23/04/2015, 00.00
TURQUIA-ARMENIA
Enviar a un amigo

Genocidio y también la islamización de los armenios

de NAT da Polis
Además de matar a más de 1 millón de armenios, la joven Turquía ha islamizado a huérfanos y mujeres sobrevivientes al genocidio. Diversos históricos turcos demuestran que la Turquía moderna nació de una concepción “nacional-fascista” del Estado, donde turco y musulmán eran sinónimos. Después del genocidio de los armenios sucedió también la eliminación de otras minorías cristianas, como la griego-ortodoxa. La Turquí moderna y Erdogan, no saben pedir perdón.

Estambul (AsiaNews)- Grande es la expectativa por el discurso que mañana el presidente de los EEUU, pronunciará en el aniversario del genocidio de los armenios. El suyo, sigue después de algunos días del pronunciado por el Papa Francisco el 12 de abril pasado, en el cual condenó el genocidio de los armenios, invitando a Turquía a reconocer el hecho, por otro lado suficientemente documentado por los históricos, buscando la reconciliación y el perdón.

El poder central en la Turquía moderna, de cualquier extracción política, continúa negando el genocidio. No obstante esto, no son pocos en Turquía aquellos que han percibido el discurso del Papa, no como una estéril condena, sino como una invitación dirigido a los hombres para saber pedir perdón.

Personajes, llenos de coraje, como Murat Belge, Kerem Oktem, Baskim Oran, T. Akcam, Furat Dundar y otros, muy influyentes en los grandes centros urbanos, con sus tomas de posición hacen surgir que el nacimiento de la Turquía moderna fue realizada basándose en una concepción nacional-fascista del Estado, imponiendo desde arriba el propio modelo histórico y rechazando los diverso.

En esta concepción política de la Turquía moderna también la forzada islamización de las masas de sobrevivientes del genocidio armenio.

Autor de tal decisión fue el Comité por la unión y el progreso de Turquía, constituido prevalentemente por militares, que había puesto las bases de la Turquía moderna con la intención de eliminar cualquier elemento no islámico, en cuanto la nueva Turquía debía nacer sobre la homologación étnica de la población identificada con el concepto de “Turco igual musulmán”.

Para el histórico turco Fuat Dundar, esta política de eliminación del elemento no musulmán, es “el código” de la Turquía moderna.

Ante todo vemos la masiva y programada deportación de los armenios de sus seculares lugares de existencia. Tal deportación-como confirmado por los hechos- significó la muerte sistemática y el genocidio de al menos 1 millón de armenios.

Después de esta política de masacre siguió la forzada islamización de los huérfanos y de las mujeres sobrevivientes, como también el tentativo desesperado de los armenios para evitar la deportación convirtiéndose al islam.

En lo que se refiere a los huérfanos, la orden taxativa del gobierno central fue el de inserirlos en varias estructuras estatales, horfanatos y escuelas sobre todo en Anatolia, con el fin de islamizarlos.

El mismo trato fue reservado también a las mujeres armenias, todas islamizadas con un forzado matrimonio según la sharia (ley islámica).

En lo referente a la voluntad desesperada de los armenios de abrazar el islam para evitar la deportación, los archivos históricos ponen luz a una figura muy conocida del Comité para la unión y el progreso de Turquía, Mehemed Talat Pasha. Él había intimado a las autoridades locales de no aceptar sin previo control del poder central, los masivos pedidos de los armenios, por varios motivos de oportunismo político.

En todo caso, según el histórico Fuat Dundar, las autoridades locales procedieron a la islamización de los armenios con la finalidad de homogenizarlos.

Sobre esta voluntad del poder central en Turquía de querer eliminar todo elemento no musulmán, está también el artículo del histórico Doctor T. Kyriakidis, basado en fuentes conservadas en los archivos vaticanos. Kyriakidis cita el testimonio del embajador austríaco (cónsul de Samsun-ndr), Ernst von Kwiatovski que en el año 1919 le confía al fraile capuchino Kyrillos Giovanni Zohrpian que después de la masacre de los armenios vendría la de los griegos.

Los sucesivos hachos históricos con los varios pogromos contra las minorías- esta vez en particular contra los cristianos griego-ortodoxos- confirman cuánto los expertos llaman una “política diacrónica” de las elites políticas turcas, o sea un estilo constante en el tiempo, también hoy.

Quizás la inseguridad sobre la falta de un Estado-nación puro, no permite a las fuerzas políticas turcas, crecidas en una concepción autoritaria, de gestionar a las minorías y de pedir perdón. El mismo Recep Tayyip Erdogan, actual presidente turco, si bien de diversa extracción es hijo de esta mentalidad.

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
En 2021 se abrirá la primera iglesia (siriaca) construida en la República de Turquía
06/10/2020 11:15
La islamización forzada de los armenios pone en cuestión la Turquía moderna
26/11/2013
Reinicia el conflicto entre armenios y azeríes. ¿También entre Rusia y Turquía?
16/07/2020 10:29
Papa: Oración por quienes limpian hospitales, calles y casas. El Espíritu, que consuela a los ‘huérfanos’
17/05/2020 11:23
Bombay, religiosa india: mi trabajo es por puro amor a Dios y a los pobres (Fotos)
26/09/2019 15:36