18/03/2020, 12.48
MALASIA
Enviar a un amigo

Kuala Lumpur, primeros dos muertos por Covid-19. Mons. Leow: ‘Estamos distanciados, pero unidos en Cristo’

de Joseph Masilamany

El número de infectados asciende a 673. Un encuentro islámico fue la causa de cientos de contagios en el Sudeste asiático. El gobierno adopta medidas extraordinarias para evitar la difusión del virus. El arzobispo de Kuala Lumpur invita a las parroquias a “Sostener y atender las necesidades de las personas más vulnerables”.

Kuala Lumpur (AsiaNews) – Las autoridades sanitarias de Malasia confirman más de 120 nuevos casos de contagio de coronavirus, que llevan el número total de infectados a 673. En este momento, hay 622 personas internadas en centros médicos de la nación, con 12 personas en terapia intensiva. Los malasios que han logrado recuperarse del virus suman 49, pero ayer el gobierno anunció los primeros dos muertos. Hace dos días, Kuala Lumpur dictó medidas restrictivas extraordinarias para impedir la difusión del Covid-19. El premier Muhyiddin Yassin decidió que, del 18 al 31 de marzo, todos los malasios deberán someterse al Movement Control Order (MCO), por el cual se dispone el cierre de las fronteras. En la emergencia, la Iglesia hace sentir su voz nuevamente: ayer, Mons. Julian Leow, arzobispo de Kuala Lumpur, publicó una carta pastoral en la que invita a los católicos a permanecer firmes en la fe, y unidos en la persona de Jesucristo. 

De los nuevos casos confirmados por las autoridades, 95 están conectados con un tabligh (encuentro religioso) que se llevó a cabo en la mezquita Jamek de Sri Petaling (Kuala Lumpur), entre el 27 de febrero y el primero de marzo pasados.  El evento convocó a cerca de 14.500 malasios y 1.500 extranjeros, que acudieron a los suburbios de la capital, y demostró ser la fuente de cientos de infecciones en todo el Sudeste asiático. Según el gobierno, dos tercios de los contagios registrados en Malasia están conectados con dicho encuentro. Brunei afirma lo mismo respecto a 50 de sus 56 casos. Singapur ha confirmado cinco, Camboya 13 y Tailandia, cuando menos, dos. También participó en el tabligh una de las primeras dos víctimas fatales malasias del Covid-19. Se trata de un hombre de 34 años, de etnia malaya. La otra persona fallecida a causa del virus es un pastor baptista de unos sesenta años, oriundo del Estado de Serawak, en el este del país. 

La emergencia ha obligado al gobierno ha adoptar importantes medidas de restricción. El día posterior al anuncio, el arzobispo de la capital envió un nuevo mensaje a la comunidad católica. “Si bien estamos alejados físicamente – afirmó en la nota – durante este período de distanciamiento social, permanecemos estrechamente unidos en la persona de Jesucristo, nuestro Señor y Salvador. [...] Porque, como nos recuerda San Pablo: ‘Estoy seguro de que ni la muerte ni la vida, ni los ángeles y principados, ni el presente ni el futuro, ni las potestades, ni las alturas ni las profundidades, ni ninguna otra criatura podrá separarnos jamás del amor de Dios, manifestado en Jesucristo, nuestro Señor’ (Romanos 8:38-39)”.

Conforme dicta el Movement Control Order (MCO) emanado por el gobierno, Mons. Leow también anunció nuevas directivas a los fieles. El arzobispo aclaró que seguirán rigiendo hasta el próximo 31 de marzo, al igual que el MCO, las medidas comunicadas con anterioridad en la carta pastoral publicada el 12 de marzo pasado, por la Conferencia Episcopal de Malasia: la suspensión de las celebraciones públicas, encuentros y lecciones de catecismo; las iglesias y capillas permanecerán cerradas y los sacerdotes celebrarán las misas en privado. Además, las oficinas arquidiocesanas y parroquiales suspenderán las actividades; sin embargo, las parroquias deberán tener líneas de emergencia a disposición, para poder brindar asistencia y sostén espiritual. Los sacramentos, como la confesión, la unción de los enfermos y la comunión, quedarán reservados a los casos críticos. 

“Pedimos a todas las Comunidades Eclesiales de Base (BEC) – escribe Mons. Leow – que movilicen sus recursos en común, en colaboración con sus respectivos ministerios de la parroquia, para el desarrollo humano integral, a fin de sostener y atender las necesidades de las personas más vulnerables: ancianos, enfermos, los que viven solos, los que hayan sido golpeados financiera y económicamente por esta crisis, y por esta pandemia”. El arzobispo concluye la carta anunciando la cancelación de la Misa Crismal (prevista para el 31): “Examinaremos la situación para determinar si es necesario aplazarla. Se darán ulteriores directivas respecto a las celebraciones de la Semana Santa, la celebración de los Misterios pascuales (sacramentos de Iniciación), que dependerán del desarrollo de la crisis y de las indicaciones ulteriores de parte de las autoridades civiles”.

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
JMJ: 700 jóvenes procedentes de Malasia y Singapur han llegado a Cracovia
27/07/2016 13:04
De rodillas delante del pc: primera ‘misa online’ para los católicos malayos
16/03/2020 14:19
Singapur asegura contar con reservas de alimentos, tras el cierre de las fronteras malasias
17/03/2020 12:45
Mons. Wong: En el Nuevo Año lunar, llevar una esperanza nueva a los marginados
08/02/2019 15:02
Manila, Monseñor Pabillo: Contra el virus ‘medidas de precaución en un espíritu de caridad'
10/03/2020 10:36