12/06/2020, 18.09
LIBANO- SIRIA
Enviar a un amigo

Las sanciones de EEUU hunden a Líbano y Siria protestas contra el costo de la vida (Video)

de Pierre Balanian

Los ciudadanos de los dos países salen a la calle para manifestar contra la inflación y la caída de la moneda local. Las medidas punitivas impuestas por Washington se suman a la crisis económica y a la emergencia coronavirus. Los ciudadanos siempre más pobres, mientras tanto crecen los tráficos ilícitos y el contrabando. 

 

 

Beirut (AsiaNews) - Los efectos de las sanciones contra Siria a pocos días de la entrada en vigor, el próximo 16 de julio, de la Caesar Law firmada el 21 de diciembre pasado por el presidente de EEUU, Donald Trump, se hacen tangibles también para el Líbano. Única salida terrestre con Siria, si bien las fronteras están aún cerradas a causa de la pandemia de Covid-19, el país de los cedros comienza a sentirse también éste bajo embargo, si bien indirecto.

No obstante la clausura de las fronteras terrestres entre Siria y Líbano, los negocios no oficiales hechos sobre todo de contrabando que jamás se detuvieron. Esto sucedió en particular a lo largo de Akkar y en otras localidades como el pueblo de Tal Hmeyrah, no muy distante de paso fronterizo de Abbudiya, en el norte. En la zona algunas familias mafiosas libanesas (otras mixtas siro-libaneses), en la carta son agricultores de enormes hectáreas de terrenos, se dedican al contrabando con las provincias sirias de Tartus y Homs.   

Tráficos que viajan a través del río Nahr el Kabir, transportando todo tipo de mercadería desde y hacia Siria: de dólares estadounidenses desde el Líbano a órganos humanos de Siria. Otra zona de contrabando se encuentra en Wadi Khaled, a lo largo de la parte que lleva al valle de la Bekaa, en Líbano, hacia Siria.

Sólo ayer AsiaNews pudo documentar el pasaje de 200 auto cisternas de diesel dirigidas a través del Líbano hacia Siria (v. Vídeo 1), mientras que el mismo día se registraban en Líbano largas colas de autos en las estaciones de servicio por la escasez de combustible (Vídeo 2). Lo mismo sucede con el dólar, que en el Líbano llegó al límite de las 5.600 liras, cuando hacía 8 meses antes estaba estable en 1.500. Las casas de cambio compran todos los dólares, no dejando a disposición en el mercado para quien quiera comprar. Después de la clausura de parte del gobierno de las casas de cambio por la falta de respeto de las cuotas impuestas, aparecieron los cambistas ambulantes que venden y compran dólares que después terminan en Siria.

Ayer, 11 de junio, las manifestaciones retomaron vigor no obstante el Covid-19. n la mira de los manifestantes el costo de la vida-todos los precios están en precio dólar. La pobreza avanza siempre más en el Líbano, difundida por la desocupación galopante: muchas actividades quebraron, después de meses de manifestaciones y seguidas por la parálisis económica para contrarrestar al nuevo coronavirus, a la cual se agrega ahora el aumento del dólar.

También en Siria la situación en espera del Caesar Law es catastrófica para la gente. Los precios al consumo aumentan y ya comprar fruta de estación se convirtió en un artículo de lujo para gran parte de habitantes. Los sueldos medios son de 60 mil liras sirias son insuficientes, cuando un Kg de damascos llega a costar 2 mil liras en un país como Siria que sigue siendo hoy en gran parte agrícola. El año pasado el precio era de 1250 liras al Kg. en esta estación.  

Otro ejemplo práctico es el del azúcar a 1.350 al Kg, mientras se vuelve siempre más difícil encontrar pan, si bien el precio esté controlado por el Estado. A menudo los ciudadanos están obligados a comprar el así llamado pan turístico, que es más caro no estando protegido porque está hecho con un poco de leche. El dólar en Siria, donde el mercado negro de los cambistas está sancionado por ley no obstante florezca también allí como en Líbano, llegó al límite de las 3.100 liras sirias. El gramo de oro se fijó en 105 mil liras, o sea casi dos sueldos.

Mientras la propaganda de Estado asegura que el país está firme y que trata de ajustarse los cinturones por sólo 4 meses hasta las próximas elecciones en los EEUU, la gente aparece cansada por los muchos sacrificios realizados hasta ahora. Y ayer salieron a la plaza en Sweida, en el sur de Siria, por el cuarto día consecutivo de protesta contra el costo de la vida. 

