19/10/2017, 19.07
COREA DEL SUR-JAPON
Enviar a un amigo

En Seúl y Tokio la disminución de los nacimientos es una amenaza para la economía

Fallidas las iniciativas para invertir la tendencia hasta ahora, sólo fracasos. Se encontraron hoy en Seúl los ministros de los dos países. El envejecimiento de la población pesa sobre la economía: menos fuerza de trabajo y mayores costos para los servicios de seguridad social. Donde más pesa es en el aspecto del trabajo.

Seúl (AsiaNews)- Tokio y Seúl trabajarán juntos para combatir el declino de la natalidad en sus propios países, en la esperanza de dar una nueva linfa a ambas importantes asiáticas. Esto es cuanto anunciado por los ministros coreanos y japoneses de salud y previdencia social, Park Neung-hoo y Masaji Matsuyama que se encontraron en Seúl. Según el p. Mauricio Giogianni, misionero Oblato de María Inmaculada en Corea del Sur, son las condiciones económicas las que llevan a las parejas a tener menos hijos.

Si en el año 2016 en Japón nacieron solamente 970 mil niños, los datos de la cercana Corea del Sur no son más alentadoras: el año pasado el número de los nacimientos alcanzó mínimos históricos, con sólo 406 mil niños y una tasa de natalidad de fertilidad (número de niños nacidos por mujer) detenido en 1,17, el más bajo de los últimos 7 años.

Los expertos sostienen  que esto reducirá la fuerza trabajo e incrementará los costos de los servicios de previsión social, ejercitando un efecto negativo sobre el potencial crecimiento de la economía en sentido general.

Según el p. Giorgiani el peso económico que comporta un hijo es uno de los factores que puede influenciar sobre la decisión de tener un hijo, en particular en lo que se refiere al acceso a la instrucción. Un aspecto importante en una sociedad competitiva como la coreana, donde el costo de las escuelas son muy altos y las universidades son privadas y caras.

“Por cómo está estructurada la sociedad hay muchísima competitividad, la cuestión se convierte en un “mi hijo debe ser competitivo, lo debo enviar a una universidad buena” los cual significa un gasto no muy pequeño. Nos dice el p. Giorgianni- Estudiar en Seúl o en una ciudad más lejana del centro tiene un valor social. Quien estudia en una universidad en la ciudad tiene una instrucción más calificada y tendrá más posibilidades de encontrar trabajo, de inserirse en la sociedad. Pero, las universidades son caras, un año en la universidad de Seúl puede costar hasta decenas de millones de won (1 millón de won son unos 750 euros). Las parejas actuales reflexionan mucho sobre esto, Pueden hacerlo por un hijo, pero, ¿por dos?”.

Además, la realidad de la vida de pareja aparece cambiada: “Ahora el marido son mucho más independientes, tienen una vida autónoma. Cuando tiene un hijo algunas cosas deben cambiar. Hoy por hoy se está volviendo más egoístas y se piensa sólo en sí mismos”.

Hace poco, en Seúl se anunció una serie de iniciativas para favorecer elm crecimiento demográfico, como subsidios económicos para los hijos y alargar el período de permiso por maternidad. Sin embargo, ninguna de estas propuestas parece haberse revelado eficaces.

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Seúl, nuevo récord negativo en los nacimientos
28/09/2018 14:42
Natalidad, otro récord negativo en Corea del Sur
29/03/2018 11:23
Continúa la caída demográfica en Japón. Es el declive más veloz que se registra desde 1968
07/07/2017 13:00
Tokio alienta a los papás para que se tomen licencia por paternidad
09/01/2018 12:38
Musulmana, ex radical: Riad y el salafismo (wahabí) un peligro para el islam y para el mundo
17/12/2016 13:14