18/07/2018, 10.08
IRAK
Enviar a un amigo

En el sur iraquí, un brazo de hierro entre EEUU-Irán

de Pierre Balanian

Con temperaturas de más de 45°, la población sufre por la falta de agua, electricidad y trabajo. Las amenazas dirigidas contra Al Abadi, que tuvo que escaparse de Basora a escondidas. El Premier se dirige a Arabia Saudita para recibir electricidad. Teherán no la proporciona más, después de decenios de morosidad por parte de Irak. Las manifestaciones bendecidas por el ayatolá Al Sistani.  

Bagdad (AsiaNews)- Es la segunda semana de protestas para los habitantes de cinco provincias iraquíes meridionales, habitadas mayoritariamente por chiíes. La gente se rebela contra problemas que vienen prolongándose desde hace 20 años y que aumentan cada año que pasa, con la llegada del verano. Falta el agua, pero sobre todo, la corriente eléctrica, en zonas donde la temperatura estival,incluso de noche, no baja de los 45°C. La gente se ve imposibilitada de utilizar el acondicionador de aire y los ventiladores, trata de dormir en las terrazas, siempre que las tormentas de arena lo permitan. A todos estos problemas se suma: el elevado costo de vida, los sueldos bajos, la grave desocupación de los jóvenes, el sistema sanitario decadente, la instrucción mediocre, la corrupción rampante: todos, elementos para una explosión.

Este año, las habituales e iracundas protestas huelen a revuelta. En Basora, bastión de las protestas, la semana pasada llegó el Premier Haydar Al Abadi para calmar las aguas, pero tuvo que abandonar el hotel Sheraton por la puerta de servicio, para escapar de la ira de los manifestantes, que amenazaban con irrumpir pasando por encima de todas las medidas de seguridad. Ayer, siempre en Basora, en un paso paralelo a aquel que sufrió Abadi, en una de las calles principales de Basora, algunos desconocidos quemaron una foto del Ayatolá Khomeini. El premier Al Abadi, con su mandato vencido, trata de permanecer en el poder haciendo que se proceda a un gobierno de emergencia que dure por dos años, con la aprobación de Washington. Una de las últimas medidas adoptadas por Abadi fue la de hacer disminuir la cuota de visas de ciudadanos iraníes a Irak, justamente en el momento en que los EEUU habían reforzado el embargo contra Irán. Si luego se analizan los daños causados por las protestas de algunos saqueadores, no se puede excluir que exista alguna influencia extranjera.

Los manifestantes han elevado el techo de las reivindicaciones con el eslogan: “El petróleo de Bassora a Basora”, pidiendo la recuperación de los pozos petrolíferos de Al Rumaila, Ghab Al Qarna, Al Majnun,y Al Sayba; la ruptura de los contratos con las compañías extranjeras para la extracción del crudo y la substitución del personal extranjero con trabajadores iraquíes. Los 3 primeros pozos de petróleo mencionados están entre los más grandes del mundo y los pozos de Bassora exportan ellos solos 3 millones de barriles de petróleo por día, superando todas las exportaciones iraníes a través del Golfo, que llegan a 2,8 barriles por día. Después de la amenaza de los EEUU de impedir a Irán de exportar crudo vía Golfo, con la relativa amenaza iraní de cerrar el estrecho de Ormuz (por donde transita el 88% del petróleo de los países del Golfo), cada arresto en la exportación de crudo iraquí no puede que alegrar a Teherán en la guerra fría con los EEUU.

Bendecidas por una fatwa del ayatolá Al Sistani, que apoya las reivindicaciones de los oprimidos y de los ciudadanos olvidados e ignorados del sur del país, las revueltas internas no disminuyen. Al Abadi, incapaz de poder gestionar la seguridad basándose sólo en las fuerzas del orden y del ejército, no podrá hacer otra cosa que dirigirse a  Al Hasd al Sha’abi, le milicias paramilitares chiíes, héroes de la liberación del país de Daesh, si bien es conocida la absoluta fidelidad a Teherán. Mientras tanto Irán  rechazó renovar el contrato de venta de corriente eléctrica a Irak, En Teherán se murmura que esto se debe a la morosidad plurianual de las facturas por parte del país de los dos ríos. De tal modo se priva al sur de Irak de 1300 Megavatios de corriente eléctrica.

El Premier Abadi encargó inmediatamente al ministro de la corriente eléctrica, Qasim Al Fahdawi ir a Arabia Saudita, donde se lo espera esta semana, para firmar un memorándum de conocimiento con Riad para la adquisición de corriente eléctrica saudita. Irán había interrumpido el suministro de la corriente eléctrica al inicio de este mes después de 10 años de venta y de una presunta ganancia de 6 mil millones de dólares, suma que si realmente pagada a Irán, habría permitido a Irak edificar cerca de 12 centrales eléctricas según la prensa de la oposición-. Dirigiéndose a Arabia Saudita, Al Abadi parece haber elegido su campo, pero no se sabe cuánto tiempo podrá resistir el brazo de hierro entre EEUU e Irán-

 

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Arzobispo de Bassora: El Adviento entre crisis, familias que huyen y temor por la violencia
03/12/2018 12:10
Musulmana, ex radical: Riad y el salafismo (wahabí) un peligro para el islam y para el mundo
17/12/2016 13:14
Bassora, toque de queda y violencias. Arzobispo caldeo: la situación es ‘pésima’
07/09/2018 14:20
Basora: nuevos choques entre la policía y manifestantes, con más muertos y heridos
06/09/2018 11:18
Violencia en Basora, con muertos y heridos: la Iglesia suspende las actividades culturales y la catequesis
17/07/2018 12:23