06/07/2017, 11.20
COREA - ONU - EEUU
Enviar a un amigo

Estados Unidos: usar la opción militar contra Pyongyang, "si debemos hacerlo". Moon: No a la escalada

En la reunión de emergencia del Consejo de seguridad de la ONU, la embajadora de los EEUU impulsa a que se apliquen nuevas sanciones, incluso contra los países que tienen relaciones con Corea del Norte, es decir, China. Beijing y Moscú: se debe reducir la tensión. El presidente surcoreano: las sanciones y presiones deben empujar al  diálogo, y no destruir la paz. 

Nueva York (AsiaNews) – Los Estados Unidos están dispuestos a utilizar su “considerable fuerza militar” –“en caso de que tener que hacerlo”- contra la creciente amenaza del lanzamiento de misiles intercontinentales de Corea del Norte. Lo dijo Nikki Haley, embajadora de los Estados Unidos en la ONU, anoche durante un encuentro de emergencia del Consejo de seguridad de la ONU, convocado a pedido de los EEUU, Japón y Corea del Sur.

Hace dos días, Pyongyang llevó a cabo un test de misiles, usando un cohete que podría llegar incluso a Alaska. Para los Estados Unidos, se trata de una escalada de corte netamente bélico, que debe ser frenada con nuevas sanciones, pero también con la amenaza militar.

Haley afirmó que en los próximos días, presentará al Consejo de Seguridad una resolución que requiere una respuesta de toda la comunidad internacional, con nuevas sanciones contra Pyongyang, que asesten un golpe a su comercio, pero que también afecten a países que siguen teniendo relaciones con Corea del Norte, como es el caso de China.

Francia está de acuerdo sobre el incremento de la sanciones. China y Rusia, si bien condenan las pruebas de Corea de Norte, continúan solicitando una reducción de tensión de parte de todos. Y piden a los Estados Unidos que suspendan los ejercicios militares conjuntos con Corea del Sur, a cambio del bloqueo del programa nuclear del Norte y de sus pruebas con misiles. Beijing y Moscú también exigen el desmantelamiento del sistema anti-misiles THAAD.

El presidente surcoreano Moon Jae-in, que en estos días se encuentra visitando Alemania, ha hecho saber que él es favorable a nuevas sanciones contra el Norte. Al mismo tiempo, ha subrayado que las presiones han de ser usadas para empujar a Pyongyang a unirse a la mesa de las tratativas, y no para poner en riesgo la paz. Moon ha reconocido que el programa de misiles del Norte procede “más veloz de lo previsto”. Por eso, es necesaria una respuesta dura al lanzamiento de hace dos días, pero hay que esforzarse para “controlar la situación”, para evitar una escalada que podría llegar a ser imprevisible. Las sanciones, dijo “deben ser usadas como un medio para llevar al Norte a la mesa del diálogo, para su desnuclearización”. Las presiones y las sanciones por sí solas “no deben ser implementadas para destruir la paz”.  

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Xi Jinping y Trump condenan juntos el test nuclear de Pyongyang
07/09/2017 11:30
Seúl y Beijing reanudan relaciones 'normales'
31/10/2017 11:53
Las reacciones globales ante el ‘terremoto’ provocado por el test nuclear de Pyongyang
04/09/2017 12:06
Kim Jong-un detiene los planes militares contra el Sur
24/06/2020 10:30
Consejo de Seguridad de la ONU sobre Corea del Norte: Guerra, sanciones, diálogo
05/09/2017 12:51