Beirut (AsiaNews) - Los efectos de las sanciones contra Siria a pocos días de la entrada en vigor, el próximo 16 de julio, de la Caesar Law firmada el 21 de diciembre pasado por el presidente de EEUU, Donald Trump, se hacen tangibles también para el Líbano. Única salida terrestre con Siria, si bien las fronteras están aún cerradas a causa de la pandemia de Covid-19, el país de los cedros comienza a sentirse también éste bajo embargo, si bien indirecto.

No obstante la clausura de las fronteras terrestres entre Siria y Líbano, los negocios no oficiales hechos sobre todo de contrabando que jamás se detuvieron. Esto sucedió en particular a lo largo de Akkar y en otras localidades como el pueblo de Tal Hmeyrah, no muy distante de paso fronterizo de Abbudiya, en el norte. En la zona algunas familias mafiosas libanesas (otras mixtas siro-libaneses), en la carta son agricultores de enormes hectáreas de terrenos, se dedican al contrabando con las provincias sirias de Tartus y Homs.   

Tráficos que viajan a través del río Nahr el Kabir, transportando todo tipo de mercadería desde y hacia Siria: de dólares estadounidenses desde el Líbano a órganos humanos de Siria. Otra zona de contrabando se encuentra en Wadi Khaled, a lo largo de la parte que lleva al valle de la Bekaa, en Líbano, hacia Siria.

Sólo ayer AsiaNews pudo documentar el pasaje de 200 auto cisternas de diesel dirigidas a través del Líbano hacia Siria (v. Vídeo 1), mientras que el mismo día se registraban en Líbano largas colas de autos en las estaciones de servicio por la escasez de combustible (Vídeo 2). Lo mismo sucede con el dólar, que en el Líbano llegó al límite de las 5.600 liras, cuando hacía 8 meses antes estaba estable en 1.500. Las casas de cambio compran todos los dólares, no dejando a disposición en el mercado para quien quiera comprar. Después de la clausura de parte del gobierno de las casas de cambio por la falta de respeto de las cuotas impuestas, aparecieron los cambistas ambulantes que venden y compran dólares que después terminan en Siria.

Ayer, 11 de junio, las manifestaciones retomaron vigor no obstante el Covid-19. n la mira de los manifestantes el costo de la vida-todos los precios están en precio dólar. La pobreza avanza siempre más en el Líbano, difundida por la desocupación galopante: muchas actividades quebraron, después de meses de manifestaciones y seguidas por la parálisis económica para contrarrestar al nuevo coronavirus, a la cual se agrega ahora el aumento del dólar.

También en Siria la situación en espera del Caesar Law es catastrófica para la gente. Los precios al consumo aumentan y ya comprar fruta de estación se convirtió en un artículo de lujo para gran parte de habitantes. Los sueldos medios son de 60 mil liras sirias son insuficientes, cuando un Kg de damascos llega a costar 2 mil liras en un país como Siria que sigue siendo hoy en gran parte agrícola. El año pasado el precio era de 1250 liras al Kg. en esta estación.  

Otro ejemplo práctico es el del azúcar a 1.350 al Kg, mientras se vuelve siempre más difícil encontrar pan, si bien el precio esté controlado por el Estado. A menudo los ciudadanos están obligados a comprar el así llamado pan turístico, que es más caro no estando protegido porque está hecho con un poco de leche. El dólar en Siria, donde el mercado negro de los cambistas está sancionado por ley no obstante florezca también allí como en Líbano, llegó al límite de las 3.100 liras sirias. El gramo de oro se fijó en 105 mil liras, o sea casi dos sueldos.

Mientras la propaganda de Estado asegura que el país está firme y que trata de ajustarse los cinturones por sólo 4 meses hasta las próximas elecciones en los EEUU, la gente aparece cansada por los muchos sacrificios realizados hasta ahora. Y ayer salieron a la plaza en Sweida, en el sur de Siria, por el cuarto día consecutivo de protesta contra el costo de la vida. 

 

 

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Card. Raï: el encuentro de Baabda ha alimentado las divisiones; llamado a una conferencia global
29/06/2020 11:02
Beirut, protestas contra el gobierno: los militares arrestan a decenas de personas
16/06/2020 10:39
El patriarca Rai ataca a las facciones que alimentan el caos y la revuelta
15/06/2020 11:20
Obispos maronitas piden no demorar más la formación del gobierno y sostener una economía integrada
09/01/2020 11:17
Patriarca maronita: Líbano, un barco que se hunde en el colapso económico y financiero
18/11/2019 13:13