18/09/2019, 13.11
ISRAEL - PALESTINA
Enviar a un amigo

Elecciones en Israel, líder cristiano: de la incertidumbre puede surgir un gobierno de unidad sin Netanyahu

Con el 92% de las boletas escrutadas, el partido Likud y la coalición Azul y Blanco obtendrían 32 escaños cada uno, mostrando una caída con respecto al mes de abril.  Para el nacimiento del nuevo Ejecutivo es fundamental el rol de Lieberman. En el horizonte, se aleja el quinto mandato para el premier saliente. Sobhy Makhoul plantea retirar la ley de Israel como Estado-nación y garantizar iguales derechos para todos los ciudadanos. 

Jerusalén (AsiaNews) - El primer dato que se desprende claramente del escrutinio que aún se desarrolla es un panorama de gran “incertidumbre”, en el cual “será difícil lograr que nazca un nuevo gobierno”. La única esperanza, tal como ha subrayado Benny Gantz, “es formar una gran coalición que contemple la presencia del Likud y del Azul y Blanco, pero con un Primer ministro distinto de Netanyahu”. Es lo que comenta, en diálogo con AsiaNews, Sobhy Makhoul, de la Iglesia maronita de Jerusalén y administrador apostólico del Christian Media Center, al referirse al resultado, todavía provisorio, de las elecciones políticas en Israel. 

“Creo que en el estado actual de cosas esta es la única solución viable para lograr la formación de un Ejecutivo”, agrega el líder cristiano y gran experto en política local. El conteo de los votos, prosigue, que debiera concluirse esta tarde, muestra claramente un empate entre los dos principales contrincantes, y hasta el momento nadie es capaz de generar un nuevo gobierno por su propia cuenta”. 

Para poder brindar una reflexión completa será necesario aguardar a que se concluya el escrutinio, pero con el 92% de las boletas escrutadas, tanto el Likud del premier saliente Benjamín Netanyahu como el Partido Azul y Blanco del principal opositor, Benny Gantz, habrían obtenido 32 escaños. Ambos registran una caída en comparación con la votación de abril. 

Si se amplía el análisis a las coaliciones, la de derecha, encabezada por el Likud, debiera obtener como máximo 55 escaños, mientras que sus rivales de centro obtendrían 59. Un número que igualmente resulta insuficiente para que ambos puedan formar gobierno, ya que la mayoría en la Knesset (el Parlamento israelí) se fija en 61 escaños. De la votación  pareciera surgir como ganador Israel Beytenu de Avigdor Lieberman, que debiera hacerse con al menos 9 escaños (caso el doble, en comparación con la convocatoria electoral anterior) y resultar fundamental para poder dar a luz un nuevo Ejecutivo. Después de todo, desde la liberación de las primeras “encuestas a boca de urna”, el líder de la derecha, que ha consumado una ruptura decisiva en los últimos meses con Netanyahu, ha esperado de inmediato el inicio de las negociaciones para un gobierno de coalición formado por el Likud, el Azul y Blanco e Israel Beytenu.

El presidente israelí Reuven Rivlin puede decidir dar la tarea de formar un gobierno al partido que haya obtenido más votos, pero está claro que las posibilidades de que el primer ministro saliente pueda ganar un quinto mandato histórico son cada vez más remotas. Netanyahu está en el centro de al menos tres investigaciones por corrupción y existe un alto riesgo de que en octubre pueda terminar en juicio. Su supervivencia política está cada vez más ligada al apoyo de la derecha religiosa (partidarios de la aceleración de la anexión territorial), que puede no ser suficiente.

En la noche, ya han comenzado las misiones exploratorias desde los campos de Lieberman y Gantz, con el objetivo de conformar un gran gobierno de coalición, la única posibilidad en este momento de salir del estancamiento. La única condición que plantea el ex general a la cabeza de la alineación centrista es que no debería haber participación de Netanyahu en el nuevo ejecutivo. "Y creo que esta es la única solución viable en este momento, según confirma Sobhy Makhoul a AsiaNews. Nos encontramos en un cara a cara, la lista árabe unida ha ganado 13 escaños y ya se ha declarado poco dispuesta a renunciar a sus votos para crear un ejecutivo". 

"Lieberman - dice el líder cristiano - tiene todo en su mano y puede ser la aguja de la balanza. Ya ha dejado claro que no pretende hacer concesiones a los religiosos ortodoxos y que probablemente será el tercer pilar de un gobierno de unidad nacional de carácter libre... y ésta, en mi opinión, es la mejor solución en este momento". Para el 20 de septiembre, concluyó, la situación debería desbloquearse "también porque la falta de un ejecutivo deja muchas preguntas sin respuesta y varios eventos abiertos, en primer lugar, el 'plan de paz' de Trump para Oriente Medio". En este contexto, la esperanza para los cristianos es que el nuevo ejecutivo "retire la ley sobre Israel del Estado-nación y garantice la igualdad de derechos para todos los ciudadanos". 

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Elecciones en Israel: Netanyahu se aferra al poder y ofrece a Gantz un gobierno de unidad
19/09/2019 13:46
Israel vota: Netanyahu, una victoria contra los procesos. Los rivales prometen dar batalla
16/09/2019 15:22
Gantz renuncia a formar gobierno. Israel, rumbo a la tercera votación del año
21/11/2019 10:59
Likud y Azul Blanco llegan a un acuerdo: Israel va a las urnas el 2 de marzo
10/12/2019 09:59
Musulmana, ex radical: Riad y el salafismo (wahabí) un peligro para el islam y para el mundo
17/12/2016 13:14