18/09/2018, 15.46
MYANMAR
Enviar a un amigo

En Shan, rebeldes pro-China amenazan a los cristianos: no más actividades misioneras

El United Wa State Army (UWSA) ordena a sus miembros “averiguar qué hacen y cuáles son sus intenciones”. Prohíben la construcción de nuevas iglesias y sólo permiten sacerdotes locales. La sombra de Beijing, sobre el proceso de paz birmano. 

Naipyidó (AsiaNews) – Las Iglesias y los sacerdotes y misioneros cristianos que se desempeñan en los altiplanos del Wa, en el Estado oriental de San, están siendo víctimas de la represión del mayor ejército rebelde de Myanmar, el United Wa State Army (UWSA). La milicia es el brazo armado del  United Wa State Party (UWSP), una formación política al frente del gobierno del auto-proclamado Estado de Wa, que hace alarde de sus históricos lazos con Beijing.

El 6 de septiembre pasado, el UWSA publicó una declaración conteniendo seis puntos, en la cual ordena a su personal administrativo y militar “averiguar qué están haciendo los misioneros [cristianos] y cuáles son sus intenciones”. Escrito en idioma chino, el documento promete castigar a cualquiera que lleve adelante actividades misioneras; prohíbe la construcción de nuevas iglesias cristianas y exige que los sacerdotes y trabajadores de las que ya existen sean necesariamente habitantes locales, y no extranjeros.

Por otro lado, según fue informado por AsiaTimes, en dicha nota se prohíbe la enseñanza religiosa en las escuelas de los altiplanos Wa. Además, los funcionarios del UWSP ya no podrán participar de ninguna “organización religiosa”. En el documento aparece el término chino jidujiao, palabra con la cual se hace referencia a protestantes y cristianos evangélicos, y no así tianzhujiao, término usado para señalar a los católicos. No es casual, según los analistas, que el comunicado del UWSA se difunda  seis meses después del arresto del pastor John Cao en China. Se trata de un conocido pastor chino de la Iglesia protestante subterránea que reside en los Estados Unidos. Arrestado por cruzar ilegalmente la frontera entre China y Myanmar, en junio pasado él fue condenado a siete años de prisión por delitos vinculados a la inmigración.

Los expertos afirman que tanto Beijing como el UWSP consideran que el surgimiento de organizaciones y movimientos basados en la fe constituye una amenaza para su autoridad. Hace aproximadamente un siglo, los misioneros evangélicos americanos convirtieron a algunos tribales del lugar al cristianismo. Se calcula que los cristianos conforman el 30% (la mitad, evangélicos) de los 450.000 habitantes de Wa que, provenientes de la China meridional, se establecieron al otro lado de la frontera por aquellas época. Ya había varias iglesias en el lugar, cuando, a principios de la década del ’70, los altiplanos fueron conquistados por el rebelde Partido Comunista de Birmania (CPB), sostenido por Beijing.

El CPB mantuvo el control de la frontera hasta que en 1989, estalló un motín entre las filas de las fuerzas armadas pertecientes a la etnia Wa. Los líderes del partido, maoístas ortodoxos arraigados en la tradición de la Revolución Cultural china, fueron obligados a exiliarse en China, donde las autoridades chinas les brindaron alojamiento y pensiones. El Ejército del CPB, en otro tiempo aprovisionado por Beijing, se disolvió, abriéndose en cuatro ejércitos étnicos, entre ellos, el UWSA, que se posicionó como el más fuerte. Actualmente sus filas se jactan de sumar entre 20.000 y 30.000 combatientes.

El UWSA es uno de los ejércitos étnicos que no han suscripto el Acuerdo Nacional para el Cese del Fuego (NCA), propuesto por Naipyidó en el año 2015. Junto a otros seis grupos, éste forma parte del Comité Asesor Federal Político y de Negociaciones (FNPCC). El mismo fue fundado en abril de 2017 para guiar los coloquios de paz con el gobierno birmano. El ejército rebelde Wa ha participado como observador en un reciente encuentro entre la Comisión gubernamental por la Paz en la Unión (PC) y representantes de tres grupos armados que forman parte de la Alianza del Norte. La cumbre se llevó a cabo el 5 de septiembre pasado en Kunming, en la provincia meridional de Yunnan, con la mediación del Ministerio de Relaciones Exteriores chino.

Los analistas resaltan los comportamientos ambiguos de Beijing en los conflictos étnicos que caldean el territorio de Myanmar; los activistas acusan al gobierno chino de querer influenciar el difícil proceso de paz emprendido por la líder demócrata Aung San Suu Kyi. Myanmar tiene una importancia estratégica relevante para Beijing. El éxito de la Belt and Road Initiative (BRI) se basa en el acceso chino al Océano Índico, a través de ese país. 

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Estado de Shan, liberados 100 cristianos: otros 130 siguen encarcelados
11/10/2018 12:49
Condena y cárcel para dos pastores Kachin. Activista católica: castigados por haber dicho la verdad
27/10/2017 14:57
Musulmana, ex radical: Riad y el salafismo (wahabí) un peligro para el islam y para el mundo
17/12/2016 13:14
Naipyidó, se fija el primer encuentro por la paz entre gobierno, militares y rebeldes
08/10/2018 14:02
Rangún, el Card. Bo sobre los conflictos en Myanmar: Hay que curar, no abrir nuevas heridas
10/09/2018 13:57