak), el Papa manifestó su cercanía con ellos. "Ustedes- les dijo- están como Jesús en la noche de su Navidad: para Él no había lugar donde alojarse y los echaron y tuvo que huir a Egipto para salvarse. Ustedes están como Jesús esta noche y yo los bendigo tanto y estoy cerca de ustedes. Piensen que son como Jesús en esta situación y esto me hace rezar más por ustedes".

Y hoy, Francisco desde la logia central de la basílica vaticana, saludó a los más de 100 mil peregrinos que estaban en la plaza de S. Pedro con el anuncio: "Jesús, el Hijo de Dios, el Salvador del mundo, ha nacido para nosotros" "Sí, hermanos, ¡Jesús es la salvación para cada persona y para cada pueblo!".

"A Él, Salvador del  mundo- agregó- pido hoy que mire a nuestros hermanos y hermanas de Irak y Siria que desde hace demasiado tiempo sufren los efectos de los conflictos en curso y junto con los que pertenecen a otros grupos étnicos y religiosos, sufren una brutal persecución. La Navidad les lleve a ellos la esperanza, como también a los numerosísimos evacuados, prófugos y refugiados, niños, adultos y ancianos, de la Región y del mundo entero; cambie la indiferencia en cercanía y el rechazo en acogida, para que cuántos están ahora en la prueba puedan recibir las ayudas humanitarias necesarias para sobrevivir al rígido invierno, que puedan volver a sus países y poder vivir con dignidad. Pueda el Señor abrir a la confianza los corazones y donar su paz a todo el Medio Oriente, empezando por la Tierra Santa, bendecida con su nacimiento, sosteniendo los esfuerzos de aquellos que se comprometen efectivamente en el diálogo entre Israelíes y palestinos".

"Jesús, Salvador del mundo, mire a cuántos sufren en Ucrania y conceda a esa amada tierra el poder superar las tensiones, vencer al odio y a la violencia e iniciando un nuevo camino de fraternidad y reconciliación".

"Cristo Salvador done la paz a Nigeria, donde otra sangre es derramada y demasiadas personas son injustamente secuestradas a sus propios afectos y tenidas como rehenes o masacradas. Invoco la paz también para las otras partes del continente africano. Pienso en particular en Libia, en el Sur de Sudán, en la República Sudafricana y en varias regiones de la república Democrática del Congo; y pido a cuántos tienen responsabilidad políticas que se comprometan a través del diálogo a superar los contrastes y a construir una duradera convivencia fraterna".

"Jesús salve a los muchos niños víctimas de violencias, hechos objeto de mercancía y de trata de personas, o también obligados a convertirse en soldados. Niños, tantos niños abusados, Dé confortación a las familias de los niños asesinados en Paquistán la semana pasada. Esté cerca de cuántos están enfermos, en particular a los que sufren el Ebola, sobre todo en Liberia, en Sierra Leona y en Guinea. Mientras que de corazón agradezco a cuántos se ocupan con tanto coraje para asistir a los enfermos y a sus familiares, renuevo una urgente invitación para que se les asegure la asiatencia y las terapias necesarias".

"Niño Jesús, mi pensamiento va a todos los niños hoy asesinados y maltratados, ya sean aquellos que asesinan antes de ver la luz, privados del amor generoso de sus padres y sepultados en el egoísmo de una cultura que no ama la vida; también a aquellos niños evacuados por las guerras y de las persecuciones, abusados y explotados bajo nuestros ojos y nuestro silencio cómplice; y a los niños masacrados bajo los bombardeos, también allí donde el Hijo de Dios nació. Todavía hoy el silencio impotente grita bajo la espada de tantos Herodes. Sobre la sangre de ellos hoy triumfa la sombra de los actuales Herodes".

"El poder de Cristo, que da liberación y servicio, se haga sentir en tantos corazones que sufren guerras, persecuciones, esclavitud. Que con su mansedumbre este poder divino quite la dureza de los corazones de tantos hombres y mujeres sumergidos en la mundanidad y en la indiferencia. Que su fuerza redentoraransforme las armas en arados, la destrucción en creatividad, el odio en amor y ternura".

"Realmente tantas lágrimas hay en esta Navidad junto a las lágrimas del Niño Jesús. Queridos hermanos y hermanas, que el Espíritu Santo ilumine hoy vuestros corazones, para que podamos reconocer en el Niño Jesús, nacido en Belén de la Virgen María, la salvación donada por Dios a cada uno de nosotros, a cada hombre y a todos los pueblos de la tierra. El poder de Cristo, que es liberación y servicio, se haga sentir en tantos corazones que sufren guerras, persecuciones, esclavitud. Que con su mansedumbre este poder divino quite la dureza de los corazones de tantos hombres y mujeres sumergidos en la mundanidad y en la indiferencia. Que su fuerza redentora transforme las armas en arados, la destrucción en creatividad, el odio en amor y ternura. Así podremos decir con alegría: Nuestros ojos han visto tu salvación. ¡Feliz navidad para todos!".

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Papa: Coronavirus, 'Señor, no nos dejes a merced de la tormenta'
27/03/2020 19:37
Papa: Pascua, no es el tiempo para la indiferencia, egoísmo, división, olvido
12/04/2020 16:46
Papa: la Navidad nos haga redescubrirnos hermanos de quienes viven conflictos y violencia
25/12/2018 13:28
Papa: La resurrección de Cristo es la verdadera esperanza del mundo, la esperanza que no defrauda
01/04/2018 12:54
Papa: Jesús victorioso alivia el sufrimiento de los hermanos perseguidos a causa de Su nombre y de todos los que sufren injustamente
05/04/2015