05/03/2020, 14.17
VATICANO
Enviar a un amigo

JMJ 2020: Papa a la juventud, trae tus sueños al mundo

En el mensaje de la próxima Jornada de la Juventud, que este año es a nivel diocesano, Francisco invita a los jóvenes a "hacerse oír". Podrás decir a tu hermano, a tu hermana: "Levántate, no estás solo", y hacerles experimentar que Dios Padre nos ama y que Jesús es su mano extendida para levantarnos.

Ciudad del Vaticano (AsiaNews) - En una cultura que quiere a los jóvenes "aislados y plegados en mundos virtuales", el Papa Francisco les invita a abrirse a la realidad, a no despreciar la tecnología, sino a utilizarla "como un medio y no como un fin" para soñar, arriesgarse, comprometerse a cambiar el mundo, incluso a compartir los sufrimientos de los demás para llevar el compartir que Jesús tuvo con los que sufren.

Esta es la invitación que Francisco dirige a los jóvenes en el mensaje titulado “¡Joven, a ti te digo, levántate!”. (cf. Lc 7,14), para la 35ª Jornada Mundial de la Juventud, que en el año 220 se celebra a nivel diocesano en todo el mundo el próximo 5 de abril, Domingo de Ramos.

En el documento el Papa recuerda que el tema de la JMJ de Lisboa en 2022 será: "María se levantó y se fue deprisa" (Lc 1,39). El verbo "levantarse" se refiere al pasaje del Evangelio que cuenta cómo Jesús, al entrar en la ciudad de Naín, en Galilea, se encuentra con un cortejo fúnebre que acompaña a un joven, hijo único de una madre viuda. Jesús, golpeado por el dolor agonizante de esta mujer, realiza el milagro de resucitar a su hijo. “Pero el milagro llegó después de una secuencia de actitudes y gestos: «Al verla, el Señor se compadeció de ella y le dijo: “No llores”. Y acercándose al féretro, lo tocó (los que lo llevaban se pararon)» (Lc 7,13-14)."

El episodio muestra que Jesús miró con "ojos atentos" y vio el "sufrimiento extremo" de la mujer. "Su mirada genera el encuentro, la fuente de nueva vida. No hay necesidad de tantas palabras". "Y mi mirada, ¿cómo es? ¿Miro con ojos atentos, o lo hago como cuando doy un vistazo rápido a los miles de fotos de mi celular o de los perfiles sociales? Cuántas veces hoy nos pasa que somos testigos oculares de muchos eventos, pero nunca los vivimos en directo. A veces, nuestra primera reacción es grabar la escena con el celular, quizás omitiendo mirar a los ojos a las personas involucradas".

Así es como algunos jóvenes se vuelven apáticos, otros "murieron" porque perdieron la esperanza. "Uno se puede encontrar con veinte años arrastrando su vida por el suelo, sin estar a la altura de la propia dignidad. Todo se reduce a un “dejar pasar la vida” buscando alguna gratificación: un poco de diversión, algunas migajas de atención y de afecto por parte de los demás… Hay también un difuso narcisismo digital, que influye tanto en los jóvenes como en los adultos. Muchos viven así. Algunos de ellos puede que hayan respirado a su alrededor el materialismo de quien sólo piensa en hacer dinero y alcanzar una posición, casi como si fuesen las únicas metas de la vida. Con el tiempo aparecerá inevitablemente un sordo malestar, una apatía, un aburrimiento de la vida cada vez más angustioso".

"Las actitudes negativas también pueden ser causadas por fracasos personales", desde el final de un sueño. "Muchas veces, algo que creíamos que nos daría felicidad resulta ser una ilusión, un ídolo. Los ídolos pretenden todo al esclavizarnos, pero no dan nada a cambio".

Así como Jesús se apiadaba de la mujer que sufría, Francisco exhorta a los jóvenes a "escuchar siempre el gemido del que sufre". " Si sabéis llorar con quien llora, seréis verdaderamente felices. Muchos de vuestros coetáneos carecen de oportunidades, sufren violencia, persecución. Que sus heridas se conviertan en las vuestras, y seréis portadores de esperanza para este mundo. Podréis decir al hermano, a la hermana: “Levántate, no estás solo”, y hacer experimentar que Dios Padre nos ama y que Jesús es su mano tendida para levantarnos”. "también vosotros jóvenes podéis acercaros a las realidades de dolor y de muerte que encontráis, podéis tocarlas y generar vida como Jesús. Esto es posible, gracias al Espíritu Santo, si vosotros antes habéis sido tocados por su amor, si vuestro corazón ha sido enternecido por la experiencia de su bondad hacia vosotros. Entonces, si sentís dentro la conmovedora ternura de Dios por cada criatura viviente, especialmente por el hermano hambriento, sediento, enfermo, desnudo, encarcelado, entonces podréis acercaros como Él, tocar como Él, y transmitir su vida a vuestros amigos que están muertos por dentro, que sufren o han perdido la fe y la esperanza”.

