29/10/2020, 13.37
RUSIA-CHINA
Enviar a un amigo

Moscú quiere la ayuda de Beijing para reducir la dependencia del dólar

La propuesta es parte del plan ruso de integrar la Unión Económica Euroasiática con la  Belt and Road de China para crear un gran bloque geopolítico alternativo al que lidera Estados Unidos. La "desdolarización" para combatir las sanciones de Washington. La competencia entre chinos y rusos dificulta los esfuerzos de integración. Descontento con la presencia de Beijing en Asia Central.

 

Moscú (AsiaNews) - Rusia pidió a sus socios de la Unión Económica Euroasiática (UE) y a China que limiten el uso del dólar (y del euro) en sus intercambios comerciales. El objetivo es reducir la dependencia del sistema monetario y financiero controlado por las potencias occidentales. La propuesta fue formulada hace pocos días, durante un foro en línea, por Sergei Glazyev, Ministro de Integración y Asuntos Macroeconómicos de la Unión y ex asesor del presidente ruso Vladimir Putin.

Desde que se creó en 2014, la UEE, que incluye Kazajstán, Bielorrusia, Armenia y Kirguistán además de Rusia, ha fortalecido progresivamente sus vínculos con Beijing. El Kremlin nunca ocultó su deseo de conectar el área de libre comercio con la Belt and Road Initiative, el plan del presidente chino Xi Jinping para aumentar la centralidad de China en el comercio mundial. Varios observadores consideran que la unión de las dos iniciativas podría dar lugar a un gran bloque euroasiático, alternativo al occidental liderado por Washington.

La UEE no tiene una moneda única como la Unión Europea. Para remediar esta carencia, Glazyev sostiene que debe tener su propio mecanismo de pagos internacionales, independiente del dólar que controla Estados Unidos y  basado en las monedas nacionales de los países miembros y el yuan.

Hasta el momento, solo la mitad de los pagos dentro de la UEE se realizan en monedas nacionales; los del comercio con China son incluso menos (15%). Para "desdolarizar" el espacio euroasiático, Moscú busca una contraparte en Beijing: ambos se encuentran penalizados por una serie de sanciones estadounidenses que también afectan el acceso al sistema financiero global. Según datos de las autoridades rusas, en el primer trimestre del año el 46% del comercio entre el gigante asiático y Rusia se realizó en dólares (por primera vez por debajo del 50%), el 30% en euros, 17% en yuanes y 7% en rublos.

Los proyectos de integración entre la UE y China, sin embargo, chocan con problemas geopolíticos. Hasta ahora en Asia Central, Moscú y Beijing se han dividido las tareas, ejerciendo el primero el liderazgo en el ámbito de la seguridad y el segundo en el económico. Ahora el compromiso estratégico de China en la región es cada vez más fuerte, como lo demuestra la presencia de personal militar chino en Tayikistán.

Por otra parte, el peso de la Belt and Road en la región ha disminuido en los últimos tiempos, reduciéndose casi a cero, por efecto de la pandemia de Covid-19. Sin olvidar el creciente descontento de la población de las ex repúblicas soviéticas de Asia Central con las empresas chinas. El último caso se produjo en Kirguistán a principios de este mes, coincidiendo con las protestas por el resultado de las elecciones parlamentarias, cuando algunas minas gestionadas por empresas chinas fueron atacadas y ocupadas por cientos de personas.

 

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Enfrentamientos entre Tayikistán y Kirguistán: una víctima y varios heridos
24/07/2019 14:01
Moscú y Nur-Sultan, el sueño de la Gran Eurasia
04/04/2019 16:04
Bishkek interrumpe el acuerdo de asistencia con los EE.UU.. Pekín y Moscú en vista
22/07/2015
Corte suprema de Moscú: Los Testigos de Jehová están fuera de la ley
21/04/2017 12:09
Devaluación y recesión: los rusos se preparan al año nuevo
29/12/2014