21/09/2017, 14.24
IRAK
Enviar a un amigo

El referéndum sobre Kurdistán da miedo a los cristianos, yazidíes y turkmenos

de Pierre Balanian

En la región se multiplican las fiestas por la Independencia de Kurdistán y para alentar a la población para que vayan a votar por el “Sí” al referéndum. Pero diversos cristianos están preocupados por las tensiones con Bagdad y por el fermentar de los partidos islámicos kurdos. Yazidíes y turkmenos amenazados. La propuesta de los EEUU de actualizar el referéndum e iniciar tres años de tratativas en vista de la independencia de Kurdistán. Al menos 50 mil soldados concentrados en la frontera. 

Erbil (AsiaNews)- Los jóvenes caldeos del escuadrón de Ziforan protegen sin armas a la iglesia de S. Elías en la zona cristiana de Erbil. Parecen relajados. “No tenemos armas”, dicen “porque aquí no se necesitan”. “Estamos aquí porque debemos cumplir las horas de trabajo y merecernos el sueldo”. Todos ellos son parte de la Unidad cristiana (ortodoxa) para la defensa de la Llanura de Nínive. Ahora que la guerra contra Daesh terminó, esperan formar parte del ejército regular de Kurdistán independiente.

Hay un cierto optimismo en el aire, pero para los cristianos, son siempre un poco diversas en Oriente Medio. Gergis, por ejemplo, que hoy trabaja en un hotel de Erbil, se encuentra aquí desde hace tres años, es originario de Ahmadia, un pueblo una vez totalmente habitado por cristianos. Ocupado y destruido por el Isis, hoy está liberado. Gergis recuerda: “Nosotros logramos escapar dos días antes de la llegada de Daesh y nos refugiamos aquí en Erbil”.  

En Ahmadiya se quedó solamente un anciano al cual los integristas apenas llegaron habían dejado en paz para luego obligarlo a que se fuera. Ahora, como él, la mayor parte de Ahmadiya, se encuentra aquí en Ankawa, la zona cristiana de Erbil. Algunos volvieron, pero Gergis quiere aún esperar. “Nuestra casa está destruida- dice- y no hay trabajo”.

Ammar en cambio es un cristiano de Bagdad. Fue amenazado por Asaba Ahl el Haq, una milicia paramilitar chií que “le aconsejó que se fuera” y vino aquí a Erbil, hace 4 años. Trabaja y es bien tratado, pero ahora, a pocos días del referéndum sobre la independencia de Kurdistán, fijado para el 25 de setiembre, se pregunta si debe prepara de nuevo sus valijas, para ir… no sabe adónde.

En Erbil no se habla de otra cosa. “El referéndum, un sueño decenal para los cristianos, milenario para los kurdos. Por todos lados se ven banderas tricolores con el sol en el medio, símbolo del Kurdistán que surge. Los manifiestos para el “bale bu referéndum (Sí a este referéndum)”, están por todos lados, hasta en los automóviles privados, en los autobuses que van llenos de adolescentes que agitan banderas y gritando con toda sus fuerzas. Gola, gola “¡Sí!, ¡Sí!”, en kurdo.

Alan es un joven de 27 años. Estudia para ser director televisivo y casi tiene un puesto de trabajo casi asegurado en una red en una red televisiva cristiana que un cura de Suecia tratará de lanzar en breve aquí. Confiado piensa en el futuro. “Sólo conocí guerras-dice. Un Kurdistán independiente traerá la paz”.

Alan tiene suerte: su padre es propietario de un hotel; él continúa los estudios y habla la lengua kurda. No es la misma cosa para Samer, también él cristiano, de 17 años, que no logra continuar los estudios y obtener el diploma en Kurdistán, también si es originario de allá. Le falta sólo un examen, el de lengua kurda, que él desconoce: habla caldeo y árabe y nació y creció en Mosul donde sus padres se habían transferido antes él hubiese nacido. En Mosul se estudiaba en árabe.

En todos lados los cristianos son bien vistos y protegidos en Kurdistán y eso es verdad. Pero la presencia de partidos islámicos da temor y dudas. Algunos de estos partidos que hasta se animaros a protestar porque en la fachada de un hotel construido recientemente en la ruta que va de Duhok a Zakho, por la noche con las luces que proyecta una sombra en forma de cruz. Los islamistas debieron renuncias a seguir adelante: las autoridades les dijeron que se podía restructurar y modificar la arquitectura externa (y la iluminación) si los partidos islámicos hubiesen pagado los costos.

Hay fuego debajo de las cenizas y los cristianos tienen miedo, mientras esta especie de “matrimonio forzado” de los kurdos con el gobierno central de Bagdad se está agrietando: día tras día..