“’¡Joven, a ti te digo, levántate!’ El Evangelio no dice el nombre del muchacho que Jesús resucitó en Naín. Esto es una invitación al lector para que se identifique con él. Jesús te habla a ti, a mí, a cada uno de nosotros, y nos dice: «¡Levántate!». Sabemos bien que también nosotros cristianos caemos y nos debemos levantar continuamente. Sólo quien no camina no cae, pero tampoco avanza. Por eso es necesario acoger la ayuda de Cristo y hacer un acto de fe en Dios. El primer paso es aceptar levantarse. La nueva vida que Él nos dará será buena y digna de ser vivida, porque estará sostenida por Alguien que también nos acompañará en el futuro, sin dejarnos nunca, ayudándonos a gastar nuestra existencia de manera digna y fecunda. Es realmente una nueva creación, un nuevo nacimiento. No es un condicionamiento psicológico. Probablemente, en los momentos de dificultad, muchos de vosotros habréis sentido repetir las palabras “mágicas” que hoy están de moda y deberían solucionarlo todo: “Debes creer en ti mismo”, “tienes que encontrar fuerza en tu interior”, “debes tomar conciencia de tu energía positiva”… Pero todas estas son simples palabras y para quien está verdaderamente “muerto por dentro” no funcionan”.

"La palabra de Cristo es de otro espesor, es infinitamente superior. Es una palabra divina y creadora, que sola puede devolver la vida allí donde se había extinguido"

La nueva vida “de resucitados”. Hoy a menudo hay “conexión” pero no comunicación. El uso de los dispositivos electrónicos, si no es equilibrado, puede hacernos permanecer pegados a una pantalla. Con este mensaje quisiera lanzar, junto a vosotros, los jóvenes, el desafío de un giro cultural, a partir de este “levántate” de Jesús. En una cultura que quiere a los jóvenes aislados y replegados en mundos virtuales, hagamos circular esta palabra de Jesús: “Levántate”. Es una invitación a abrirse a una realidad que va mucho más allá de lo virtual. Esto no significa despreciar la tecnología, sino utilizarla como un medio y no como un fin. “Levántate” significa también “sueña”, “arriesga”, “comprométete para cambiar el mundo”, enciende de nuevo tus deseos, contempla el cielo, las estrellas, el mundo a tu alrededor. “Levántate y sé lo que eres”. Gracias a este mensaje, muchos rostros apagados de jóvenes que están a nuestro alrededor se animarán y serán más hermosos que cualquier realidad virtual. Porque si tú das la vida, alguno la acoge. Una joven dijo: “Si ves algo bonito, te levantas del sofá y decides hacerlo tú también”. Lo que es hermoso suscita pasión. Y si un joven se apasiona por algo, o mejor, por Alguien, finalmente se levanta y comienza a hacer cosas grandes; de muerto que estaba, puede convertirse en testigo de Cristo y dar la vida por Él".

"Queridos jóvenes: ¿Cuáles son vuestras pasiones y vuestros sueños? Hacedlos surgir y, a través de ellos, proponed al mundo, a la Iglesia, a los otros jóvenes, algo hermoso en el campo espiritual, artístico, social. Os lo repito en mi lengua materna: ¡hagan lío! Haced escuchar vuestra voz". (FP)

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Papa: Dios “ablande un poco el corazón” de quien condena todo aquello que está “fuera de la Ley”
02/05/2017 13:54
Sínodo: Papa a los jóvenes: “sean coherentes”, no se vuelvan esclavos del celular
06/10/2018 20:03
Papa: “El mundo necesita de hombres y mujeres no cerrados, sino colmados de Espíritu Santo”
24/05/2015
Musulmana, ex radical: Riad y el salafismo (wahabí) un peligro para el islam y para el mundo
17/12/2016 13:14
Cientos de jóvenes indonesios rumbo a la JMJ: un viaje espiritual
22/06/2016 13:44