24/03/2020, 12.51
VATICANO
Enviar a un amigo

Papa: roguemos por los médicos, enfermeros y sacerdotes muertos por la epidemia

Ya suman 24 los médicos muertos en Italia mientras desempeñaban su actividad, y cerca de 50, los sacerdotes. Casi cinco mil trabajadores de la salud contagiados. En la homilía, Francisco habla de la acedia, “el pecado de lo neutral, ni blanco ni negro”. “El pecado de la tristeza, que es la semilla del diablo, esa incapacidad de tomar una decisión sobre la vida de uno, pero que hace mirar la vida de los demás para lamentarse”.

Ciudad del Vaticano (AsiaNews) – Médicos, enfermeros y sacerdotes muertos por la epidemia de coronavirus. Por ellos, Papa Francisco invitó a rezar en la misa celebrada esta mañana en la Casa Santa Marta. “Se contagiaron de la enfermedad  – dijo Francisco - porque estaban al servicio de los enfermos. Roguemos por ellos, por sus familias, y agradezco a Dios el ejemplo de heroísmo que nos han dado al atender a los enfermos”. Son 24 los médicos muertos en actividad en Italia, y 50, los sacerdotes. Además, hay casi cinco mil trabajadores de la salud contagiados. 

En la homilía, Francisco habló de la acedia, la pereza, “el pecado de lo neutral, ni blanco ni negro”. Al comentar el pasaje del Evangelio (Juan 5,1-16) donde se narra que los enfermos acudían a una piscina “para curarse. Porque se decía que cada tanto, se movían las aguas, como si fuese un río, porque un ángel bajaba del cielo para moverlas, y que el primero, o los primeros, que se arrojaban al agua, quedaban curados”. 

“Y allí se encontraba un hombre de 38 años, que estaba enfermo”. “Jesús, al ver que yacía allí, y sabiendo que estaba allí desde hacía mucho tiempo, le dijo: ‘¿Quieres curarte?’. Y la respuesta es interesante: no dice que sí; se lamenta. ¿De la enfermedad? No. El enfermo le responde: ‘Señor, no tengo a nadie que me sumerja en el agua, cuando ésta se agita. Cuando estoy por hacerlo – cuando estoy por tomar la decisión de ir – otro baja antes que yo’. Un hombre que siempre llega tarde. Jesús le dice; ‘Levántate, toma tu camilla y camina’. Y al instante, el hombre quedó curado’.

“Y esto nos lleva a pensar sobre la actitud de este hombre. ¿Esta enfermo? Sí, quizás tenía alguna parálisis, pero parece ser que podía caminar un poco. Pero estaba enfermo en su corazón, en el alma, estaba enfermo de pesimismo, de tristeza, de pereza. Esta es la enfermedad de este hombre: ‘Sí, quiero vivir, pero....’, y se quedaba allí. Sin embargo, ¿acaso la respuesta es: ‘Sí, ¡quiero ser curado!?” No, lo que hace es lamentarse: ‘Son los demás, que llegan antes, siempre los demás’. La respuesta al ofrecimiento de Jesús para sanarse es una  queja contra los demás. Y así, 38 años lamentándose de los demás. Y no haciendo nada para curarse”.

“Ese hombre estaba en pecado, pero no estaba ahí por haber cometido uno grande, no. El pecado de sobrevivir y lamentarse de la vida de los demás: el pecado de la tristeza que es la semilla del diablo, de esa incapacidad de tomar una decisión sobre la vida de uno, pero que sí lleva a mirar la vida de los demás para lamentarse, quejarse.  ‘Ellos van primero, yo soy la víctima de esta vida; las quejas, estas personas respiran quejas”. “Si hacemos una comparación con el ciego de nacimiento, a quien escuchamos el domingo pasado, el otro domingo: ¡con cuánta alegría, con cuánta decisión había tomado la curación!, y también, ¡con cuánta decisión fue a discutir con los doctores de la Ley!”.  

“Esto me hace pensar en muchos de nosotros, en tantos cristianos que viven en este estado de acedia, de pereza, incapaces de hacer algo, pero lamentándose de todo. Y la pereza es un veneno, es una niebla que rodea el alma y no la deja vivir, Y también es una droga, porque si la tomas a menudo, te agrada. Y tú terminas ‘triste-dependiente’, un ‘flojera-dependiente’... Es como el aire. Y este es un pecado bastante habitual entre nosotros: la tristeza, la pereza, la acedia, no digo la melancolía, pero está cerca”. 

“Nos hará mucho bien releer este capítulo 5 de Juan, para ver cómo es esta enfermedad, en la que podemos caer. El agua es para salvarnos. ‘Pero yo no puedo salvarme’ – ‘¿Por qué?’ – ‘Porque la culpa es de los demás’. Y permanezco 38 años ahí… Jesús me cura; pero, ¿acaso se ve la reacción de los demás que se curaron, y están allí, con la camilla en mano, y bailan, cantan, dan gracias, lo dicen a los cuatro vientos? No: el continúa igual” “Una vida gris, pero gris por este espíritu malo que es la acedia, la flojera, la tristeza, la melancolía”. 

“Pensemos en el agua, en ese agua que es símbolo de nuestra fuerza, de nuestra vida, el agua que Jesús usó para regenerarnos, el bautismo. Y pensemos, también, en nosotros,  si alguno de nosotros se ve en peligro de caer en este acedia, en este pecado neutral: el pecado de lo neutral es esto, ni blanco ni negro, no se sabe muy bien qué es. Y este es un pecado que el diablo puede usar para aniquilar nuestra vida espiritual y también nuestra vida como personas. Que el Señor nos ayude a entender cuán horrible y maligno es este pecado”, concluyó Francisco. 

El Papa también terminó la celebración de hoy con la adoración y la bendición eucarística, invitando a realizar la Comunión espiritual. “A tus pies, oh Jesús mío, me postro y te ofrezco el arrepentimiento de mi corazón contrito que se abandona en su nada y en Tu santa presencia. Te adoro en el sacramento de tu amor, deseo recibirte en la pobre morada que mi corazón te ofrece. En espera de la felicidad de la comunión sacramental, quiero tenerte en espíritu. Ven a mí, oh Jesús mío, que yo vaya hacia Tí. Que tu amor pueda inflamar todo mi ser, para la vida y para la muerte. Creo en Ti, espero en Ti, Te amo. Que así sea”.

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Papa: que nadie se aproveche de la epidemia para su beneficio
04/04/2020 13:40
Cuarentena obligatoria para cualquier persona proveniente de China. Los católicos van a misa, pero con precauciones
06/02/2020 11:53
‘Adopta un barrio pobre’ para lograr que madres e hijos sobrevivan: el proyecto de una ONG de Varanasi
03/07/2019 14:59
Papa: No a los cristianos "estacionados". El valor de la esperanza
17/01/2017 13:38
Papa a las víctimas del terremoto: “Apenas sea posible también yo espero ir a visitarlos”
28/08/2016 13:40