16/09/2019, 13.55
PAPÚA NUEVA GUINEA-VIETNAM
Enviar a un amigo

Migrantes, refugiados y detenidos vietnamitas regresan a casa gracias a una religiosa

de Ambrose Pereira*

Teresa Vu Phuong Thuy Trinh es una hermana de las Hijas de María Auxiliadora (FMA). Destinada en Sidea desde fines del 2018, se ofreció para servir de intérprete y mediadora. Gracias a su ayuda, en junio del año pasado 105 pescadores fueron repatriados. Si bien se encuentra en Italia por motivos de estudio, sor Teresa continúa asistiendo a sus conciudadanos

Port Moresby (AsiaNews) – A los jóvenes migrantes, refugiados y demás personas detenidas en Papúa Nueva Guinea les cuesta enormemente sortear las barreras lingüísticas y culturales, para poder regresar a su patria o dirigirse a un tercer país. “Tienen que separarse de su propio contexto de origen y con frecuencia viven un desarraigo cultural y religioso”. Sus historias van más allá de las necesidades insuperables y pueden conmover el corazón de muchos, que dan un paso adelante, procurando asistirlos y ayudarles. La Iglesia puede ser un punto de referencia para estas personas. “Las iniciativas de acogida que hacen referencia a la Iglesia tienen un rol importante desde este punto de vista, y pueden revitalizar a las comunidades capaces de realizarlas” (Christus vivit cap. 3, parte 93).

Sor Teresa Vu Phuong Thuy Trinh (foto 1), religiosa de la Hijas de María Auxiliadora (FMA) fue asignada a Sidea (cerca de Alotau, en el sudeste del país) a fines del 2018. Desde entonces, se ha ocupado de atender las necesidades de los detenidos vietnamitas y durante las audiencias, ha prestado servicios como intérprete y mediadora. En el mes de junio de 2018, 105 pescadores vietnamitas fueron repatriados gracias a la ayuda de la religiosa. Ellos pudieron regresar a casa y reunirse con sus familias, gracias a la valentía de esta pequeña hermana y al apoyo brindado por su comunidad, salesiana.  

Recientemente, cinco detenidos regresaron a Vietnam tras permanecer recluidos en el Instituto Correccional de Bomana, en Boroko (Port Moresby). Sor Teresa, con la invalorable ayuda de su comunidad religiosa, realizó tratativas con la embajada vietnamita en Indonesia para obtener pasaportes, tickets aéreos y alojamiento en Manila (Filipinas), antes de que el grupo pudiera regresara a casa. 

El subjefe y oficial en jefe del Instituto Correccional de Bomana, Yelly Oiufa (foto 2), agradece a Sor Yvonne Reungoat, la superiora general de las FMA, y a la comunidad de religiosas salesianas. “Estoy en gran deuda con las Hijas de María Auxiliadora por su gesto de caridad de ayudar a los necesitados”, escribe el oficial en jefe, feliz de trabajar junto a las religiosas. Oiufa cuenta que Sor Teresa ha ayudado en el pasado, y que aún continúa haciéndolo, pese a que actualmente se encuentra estudiando en Italia. 

Los cinco detenidos pasaron tres años en prisión, y ahora están felices de poder regresar con sus familias tras haber sido expulsados de Papúa Nueva Guinea el 3 de septiembre de 2019. 

 

* Sacerdote de los Salesianos de Don Bosco (Sdb), el Pbro. Ambrose Pereira es secretario de la Comisión de Comunicaciones y Jóvenes de la Conferencia Episcopal de Papúa Nueva Guinea e Islas Salomón.

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Isla de Manus: proceso por asesinato en el centro de detención de los prófugos rechazados
21/09/2015
​Isla de Manus, comienza el traslado de los migrantes a Papúa Nueva Guinea
23/10/2015
La isla de Manus, respuesta equivocada (y errónea ) al problema de los migrantes
28/02/2014
Los refugiados en la isla de Manus, tortura mental y humillación "más allá de todo límite"
03/04/2014
Obispo de Alotau: nuevas indagatorias sobre el accionar de la policía
13/09/2019 15:04