30/06/2020, 13.35
IRAK
Enviar a un amigo

Emergencia Covid-19, médicos iraquíes en riesgo de colapso. Padre Paolo: situación ‘crítica’

El personal sanitario en primera línea debe afrontar el virus, la falta de dispositivos, la falta del pago de salarios y agresiones de familiares. Casos de turnos de hasta 48 horas. En Kurdistán se tratan sólo los casos del nuevo coronavirus. Sacerdote caldeo: muchos enfermos prefieren quedarse en casa y evitar los hospitales.

 

Bagdad (AsiaNews) - Celebrados en el mundo por su lucha en primera línea contra el Covid-19, los médicos y más en general todo el personal sanitario en Irak debe afrontar, además del virus, desafíos durísimos que ponen aún más en peligro sus propias vidas. Además de la falta del pago de los salarios a la carencia de dispositivos de protección, hasta las amenazas verbales y físicas- que no raramente se transforman en ataques- de los parientes de enfermos y víctimas, la “primera línea” contra el virus se hace siempre más crítica mientras los casos están en continuo aumento.

“Estamos colapsando”, narra a AFP, Mohammed, médico en un reparto Covid-19 en Bagdad que pide no citar su nombre completo, en el temor de represalias. “No pudo más trabajar. No logro ni siquiera concentrarme sobre los casos de mis pacientes”, agrega al terminar su turno que duró 48 horas. “Conozco personalmente-concluye- a 16 doctores que se infectaron en el último mes”.

En irak hay 47 mil casos oficiales del nuevo coronavirus, pero el número podría ser aún mayor y la situación es crítica, sobre todo en las zonas a riesgo como en los campos de refugiados. El número de las víctimas está alrededor de las 2 mil, con 100 muertos sólo en la última semana. 

En la región autónoma de Kurdistán las infecciones han superado la cuota 5 mil, de los cuales 200 son operadores de la salud, las víctimas son más de 160. Contra las condiciones precarias de trabajo, los doctores anunciaron que no se ocuparán de otras patologías sino aquellas relacionadas con el coronavirus: el Dr. Shevan Kurda de 30 años refiere que “trabajamos 10 horas por día, pero sólo para tratar a los pacientes” infectados de Covid-19. Todavía debe cobrar 3 sueldos de 2019 y no recibió los salarios de abril y mayo de este año. 

De Kurdistán a la capital, hay además una carencia difundida de dispositivos de protección personal. En el Al-Kindi Training Hospital de Bagdad los médicos tienen sólo 5 mascarillas N95 por mes; alguno del personal sanitario gasta de su propio sueldo- que es de unos 750 dólares por mes- para comprar otras. Wael, médico de 26 años de otro hospital de la capital, refiere que la situación psicológica es durísima: “Antes del coronavirus, era posible recuperarse del estrés y presiones del trabajo viendo a los amigos y a la familia. Ahora paso de la habitación de aislamiento del trabajo al de mi casa” sin poder ver a nadie.

Interpelado por AsiaNews, el p. Paolo Thabit Mekko, responsable de la comunidad cristiana en Karamles, en la llanura de Nínive (norte de Irak), confirma que la situación es “crítica” y los casos están “en continuo aumento”, si bien “ayer las curaciones han superado los nuevos contagios”. En Bagdad, prosigue, “los hospitales están en dificultad porque los espacios son pocos” y ahora “muchos nuevos contagiados ni siquiera van a las estructuras hospitalarias”porque corre la voz “que quedarse en casa es mejor”. No se quiere correr el riesgo y el peligro de “estar expuestos a una ulterior y aún mayor, carga viral”.

En esta fase de renovada emergencia la Iglesia caldea “trata de ayudar a los más necesitados, pagando los remedios, la comida. El patriarcado en las semanas pasadas destinó fondos y recursos a las parroquias y a los privados, para afrontar esta pandemia”. En el frente hospitalario, prosigue, inician a surgir “límites y necesidad de nuevas ayudas: hay voces relacionadas a la falta de oxígeno en algunos hospitales del sur, luego se habla de un acuerdo entre Bagdad y Teherán para el envío de doctores iraníes, pero se trata de noticias fragmentarias y confusas”.

En concreto, continúan creciendo los contagios también en la zona medio oriental y en el Norte de África (22 países en total), que según las últimas estimaciones de la Organización mundial de la salud han superado el millón.. Hasta el 28 28 de junio, de hecho, en la zona este y sur del Mediterráneo se cuentan 1.025.478 casos y 23.461 víctimas. Una situación que preocupa a los expertos, sobre todo en las zonas teatro aún hoy de sangrientos conflictos o violencias externas Como Siria, Yemen y Libia.

 

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Musulmana, ex radical: Riad y el salafismo (wahabí) un peligro para el islam y para el mundo
17/12/2016 13:14
Bagdad: cierran campo de refugiados cristiano por Covid-19. Mons. Warduni: situación precaria
16/06/2020 14:57
Presidente iraquí: la visita del papa un evento ‘histórico’. La espera entre los cristianos de Nínive
14/06/2019 15:44
Card Sako: gran alegría y emoción por la visita del Papa a Irak
11/06/2019 11:55
Padre Jens Petzold: Mi misión en Irak y Siria, para construir puentes entre cristianos y musulmanes
07/12/2015