11/03/2015, 00.00
MONGOLIA
Enviar a un amigo

Mongolia: las "24 horas por el Señor" rezando por la misión, unidos al Papa

También en las estepas de Arvaikheer, a 400 km de UlaanBaatar, la pequeña comunidad católica local se unirá a la Jornada de oración mundial proclamada por al Papa Francisco. El p. Giorgio marengo, misionero de la Consolata, dice a AsiaNews: "Pidamos al Señor que abra los corazones de todos, comenzando por los nuestros y nos convierta a Él".

Arvaikheer (AsiaNews)- La misión "necesita mucho de la oración, porque en la oración descubrimos la dimensión de la súplica y de la intercesión. Pidamos al Señor que abar el corazón de todos, comenzando por los nuestros, y nos convierta a Él". Lo dice a AsiaNews el p. Giorgio Marengo, misionero de la Consolata que desde 2003 vive en Mongolia y del 2006 en Arvaikheer: la zona está a 400 km de la capital UlaanBaatar, de hecho representa una vanguardia de la misión católica en Mongolia.

Nacida poco más de hace 20 años, también la pequeña comunidad católica de Mongolia-son apenas mil fieles- se unirá por lo tanto a las "24 horas por el Señor" proclamadas por el Papa Francisco en el Mensaje de Cuaresma 2015. Se trata de una iniciativa confiada al Pontificio Concejo para la nueva evangelización, que trata de unir a todas las diócesis del mundo en una jornada de adoración eucarística y de penitencia a través del sacramento de la reconciliación. El tema de este año es: "Dios rico de misericordia".

En el respeto de una misión difícil de tantos puntos de vista, pero por otro lado estimulante, la iglesia del p. Giogio es una "ger", una tienda de la tradición nómade de Mongolia. Aquí su "pequeña grey" se reunirá, en comunión con la Iglesia universal, para responder al pedido del Papa y demostrar que la oración es "el arma de los cristianos contra los males del mundo".

En Mongolia, continúa el p. Giorgio, "la oración es fundamental". "En nuestro caso rezaremos en particular por la misión, dado que todavía no existe la posibilidad de tener una Iglesia local (el primer diácono mongol, Enkh-Baatar, fue ordenado en Corea del Sur el pasado 10 de diciembre de 2014). Pero tenemos confianza, porque la misión es de Dios: es Él quien toca a los corazones y por lo tanto tenemos una extrema necesidad de permanecer unidos al Señor, de adorarlo y suplicarlo".

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Enkh-Baatar “será un puente entre la Iglesia y el pueblo mongol”
25/08/2016 10:36
El primer sacerdote mongol “ayudará a los fieles a reforzarse en la fe”
02/06/2016 12:08
“Susurrar el Evangelio al corazón de Asia”: un modelo de misión para Mongolia (Fotos)
01/12/2016 15:16
Mongolia, aislada por el coronavirus. ‘Cuaresma en cuarentena, con el don de la misión’
17/03/2020 16:37
Las Pías Discípulas del Divino Maestro de Bandra lanzan un "48 horas" de adoración eucarística
19/02/2016 14:30