16/04/2018, 13.14
INDIA

La Iglesia condena la violación de dos niñas en Kathua y Unnao: ‘No somos una nación sin alma’

Hoy se inició el proceso contra los violadores y asesinos de Asifa Bano, de ocho años de edad. La jefa de gabinete de ministros de Jammu y Cachemira acepta la renuncia presentada por dos ministros del BJP que defendieron el accionar de los asesinos. Obispos: “Atacar a mujeres y a niñas para servir objetivos personales políticos o religiosos es un crimen de lesa humanidad”.

Nueva Delhi (AsiaNews) – La Iglesia católica de la India condena la violación en grupo y el homicidio de la pequeña Asifa Bano, de 8 años de edad, ocurrida en Kathua (Jammu y Cachemira) y de una joven de 16 años en Unnao (Uttar Pradesh), ambos perpetrados y amparados por exponentes locales del Bharatiya Janata Party (BJP, partido nacionalista hindú). En un comunicado difundido por Mons. Theodore Mascarenhas, secretario general de la Conferencia episcopal india (CBCI), los obispos expresan “profundo dolor y angustia por los episodios contra las mujeres”. Luego, reafirman con fuerza: “No somos una nación sin alma”.

“Es difícil permanecer indiferentes –continúa el comunicado, enviado a AsiaNews – frente a lo que sucedió en Kathua, donde una niña de ocho años fue brutalmente violada, torturada y asesinada con crueldad. [...] Lo que ha vuelto aún más deplorables los hechos de  Kathua y Unnao es la justificación de algunos sectores de la sociedad: las personas que debieran hacer respetar la ley se han vuelto tanto perseguidores como defensores de lo indefendible”.  

Según los obispos indios, “no hay justificación para la violación; nadie debe cometer un acto así, y todas la opiniones basadas en el sentido común deben pronunciarse contra semejantes crímenes”. “Atacar mujeres o niñas para servir objetivos personales, religiosos o políticos –agrega- no es otra cosa que un crimen de lesa humanidad”. Al mismo tiempo, subrayan, “no somos una nación sin alma. Si así fuera, no se hubiera manifestado esa furia que hemos visto desatarse en todo el país. Nuestra nación tiene un alma, un corazón y una mente”.

La Iglesia india se refiere a las manifestaciones que han estallado en varias partes de la India, en apoyo de las víctimas y en contra de los criminales. Cientos de personas han salido a las calles en Gujarat, Bandra (Bombay), Chandigarh (Punjab), Pilibhit (Uttar Pradesh), Bangalore (Karnataka), Hyderabad (Telangana), Vijayawada y Visakhapatnam (Andhra Pradesh), y en la capital, Delhi. Las protestas de la población han empujado a Lal Singh y a Chander Prakash Ganga -los dos ministros de gobierno del BJP en Jammu y Cachemira que se habían expresado en favor de los asesinos de la pequeña Asifa- a presentar sus renuncias; ayer, éstas fueron aceptadas por la jefa de ministros, Mehbooba Mufti.

 

Hoy se inició el juicio contra los ocho sujetos arrestados, acusados de violación en grupo: uno de ellos es un ex funcionario de gobierno y cuatro son policías; el único menor de edad del grupo será juzgado en un proceso aparte. Para el juzgamiento de los culpables se desempeñarán dos fiscales de religión sij, que han sido nombrados para garantizar la neutralidad del caso, en el cual se contraponen las comunidades hindú y musulmana del Estado indio.  En efecto, la niña pertenecía a la comunidad de los Gujjars, formada por pastores nómades de religión musulmana. Según la población local, cuya mayoría profesa el hinduismo, los pastores ocupan las tierras con el ganado para modificar la composición demográfica del territorio. El rapto de Asifa Bano debía servir para alejar a los musulmanes; pero luego se transformó en un crimen brutal.

Mons. Allwyn D’Silva, a cargo de la Comisión Justicia y Paz de la arquidiócesis de Bombay, invita a todos a participar, el próximo miércoles (18 de abril) “en un rally por la paz, para reconocer la dignidad intrínseca de cada persona. Pediremos justicia para las víctimas y haremos una colecta de firmas”. Sor Arina Gonsalves, de la Pontificia comisión para la protección de los menores, condena “este odioso crimen, que es una vergüenza para nuestro país. Mi corazón está con la familia de la niña”.

 

(Colaboró Nirmala Carvalho)

Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Jammu y Cachemira: Violación grupal de Asifa Bano, ocho años. La protesta de la sociedad
13/04/2018 19:24
Musulmana, ex radical: Riad y el salafismo (wahabí) un peligro para el islam y para el mundo
17/12/2016 13:14
Bangladesh: tres arrestados por el homicidio de bloggers opositores al Islam
19/08/2015
Corte suprema de Moscú: Los Testigos de Jehová están fuera de la ley
21/04/2017 12:09
Católicos y protestantes claman contra la violación de las niñas
20/04/2018 15:26