10/02/2020, 13.31
INDIA
Enviar a un amigo

Jornada del enfermo en el Santuario de Nuestra Señora de Periyanayagi

de Nirmala Carvalho

Una celebración especial para los que sufren. La historia del santuario está ligada a la visión de una estatua de la Virgen perdida y encontrada en el bosque de Tamil Nadu.

Mumbai (AsiaNews) - El santuario de Nuestra Señora de Periyanayagi, en Tamil Nadu, celebra la Jornada Mundial del efermo. "Estamos celebrando la Jornada", dijo al padre de AsiaNews. Devasagaya Raj M Zackarias, párroco del Santuario - con una misa especial para los enfermos y después de la misa todos los enfermos serán bendecidos. Ochenta y cinco estudiantes de la escuela para sordos dirigida por las Hermanas también participarán en la misa".

"Al santuario", agrega, "vienen parejas sin hijos de todas las creencias y ofrecen saris a la Madre María porque la estatua está hecha en estilo indio con saris y pendientes".

Esto depende de la historia del santuario que fue construido en 1720 por el sacerdote misionero jesuita Padre Beschi.

"El lugar donde se encuentra el santuario - dice el párroco - fue una vez un lugar en el bosque donde la gente venía a alimentar a sus rebaños. En el siglo XVII, el padre italiano y gran misionero, el Padre Beschi, que predicaba en todo Tamil Nadu, traía dos estatuas de Nuestra Señora para consagrarlas en Elakuruchi / Thirukavalur (ahora en la diócesis de Kumbakonam), donde trabajaba. Al pasar por el bosque en el camino a Elakurichi, se sintió cansado y se durmió bajo un árbol. Los niños que cuidaban el ganado cerca escondieron una de las estatuas detrás de un arbusto como una broma. El Padre Beschi se sorprendió al descubrir que faltaba una estatua y continuó con tristeza.

La historia del santuario también está vinculada a la de un hombre, llamado Kachirayar en Mughasa Parur, que no tuvo hijos. Todos los días le rezaba a Dios. "Un día la Madre María se le apareció en un sueño y le dijo: 'Kachirayar, estoy sola en el bosque; si me construyes una capilla, te daré un hijo. Después de decir esto, desapareció".

"El hombre, escuchando esto, se alegró y comenzó a buscar la estatua en el bosque. Lo encontró detrás de un gran arbusto. La gente construyó una pequeña capilla, colocó esta estatua allí y comenzó a adorarlo. Y es la estatua colocada en el santuario. El milagro ocurrió como había soñado: su esposa dio a luz a un niño.

"Después de algún tiempo, el P. Beschi, conociendo la historia, vino a Konankuppam y vio la pequeña capilla construida para la estatua que había perdido. Estaba muy contento y decidió hacer de Konankuppam su lugar de trabajo. Construyó el santuario que existe hoy en día. Se dice que fue el primer lugar de culto que erigió y cuando se terminó fue a Madrás y pidió al obispo de Mylapore que le consiguiera una estatua de Manila, una imagen de la virgen, con el típico vestido de Tamil Nadu y con el niño Jesús en sus brazos, en un modelo que él había hecho. La imagen finalmente llegó".

Esta estatua de tamaño natural (en la foto) está en un pedestal de unos tres metros de altura, hecho de madera y pintado en colores brillantes.

En su honor, el P. Beschi compuso su poema tamil Thembavani, que es, con mucho, la más célebre y la más grande de sus obras. Terminó este trabajo en 1726. La conferencia tamil celebrada en Madura entre 1728 y 1729 d.C. aprobó su trabajo y lo publicó.

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Papa: El hombre nos es dueño del tiempo, que pertenece a Dios
26/11/2013
Musulmana, ex radical: Riad y el salafismo (wahabí) un peligro para el islam y para el mundo
17/12/2016 13:14
Nuestra Señora del Carmelo, el encuentro con Jesús en la carne sufriente de nuestros hermanos y hermanas
18/07/2017 16:18
India, incluso los no católicos rezan a la Virgen de Gunadala
12/02/2016 15:48
Andhra Pradesh, fieles de todas las religiones dan gracias a María por los milagros recibidos
07/12/2016 14:49