El referéndum “se hará seguramente”, dicen todos. Pero en las últimas horas se intensificaron los contactos y visitas diplomáticas-oficiales y no- que aconsejan detenerlo-

Lo dijo un delegación rusa, que hace dos días firmó un contrato para la explotación del gas por un período de 50 años; el ministro británico de Defensa dio el mismo consejo. Son muchas las llamadas telefónicas y los contactos con todas las cancillerías europeas y árabes. Los EEUU, aliado de Irak como de los kurdos, propusieron una mediación, si bien según algunas fuentes y por ahora cada eventualidad, han ya hecho llegar unos 50 mil soldados a la frontera meridional de Kurdistán.

Existen también amenazas directas del gobierno central que declaró anti-constitucional al referéndum y aquellas del partido de Alianza nacional en el poder, que ya hizo saber que no reconocerá el referéndum y lo considerará nulo y como no sucedido.

Al final también está la incógnita: Turquía. Ankara no esconde sus miras expansionistas sobre Kirkuk y Mosul y ve la ocasión propicia para intervenir es anexar aquello que considera fuese Estado suyo, secuestrado por los ingleses colonialistas. Mientras tanto concentra tropas en la frontera es espera de agitar a los turkmenos que hace dos días atrás en Kirkuk han disparado contra personas favorables al “Sí”, reunidas para festejar.

Mientras tanto los comicios y los “Carnaval”-como llaman aquí en kurdo a los festivales en favor del referéndum-se multiplican. El de ayer en Sulaymaniyah; anteayer en Soran; el del sábado, la noche antes del referéndum, en Erbil.

Según fuentes de alto nivel del gobierno local kurdo, los EEUU insisten para que el referpendum sea postergado, en cambio de coloquios “constructivos” bajo la égida de Washington, “tratativas serias entre Bagdad y Erbil de una duración máxima de 3 años”. Pasada tal fecha límite, el dossier de la separación será sometida a la atención de la Onu, en el caso las partes hayan fracasado en el alcanzar un acuerdo de divorcio consensual. Según nuestras fuentes, la parte kurda parece más bien abierta a iniciar las tratativas con el gobierno federal.

Massoud Barzani, presidente de la Región autónoma de Kurdistán, hizo saber ayer estar dispuesto a dar un paso atrás, anulando el referéndum, “en el caso hubiese otra alternativa”, sin especificar cuál”.

La jornada del 25 de setiembre de 2017 será igualmente declarada como “Jornada de gran fiesta nacional”. En el “Carnaval” que se realizó el 18 de setiembre en Soran, Barzani agregó también: “Nos piden volver a la línea verde para trazar las fronteras de Kurdistán (1). Nosotros les decimos que no estamos dispuestos ni siquiera, a discutir sobre esto”. Él definió al gobierno iraquí actual como “un Estado religioso y no un Estado federal y por este motivo queremos la independencia y no los cargos”. “En Bagdad se piensa que los kurdos aspiren a obtener cargos, dijo, pero esto es ya parte del pasado”.

La población kurda, descuidándose de cuánto sucede detrás de bambalinas, prefiere festejar ya ahora de la deseada y tanto esperada “independencia”. Importa poco si está sucederá o no: en sus mentes ya sucedió y a la pregunta si esta acción drá pie a acciones bélicas por parte del ejército turco o aunque sólo iraquí responden. “Hemos tenido a Daesh, nada puede ser peor”.

Pero los cristianos tiene miedo: si explota una guerra, los hombres irá al frente y se quedarán en la ciudades sólo los partidos islámicos”

Muchas familias turkmenas y yazidíes recibieron amenazas e intimidaciones para que no voten en el referéndum. Por esto, con discreción, ellas se alejaron hacia Sinjar, para evitar encontrase en Kurdistán durante el referéndum. También ellos temen a los partidos islamistas, pero aseguran querer volver una vez que pase la tormenta”.

[1] Línea de demarcación que en 2003 delimitaba en la frontera la presencia de las tropas iraquíes.

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Sacerdote iraquí: la ‘derrota militar’ de Isis no cancela la amenaza yihadista
03/11/2017 14:18
En el Kurdistán asediado, celebraciones con las banderas vaticana, japonesa y turca (video)
28/09/2017 13:39
Suspendieron los vuelos al Kurdistán. Posible mediación de la ONU
30/09/2017 14:44
El referéndum del Kurdistán, rodeado de fiesta y temores
25/09/2017 16:07
El ejército iraquí reconquista a los kurdos dos centros petrolíferos en la periferia de Kirkuk
17/10/2017 15:28