04/04/2019, 16.04
RUSIA-KAZAJISTÁN
Enviar a un amigo

Moscú y Nur-Sultan, el sueño de la Gran Eurasia

de Vladimir Rozanskij

En su primer viaje oficial al exterior, el flamante presidente kazajo, Kasym-Zhomart Tokaev, se reunió con Putin. Se está preparando la quinta edición de la Unión Económica Euroasiática, a celebrarse el próximo 29 de mayo. Se pretende abrir la asociación a los países europeos ex soviéticos y a China y Mongolia. En tanto, Kazajistán pasará del cirílico al alfabeto latino.

Moscú (AsiaNews) - Rusia y Kazajistán, Moscú y Nursultán –como ha pasado a denominarse la antigua capital Astaná, en honor de Nazarbaev – han decidido fortalecer su colaboración estratégica en vista de la próxima cumbre jubilar de la Unión Económica Euroasiática (UEE): es lo que se decidió en la visita a Moscú del nuevo presidente kazajo, Kasym-Zhomart Tokaev, arribado ayer a esta ciudad.

Para el delfín de Nazarbaev, encaramado él mismo como su sucesor el 20 de marzo pasado, se trata del primer viaje al exterior en calidad de nuevo jefe de Estado centroasiático. Según el comunicado difundido por la Oficina de Prensa del Kremlin, los coloquios con Putin y la dirigencia rusa abordarán las relaciones bilaterales y “las perspectivas de desarrollo de procesos de integración en el espacio euroasiático”.

La próxima reunión de la UEE está prevista para el 29 de mayo, justamente en Nur-Sultán, “encrucijada del Asia”, y será el quinto encuentro de la fundación surgida el 29 de mayo de 2014. La idea de la UEE, una “respuesta asiática” a la Unión Europea, fue lanzada por el presidente kazajo Nazarbaev allá por el año 1994, un año después de que entraran en vigor los acuerdos europeos de Maastricht. Los países adherentes son Rusia, Kazajistán, Bielorrusia, Armenia y Kirguistán, con un Tayikistán aguardando su entrada y la hipótesis de ampliar la Unión hacia el este y el oeste, con países europeos ex-soviéticos, extendiéndola hasta Mongolia y China. Se apunta a formar “la Gran Eurasia, piedra angular del mundo multipolar”, ateniéndose a la expresión usada por Nazarbaev.

La visita de Tokaev a Moscú fue acordada el mismo día de su investidura, en un coloquio telefónico tripartito con Putin y Nazarbaev, tal como relató el mismísimo Tokaev frente a los periodistas. Nazarbaev “bendijo” el viaje de su delfín: se reunió con él el pasado 2 de abril, junto a los conciudadanos de su pueblo natal, Shamalgan (Almaty). "Estoy convencido –dijo- de que al tomar mi lugar el nuevo presidente Tokaev, insigne ciudadano de Kazajistán, se cumplirán todas mis expectativas”. Por su parte, Tokaev concedió una entrevista a los periódicos locales Eremen Eremen Kazakhstan y Aikyn, declarando que la prioridad de su política exterior será establecer “una estrategia multi-vectorial, en colaboración con Rusia, China, Europa, Estados Unidos, Asia central y el mundo islámico”.  Con la salvedad de África y a América del Sur, el presidente trata de asegurarse la continuidad “ecuménica” de su mentor.

Por otro lado, para el Kremlin él no es un rostro desconocido del cual esperarse sorpresas, puesto que se desempeñó anteriormente como ministro de Relaciones Exteriores de Kazajistán. En verdad, para Putin, Nazarbaev constituía un “par”, cuando no un hermano mayor, teniendo en cuenta la edad y la notoriedad que llegó a tener en la nomenclatura soviética. Tokaev, en cambio, parece más bien un colaborador de segunda línea. Será importante llegar a entender si estos mecanismos “de corte” continuarán funcionando con el recambio generacional; la relación entre Putin y Tokaev será uno de los indicadores más significativos en la visión a futuro del “fin de la era post-soviética”.

Más allá de las distintas tratativas en materia económica o militar, o de las grandes infraestructuras de transporte (la llamada “Vía Luminosa”), una medida simbólica anunciada por Tokaev durante su visita será el cambio del alfabeto de la lengua oficial (el kazajo), que en lugar del cirílico pasará a utilizar el alfabeto latino, “en el camino de modernización espiritual”. Según el presidente, “la elección del alfabeto no es una cuestión meramente técnica y lingüística; los países vecinos han optado por la grafía latina, y el 90% de las informaciones del mundo se difunde empleando el alfabeto latino”.

La cuestión, si bien fue discutida largamente en Kazajistán, adquiere la apariencia de una toma de distancia del “mundo ruso”. Un antecedente de ello se dio el año pasado, cuando el antiguo presidente, que usa exclusivamente el ruso cirílico, aprobó la variante latina del alfabeto kazajo, una lengua turca que ya habla la mayor parte de la población. La introducción del nuevo alfabeto habrá de completarse para el 2025. 

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
La ex OTAN soviética, sin Secretario
12/11/2018 09:43
Sacerdote iraquí: la ‘derrota militar’ de Isis no cancela la amenaza yihadista
03/11/2017 14:18
Kazajistán abandona el alfabeto cirílico para adoptar el latino
28/10/2017 12:00
Musulmana, ex radical: Riad y el salafismo (wahabí) un peligro para el islam y para el mundo
17/12/2016 13:14
Chaplin: Francisco y Kirill se reunirán en Kazajistán en el 2021
26/09/2019 10:29