15/04/2020, 18.25
CHINA
Enviar a un amigo

Líderes mundiales llaman a superar la ridícula ‘cultura roja’ del Partido Comunista Chino

En la lucha contra el coronavirus, hay que escuchar a la China “no oficial”. El recuerdo de tantos activistas que exigieron la verdad sobre la crisis epidémica. La crítica a los académicos del régimen, que defienden el accionar del Partido. Son muchos en China los que ya no aceptan el gobierno del terror del PCC.

Beijing (AsiaNews) – Activistas, intelectuales y ciudadanos comunes, que piden al pueblo de China dejar de sostener al régimen comunista de forma acrítica. Siguiendo sus huellas, un grupo internacional de académicos, parlamentarios, líderes políticos y abogados hace un llamamiento mundial para unirse a los verdaderos héroes y mártires chinos, que arriesgan la vida y la libertad por un país libre y abierto. La suya es una respuesta a los 100 académicos chinos vinculados al Partido, que critican a quien politiza la crisis pandémica. A continuación, el texto de la carta (traducción de AsiaNews). 

La actual crisis global ha sido provocada por el régimen que muchos de ustedes han tolerado o sostenido por décadas. 

El pasado 2 de abril, un grupo de 100 estudiosos chinos vinculados al gobierno escribió una carta abierta denunciando “las numerosas voces críticas que politizan la pandemia de coronavirus”. Ellos afirman que “en este estadio de la pandemia, la fuente y el origen exactos del Covid-19 siguen sin poder determinarse. Sin embargo, estos interrogantes no son importantes, y levantar el dedo acusador es humillante y dañino para todos”. También se expresaron en contra de lo que según afirman, es una “politización” de la epidemia.  

La carta abierta [de los académicos chinos ] ejemplifica lo que el intelectual independiente Xu Zhangrun ha definido como la “ridícula” cultura roja y “la nauseabunda adulación que el sistema acumula gracias a descarados chupatintas, que cacarean en todo momento las alabanzas al Partido”.  

El Prof. Xu, actualmente bajo arresto domiciliario, invitó a sus compatriotas a dejar de sostener al Partido Comunista Chino (PCC) de forma acrítica. Así mismo, les pide arremeter contra esta injusticia: “Dejen que sus vidas ardan con la llama de la decencia; rompan con la oscuridad que atonta, y den la bienvenida al alba”. 

Mientras la fuente y la difusión exacta del virus aún deben aclararse, la cuestión del origen es extremadamente importante, tanto para el pueblo chino como para la humanidad entera: solo tratando de entender cómo se ha llegado a este desastre mundial, podremos impedir que se repita. 

Las raíces de la pandemia fueron ocultadas por las autoridades del PCC en Wuhan (Hubei). Bajo el influjo del Partido, la Organización Mundial de la Salud (OMS) minimizó la crisis. Los funcionarios del área de Salud de Taiwán afirman que a fines de diciembre, la OMS ignoró sus alarmas, que alertaban acerca de la transmisión del virus de persona a persona. Debido a las presiones ejercidas por Beijing, la democrática Taiwán – que afrontó la pandemia de manera ejemplar – ha quedado excluida de la organización. 

Jamás habremos de olvidar que la Chernobyl china es una herida auto-infligida. El PCC ha silenciado, censurado a los médicos chinos que querían adevertir a sus colegas durante las primeras fases de la epidemia: A la Dra. Ai Fen, médica del hospital de Wuhan, ya no se le permite aparecer en público por haber aceptado una entrevista con los medios nacionales; su colega Li Wenliang murió combatiendo el virus. Mientras agonizaba, el Dr. Li dijo que “en una sociedad sana no debiera haber una sola voz”. 

El empresario chino Ren Zhiqiang escribió que “sin información que represente los intereses del pueblo publicando hechos reales, la vida de las personas son devastadas, tanto por el virus como por la principal enfermedad del sistema”. Ren desapareció el 12 de marzo. 

También han desaparecido Chen Qiushi, Fang Bin y Li Zehua, los valientes “periodistas-ciudadanos” que han tratado de relatar libremente la situación en Wuhan. 

El malestar político de China va más allá del fracaso del liderazgo de Xi Jinping. En un reciente mensaje de vídeo, un joven estudiante llamado Zhang Wenbin reflexionó sobre su evolución, pues pasó de ser un sostenedor acrítico del PCC, a ciudadano crítico, con una conciencia propia: “Desde que reparé en la verdadera dimensión del ‘Gran Firewall’, poco a poco he ido tomando conciencia de que el Partido ha extendido sus garras de dragón a todos los rincones del mundo, incluyendo la agricultura colectiva (1950), la Revolución Cultural (1966-1976), la Gran Carestía (1958-1961), la política del hijo único, la masacre de  Tiananmen (1989), además de la persecución del movimiento espiritual Falun Gong y de los pueblos de Hong Kong, del Tibet y de Xinjiang... Y sin embargo, todos continúan haciendo la vista gorda y cantando alabanzas al Partido. Realmente ya no logro siquiera soportarlo”. 

Zhang desapareció poco después de registrar su mensaje. Sus amigos temen que sea sometido a interrogatorios y torturas por parte de la policía secreta. 

La pandemia global nos obliga a confrontarnos con una incómoda verdad; politizando todos los aspectos de la vida, inclusive la salud de las personas, el gobierno autocrático del Partido único en la República Popular de China ha puesto en peligro a todos. En lugar de confiar en las intenciones del PCC y aceptar la aprobación acrítica de las políticas del Partido-Estado de parte de los académicos del régimen, tendremos que prestar mayor atención a las voces de lo que se puede definir como la China “no oficial”. Estos académicos, médicos, empresarios, periodistas-ciudadanos, abogados, sostenedores del interés público y jóvenes estudiantes de mentalidad independiente ya no aceptan más el gobierno del terror del PCC. Y tampoco tú deberías. 

Siendo un grupo internacional de personalidades públicas, analistas de las políticas de seguridad y observadores de China, somo solidarios con los ciudadanos chinos valientes y concienzudos como Xu Zhangrun, Ai Fen, Li Wenliang, Ren Zhiqiang, Chen Qiushi, Fang Bin, Li Zehua, Xu Zhiyong y Zhang Wenbin. Solo por citar algunos de los verdaderos héroes y mártires que arriesgan la vida y la libertad por una China libre y abierta. Sus voces individuales ya están formando un coro. Ellos no exigen otra cosa que una valoración crítica del impacto que tienen las políticas del PCC sobre la vida de los ciudadanos chinos y de todos los ciudadanos del mundo. Te invitamos a unirte a ellos. 


(Para acceder a la lista completa, ver aquí)

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Wuhan, largas colas para poder retirar las cenizas de sus muertos por coronavirus. Las dudas sobre las cifras
27/03/2020 12:27
Reaparece Chen Qiushi, el reportero que describió el horror en Wuhan. Está bajo estricta vigilancia
25/09/2020 14:59
Investigados dos académicos chinos: aprecian el ‘Diario desde Wuhan’
04/05/2020 13:03
Desapareció la Dra. Ai Fen, la médica que denunció la epidemia
03/04/2020 15:38
La estación de trenes de Wuhan abarrotada. Cerrada la frontera con Rusia
09/04/2020 11:39