09/06/2016, 15.20
VATICANO
Enviar a un amigo

Lenguaje de señas y Braille para el Jubileo de los enfermos y discapacitados

Por primera vez, durante la misa en la Plaza San Pedro, el Evangelio será “dramatizado por un grupo de personas discapacitadas”. “Al día de hoy, el número de peregrinos llegados a Roma por las diferentes ocasiones jubilares, y con la visita a las 4 basílicas –además de la Puerta del Santuario del Divino Amor- es de 9.100.935”.

Ciudad del Vaticano (AsiaNews) – El pasaje del Evangelio “dramatizado por un grupo de personas discapacitadas”, “lecturas y catequesis traducidas al lenguaje de señas, niños Down y con discapacidad intelectual entre los monaguillos, cuatro “Puntos de Salud”  (Health Points) que brindarán asistencia médica especializada, y también una fiesta de bienvenida en los jardines del Castel Sant’Angelo para los enfermos y las personas discapacitadas. Son algunos de los momentos que caracterizarán el Jubileo de los enfermos y de las personas discapacitadas, que se desarrollará desde el viernes 10 al domingo 12, descripto hoy por Mons. Rino Fisichella, presidente del Pontificio Consejo para la promoción de la Nueva Evangelización.

Viernes 10 de junio, a las 17.00 horas, en la iglesia de Santa María en Vallicella, tendrá lugar un momento de catequesis dirigido a todos, en particular a las personas sordas o no videntes, que será llevado a cabo por un sacerdote que es conocido en todo el mundo, sobre todo en China, el Reino Unido y Sudáfrica, por su total compromiso para con la discapacidad.  Se trata del Padre  Ciryl Axelrod (en la foto), redentorista, sordo-ciego, cuya catequesis será accesible en International Sign Linguage (I.S.L.), así como en Lenguaje de señas italiano (L.I.S.) y en el Lenguaje de signos táctiles.

La jornada del sábado 11 de junio estará caracterizada por dos momentos particulares. El primero, de trasfondo religioso, será una cita de los peregrinos enfermos y de las personas discapacitadas a las 10.00  y a las 11.00 horas, en algunas iglesias del centro histórico, para una catequesis, que será brindada en diversas lenguas y según modalidades diferentes, bajo el título “La misericordia, fuente de alegría”.

El segundo momento será mayormente de entretenimiento, y se llevará a cabo en los jardines de Castel Sant’Angelo, desde las 18.00 hasta las 20.00; la fiesta de bienvenida tendrá por título “Más allá del límite”. La conducción del evento estará a cargo de caras bien conocidas por el público, como  Rudy Zerbi y Annalisa Minetti. Las personas enfermas y las personas con discapacidad se mostrarán junto a cantantes y bailarines profesionales. Ha de ser señalada la participación de los niños del  “Coro Amoris Laetitia”, “Coro Manos Blancas” (jóvenes con discapacidad intelectual provenientes de los vecindarios de Testaccio y de Terra dei Fuochi), “Coro Manos Coloreadas”, “Coro Nos has dado un Signo” (compuesto por adultos sordos y videntes de Pescara), y, por último, la “Chicco Sband” (de la comunidad El Arca, que fue visitada por el Papa Francisco el 13 de mayo pasado, durante un “Viernes de la Misericordia”) y la realización de dos canciones del musical “Notre Dame de Paris” en L.I.S.

También en los Jardines, se alistarán para salir, a partir de las 14.00, siete “Tiendas de la Misericordia”, donde algunas realidades pastorales y asociaciones de voluntariado pondrán a disposición y compartirán su experiencia de evangelización para y con el mundo de la enfermedad y de las personas con discapacidad.

El Domingo 12 de junio, a las 10.30 horas, el Papa Francisco presidirá la concelebración eucarística, que podrá ser seguida en directo a nivel mundial, tanto por streaming como por lenguaje de señas. Durante la celebración, habrá algunos detalles ingeniosos que merecen ser mencionados. Ante todo, el servicio litúrgico y las lecturas tendrán como protagonistas a las personas con discapacidad, y estarán particularmente presentes, entre los monaguillos, alguos niños con síndrome de Down y con discapacidad intelectual, habrá un diácono alemán sordo, la primera lectura será proclamada por una persona discapacitada de nacionalidad española, la segunda, en inglés, será leída en Braille por una niña ciega. Todas las lecturas serán traducidas por personas sordas, de diversas naciones, al Lenguaje de señas internacional, en tanto la oración de los fieles, en varias lenguas, será llevada a cabo por personas enfermas y discapacitadas de diferentes nacionalidades. Además, por primera vez en la Plaza San Pedro, la lectura del Evangelio será también dramatizada por un grupo de personas con discapacidad intelectual, para permitir que el texto sea comprendido, sobre todo por peregrinos con discapacidad mental/intelectual. El Coro de la Capilla Sixtina, en el momento de la comunión, será suplantado por el Coro “Amoris Laetitia” el cual, junto a otros coros que se comunican por lenguaje de señas y están formados por personas discapacitadas, animará el canto Pan del cielo.

