11/10/2019, 11.13
RUSIA
Enviar a un amigo

La Iglesia ortodoxa rusa ensanche sus espacios

de Vladimir Rozanskij

Se está realizando un desarrollo de construcción grandioso y espectacular. Por deseo de Cirilo, la Lavra de la SS Trinidad de S. Sergio, a 70 K m de Moscú, se convertirá en una especie de “vaticano ruso”. El ensanchamiento del monasterio de Optina Pustyn’, para hacer el “nuevo Monte Athos” de la espiritualidad de los starets.

 

Moscú (AsiaNews)- El patriarcado de Moscú está realizando un plan de desarrollo de construcciones grandiosas y espectaculares en los grandes centros de la espiritualidad rusa.. Entre éstos está la Lavra de Sergiev-Posad, el “Vaticano ruso” que ocupará todo el centro de la ciudad de S. Sergio. También el monasterio de Optina Pustyn’ está realizando un proyecto de ensanchamiento, desalojando a los habitantes de las casas adyacentes al monasterio. Esto sucede no obstante las varias protestas contra las nuevas iglesias ortodoxas en Rusia, como aquellas clamorosas en Ekaterimburg en los meses pasados. 

El 9 de octubre pasado, visitando la Lavra de la SS Trinidad de Sergio, a 70 Km de Moscú, el patriarca Cirilo (Gundjaev) invitó a las autoridades apuraran los trabajos para la extensión del territorio monástico, de modo que se puedan concluir dentro de 2025. El mismo Cirilo recordó el ejemplo del Vaticano, para hacer de toda la ciudadela “el más grande centro espiritual de toda Rusa”. El monasterio (Foto 1) es el lugar alrededor del cual a fines de S. XIV renació la Santa Rusia después de yugo tártaro, bajo la guía de S. Sergio de Radonež y de sus discípulos, como S. Esteban de Perm (misionero en el grande Norte) y S. Andrej Rublev, el más grande iconógrafo de la historia, autor del célebre ícono de la SS. Trinidad que estaba entronizado en el ingreso del monasterio y que ahora se puede admirar en el museo moscovita de la Galería Tret’jakov.

El gran proyecto prevé la eliminación de hoteles, negocios y habitaciones en una vasta área del centro alrededor del monasterio, para construir edificios que hospedarán a una veintena de instituciones religiosas, culturales, civiles y administrativas. Será construida una gran biblioteca patriarcal con los antiguos manuscritos de la tradición ortodoxa, un centro juvenil y las oficinas  de representación de las otras 13 iglesias Ortodoxas nacionales con las cuales Moscú está en comunión. Excluidas por lo tanto Constantinopla y la Nueva Iglesia ucraniana. De tal modo, resultará aún más evidente el rol “universal” del patriarcado de Moscú. No faltarán las ganancias económicas: alrededor de los lugares santos están previstos centros comerciales, escuelas, multisalas cinematográficas, complejos deportivos y nuevas infraestructuras de transporte. El entero plan será financiado por el gobierno central ruso.

También es sensacional el plan de ensanchamiento de di Optina Pustyn’, también este monasterio de gran importancia en la historia rusa, situado a 200 Km al sudoeste de la capital (Foto 2). El nuevo igumeno Leonid (Tolmachev, Foto 3), que tiene poco más de 40 años, fue nombrado también obispo de la local diócesis de Mozhajsk, inició un “plan de evacuación” de los edificios adyacentes, transfiriendo a la fuerza a los habitantes a casas de otras zonas, mucho menos prestigiosas. 

Alrededor del monasterio, cerca la la ciudad de Kozelsk, en el tiempo se formó de hecho un pueblo habitado por personas relacionadas con los starets del monasterio, considerados los verdaderos guías espirituales del pueblo ruso. Los soviéticos cerraron Optina en 1918, reduciéndola a una “agencia agrícola” y lo restituyeron a la Iglesia en 1987, en el ámbito de la perestroika de Gorbachov. Fue uno de los primeros pasos del “renacimiento religioso” de Rusia después del comunismo. Desde entonces muchas personas han comprado casas en el pueblo monástico, cuyos precios salieron a las estrellas por el particular prestigio de la zona. 

Ahora los habitantes recibirán casas de menor valor, para permitir elevar toda la zona monástica designada oficialmente como “objeto de heredad cultural rusa de importancia federal”. En práctica, se construye una especie de “monte Athos” ruso con varios niveles de expresión monásticas y ermitas. De hecho, los monjes de Optina son los herederos de un gran renacimiento monástico partida justamente del monte Athos en la segunda mitad de 700, cuando en santo monje moldavo, inspiró el redescubrimiento de la tradición de los “santos padres”. que se convirtió justamente en la escuela de los starets. Bien 15 monjes “padres espirituales” del S. XIX fueron canonizados y algunos de ellos escribieron el famoso texto de las “Narraciones de un peregrino ruso”, que difundió en todo el mundo la espiritualidad de la “oración del corazón”. Ahora los peregrinos tendrán de nuevo santuarios donde ir, para redescubrir la grandeza del cristianismo ruso. 


 

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Ekaterimburgo, el pueblo sale en defensa del parque y contra la Iglesia ortodoxa
17/05/2019 13:21
En Kiev, se celebra el Concilio de unificación de la Iglesia ortodoxa auto-céfala (Video)
14/12/2018 11:52
Patriarca Kirill: construiremos tres iglesias por día
28/05/2019 12:55
Las dos Iglesias en Ucrania y el niño sangrante
19/01/2018 12:21
Ekaterimburgo, se canceló la construcción de la catedral de Santa Catalina
23/05/2019 13:24