30/07/2020, 10.41
RUSIA
Enviar a un amigo

Kirill: Del Bautismo de la Rus’ surge la verdadera revolución

de Vladimir Rozanskij

El patriarca de Moscú celebró por primera vez después de meses en la catedral de Cristo Salvador. La revolución bolchevique intentó eliminar la “revolución” cristiana. “Recordamos los sueños de los revolucionarios con cierta sonrisa de compasión, porque ellos no lograron nada”. Llamamiento a Erdogan, para que respete Santa Sofía. Actualmente se encuentran en obra muchas nuevas iglesias destinadas a los soldados y policías. La propuesta de celebrar, el 28 de julio, el “Día de Rusia”, la fiesta nacional que actualmente se festeja el 12 de junio.  

Moscú (AsiaNews) - El 28 de julio, en Rusia se llevaron a cabo las celebraciones por el bautismo de la Rus’ de Kiev, que fue obra del príncipe Vladimir El Grande. Las manifestaciones fueron muy acotadas, ya que la pandemia aún subsiste en el país. Aún así, el patriarca de Moscú , Kirill  (Gundjaev) presidió la Divina Liturgia en la catedral moscovita de Cristo Salvador, a la cual no acudía desde el día de Pascua. En la ocasión, envió sus saludos a todo el pueblo ortodoxo de Rusia y de Ucrania y especialmente al presidente Vladimir Putin, homónimo del presidente baptizador. En efecto, la fiesta del Bautismo cae en le fecha destinada a la memoria de Vladimir de Kiev, muerto el 28 de julio de 1015, mientras que el Bautismo del pueblo en el río Dniéper fue el 1° de agosto del año 988.

Las palabras del patriarca impactaron fuertemente en la opinión pública, aún cuando utilizó un tono retórico típico del estilo soviético. “Si hablamos en el lenguaje contemporáneo – dijo Kirill - el Bautismo de la Rus’ fue, indudablemente, un evento revolucionario. Por otro lado, por las consecuencias que tuvo, no puede compararse con ninguna de las revoluciones que vinieron después, porque el Bautismo cambió radicalmente la vida del pueblo, su cultura, su sistema de valores”. Trazando un parangón entre el evento y la revolución bolchevique, agregó: “Sabemos de qué manera la más siniestra de las revoluciones, a principios del siglo XX, en nuestro país, trató de cambiar nuestro sistema de valores y de destruir la fe ortodoxa; Sin embargo, en el siglo XXI, en esta catedral de Cristo Salvador, ahora reconstruida, recordamos los sueños revolucionarios con cierta sonrisa de compasión, porque ellos no lograron nada”.

El patriarca exhortó a los rusos a permanecer fieles a la antigua decisión del príncipe,  a hacerlo en nombre de la sangre de los mártires ortodoxos del siglo pasado, y a amar “nuestra patria, nuestro pueblo, a nuestros gobernantes y a nuestro ejército”, siendo fieles al don de la fe recibida. Según Kirill, el príncipe, se arrepintió profundamente por sus crueldades pasadas en el paganismo, “no como los jerarcas nazis en Nüremberg, que no estaban en absoluto arrepentidos”, y hoy es la ocasión de un nuevo arrepentimiento colectivo por todo el pasado soviético, de un “nuevo comienzo” en la vida del pueblo ruso, que habremos de entregar a las futuras generaciones. 

En los últimos días, de parte del patriarca y de otros representantes de la Iglesia ortodoxa rusa hubo nuevos llamamientos dirigidos al presidente turco Erdogan, para que respete la devoción cristiana de la gran iglesia de Santa Sofía de Constantinopla.  En ella fue bautizada la abuela de príncipe Vladimir, Santa Olga, allá por el año 950, en un primer contacto directo con el Imperio Bizantino. Antes de la conversión del año 988, como narra la antigua Crónica del monje Néstor, llegaron a Constantinopla las mieses de Vladimir, luego de haber visitado a judíos, musulmanes y católicos, y todos quedaron extasiados por la solemnidad de la liturgia patriarcal de Santa Sofía: “No sabíamos si estábamos en el cielo o en la tierra… Jamás habíamos visto tanta belleza, y quien la ha visto ya no puede vivir sin ella”, narra el texto de la Crónica, compuesto pocos años después del Bautismo. 

El movimiento ortodoxo nacionalista de las “Cuarenta cuarentenas” propuso fijar como fecha de la fiesa nacional el día 28 de julio, el “Día de Rusia”, que hoy se celebra el 12 de junio fecha en la cual el presidente Boris Yeltsin aprobó la nueva Constitución de la Federación Rusa, en el año 1991. El patriarcado se declaró a favor de la propuesta. Con ocasión de la fiesta también fue inaugurada una nueva “iglesia militar” dedicada al príncipe Vladimir, la iglesia de la Guardia Nacional Rusa (Rosgvardija), el cuerpo principal de gendarmería y de apoyo a la policía, dependiente del Ministerio del Interior. Pertenecen a ella varias brigadas especiales de antiterrorismo (Spetsnaz) y antidisturbios (Omon), particularmente solicitadas en estos días por la difusión de las revueltas que buscan solidarizarse con los ciudadanos de Chabarovsk. La iglesia se encuentra en el barrio de Balashika, en los suburbios de Moscú, y se están completando los detalles del interior, los iconos y mosaicos. El responsable del proyecto, el diputado Vladimir Resin, que recibió del patriarca el encargo de construir 200 nuevas iglesias en Moscú, subrayó la importancia de renovar la “tradición de las iglesias de los regimientos del zar”, anunciando que otros lugares de culto serán especialmente destinados a los cuerpos militares y del orden público; se encuentra prácticamente terminada la iglesia de la policía metropolitana, y el año pasado se inauguró la de la policía fluvial. Los militares que defienden la patria y el orden, según Resin, “necesitan lugares de oración y de quietud interior, para desarrollar su tareas bajo la protección de Dios”.

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Corte suprema de Moscú: Los Testigos de Jehová están fuera de la ley
21/04/2017 12:09
Los monjes de las islas Solovki cancelan la memoria del lager
08/02/2018 10:21
Bautismo de la Rus´, es polémica sobre la visita del Patriarca Kirill a Ucrania
04/07/2014
Patriarca di Moscú: La Revolución rusa, la acusación a la inteligencia
03/04/2017 13:32
Revolución de Octubre: la memoria de los mártires y el destino del mausoleo de Lenin
13/11/2017 12:26