Antes de la celebración, a las 9.00 horas, los peregrinos presentes en Plaza San Pedro tendrán la oportunidad de presenciar la animación de la espera antes del encuentro con el Papa Francisco, a través de un momento que lleva por título “Cuando soy débil, soy fuerte”, guiado por Rosario Carello. Estará caracterizado por testimonios de Enrico Petrillo, marido de Chiara Corbella, fallecida con tan sólo 28 años debido a un tumor descubierto durante el embarazo, de Maria Grazia Fiore y de su familia, con dos niños discapacitados, y del Padre Cyril Axelrod, quien ya es protagonista de la catequesis del día viernes. También estarán los testimonios de una pareja afectada por una enfermedad neurológica degenerativa, y un saludo de Jean Vanier, fundador de la comunidad El Arca, además de Fe y Luz, que ha enviado un video como contribución. Los testimonios serán alternados con algunos cantos y lecturas, que serán llevados a cabo por personas enfermas y con discapacidad.

En el trascurso de la Misa, será expuesto el cuadro de la Virgen Salus infirmorum, custodiado en la iglesia de Santa María Magdalena en Campo Marzio, en Roma. Esta preciosa pintura del Cinquecento, de autor desconocido, fue donada a la iglesia de la Magdalena por una noble romana en 1619, luego de que sus oraciones pidiendo la curación de su enfermedad frente a la pintura fueran milagrosamente satisfechas. Desde entonces, la imagen es venerada e invocada como ayuda, por todas las personas que están afectadas por la enfermedad.

Amerita una atención particular la iniciativa patrocinada por la Fundación Med Tag, que hemos acogido con particular entusiasmo, y que estamos seguros de que contribuirá de manera importante a este momento jubilar. A partir del viernes 10 de junio, en las inmediaciones de las 4 basílicas vaticanas, habrá cuatro “Puntos de salud” (Health Points), que ofrecerán de manera gratuita, sobre todo a los numerosos sintecho presentes en la ciudad, una asistencia médica especializada. Cerca de 350 voluntarios, entre ellos religiosas, personas de la Cruz Roja, militares y agentes de salud, ofrecerán a más de 700 personas sintecho atención médica especializada en medicina general, dermatología, salud mamaria y ginecología. Se prevé el suministro de vacunas contra las enfermedades respiratorias y la pulmonía, que, como es bien sabido, es una de las patologías más graves para estas personas. Para las mujeres, por último, se ofrecerá la realización del PAP test. Desde ya, estamos agradecidos a los médicos y a todo el personal que, con gran espíritu de dedicación, se han puesto al servicio de esta obra de misericordia, bajo la dirección del Prof. Raffaele Landolfi del Policlínico Gemelli. No puede faltar un agradecimiento especial a la Science for Life - The MedTag Foundation,  a la Catholic Medical Network y a la MedTag, por haber hecho realidad esta propuesta, que me fue hecha, al inicio del jubileo, por el llorado Prof. Sergio Chimenti, fallecido meses atrás.

Por último, Mons. Fisichella ha destacado que, promediando el Año Jubilar, “al día de hoy, el número de peregrinos llegados a Roma para las diferentes ocasiones jubilares, y con la visita a las 4 basílicas –además de la Puerta Santa del Santuario del Divino Amor- es de 9.100.935. Un número ciertamente significativo, para los primeros seis meses del evento jubilar, que confirma la gran atención de los fieles de todo el mundo, en su deseo de llegar a Roma para reunirse con Papa Francisco, y esto, no obstante la Puerta de la Misericordia esté extremadamente difundida en todo el mundo”.

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Musulmana, ex radical: Riad y el salafismo (wahabí) un peligro para el islam y para el mundo
17/12/2016 13:14
Centenares de parientes de las víctimas del 11/9 inician acciones legales contra Riad
22/03/2017 13:04
Corte suprema de Moscú: Los Testigos de Jehová están fuera de la ley
21/04/2017 12:09
Sacerdote iraquí: la ‘derrota militar’ de Isis no cancela la amenaza yihadista
03/11/2017 14:18
Mons. Barwa: La herencia de los mártires de Orissa
29/08/2020 11:22