06/08/2020, 13.03
LÍBANO
Enviar a un amigo

El mundo vuelve a abrazar a Beirut: se acabó el aislamiento

de Pierre Balanian

La catástrofe de las explosiones (para los habitantes locales, el “Beirutshima”) y los signos de solidaridad y ayuda del mundo entero. Los libaneses donan sangre, alojan a los desplazados, limpian las calles para eliminar los escombros y las ruinas. Rusia, Italia, Gran Bretaña, China, Irán, Irak, los Emiratos y tantos otros países envían ayuda médica y alimentos. La visita ‘de solidaridad’ del presidente francés Emmanuel Macron. Crece el número de muertos (137) y de heridos (más de 5.000). La población tiene inmensas necesidades. La campaña de AsiaNews para “Socorrer a una Beirut devastada”.  

Beirut (AsiaNews) - Las terribles explosiones del 4 de agosto - que han destruido la mitad de la capital - tuvieron lugar en un Líbano absolutamente aislado, tanto a nivel regional como mundial: un gobierno que no es bien visto por la comunidad internacional; la corrupción rampante; el Covid-19; el embargo sobre Siria y su impacto local. Todo esto, sumado a un puerto que ha demostrado su incapacidad. Desde la Antigüedad, el puerto de Beirut ha sido uno de los más activos del Mediterráneo. Nadie en Beirut esperaba recibir ayuda del exterior. 

Tras superar el primer shock, los libaneses primero se apoyaron en sus propias fuerzas, casi con desesperación, con pocos medios pero demostrando una inmensa buena voluntad: cientos de miles de personas acudieron a las clínicas para donar sangre; las familias del norte y del sur del país, las zonas más pobres, abrieron sus casas para alojar a las 300.000 personas que se han quedado sin techo; jóvenes de todas las confesiones se ofrecieron como voluntarios para ayudar a liberar las calles, repletas de escombros, vidrios y restos de autos incendiados. 

Beirutshima - así es como se denomina a la catástrofe, cuya intensidad equivale a un décimo de la potencia de la bomba de Hiroshima - parece haber sido el pie para el fin del aislamiento. 

Para un pueblo libanés que había quedado en el olvido, mártir de las políticas y guerras ajenas y de la opinión pública mundial, la solidaridad internacional llegó de manera inesperada, incluso de Israel, un país visto como “enemigo”. 

A los mensajes de solidaridad y cercanía que han llegado de todas partes del mundo, se suman ayudas concretas y altamente necesarias. Un alivio para los libaneses y una nueva esperanza para la humanidad; a pesar de la crisis mundial, los seres humanos aún se consideran miembros de una sola familia. 

Desde la tarde de ayer, el aeropuerto de Beirut asiste a un tráfico intenso y llegan ayudas de todos los rincones del mundo. Rusia ya ha enviado tres aviones repletos de ayuda médica; hoy arriba un grupo de expertos del SAR ruso, y un laboratorio de campo para los enfermos de Covid-19; Italia ha enviado un grupo de bomberos; Gran Bretaña ha donado 5 millones de libras esterlinas para la reparación de las viviendas dañadas por las explosiones. China se ha ofrecido para reconstruir el puerto, en tiempo récord. 

Una pesadilla que ha sido una ocasión única para recuperar el país y salvarlo de caer en uno de los dos campos antagonistas de la geopolítica mundial. 

A las 12 (hora de Beirut) llegó el presidente francés, Macron, en una visita oficial y de solidaridad, la primera de un jefe de Estado de un país amigo. Esta visita también rompe con el bloqueo impuesto - indirectamente - sobre el Líbano desde hace casi un año. Con el presidente francés, aterrizaron tres aviones repletos de ayudas.  

En tanto, continúan las operaciones para rescatar a las víctimas que yacen bajo os escombros. Esta mañana el número de muertos trepó a 137; los heridos ya suman más de 5.000. 

El Líbano está de luto por tres días y rige el estado de emergencia por las próximas dos semanas, con todas las prerrogativas en manos de las Fuerzas Armadas. 

Siria, que vive una catástrofe en su propio suelo, ha enviado ayudas y por boca del ministro de Relaciones Exteriores ha declarado que no abandonará al Líbano; el equipo de Defensa Civil de los campos de refugiados palestinos se ha puesto manos a la obra e incluso logró rescatar a un miembro de la Defensa civil libanesa que había quedado atrapado entre los escombros.  

Los primeros vuelos que llegan con ayudas muestran una solidaridad internacional sin precedentes hacia un país de Oriente Medio. Anoche, el primer avión colmado de ayudas llegó a las 18, proveniente de Irán; le siguió un vuelo llegado de Rusia, otro de los Emiratos, uno de Kuwait, de Qatar (con dos hospitales de campaña a bordo), de Egipto, y uno de Túnez, que recogió a 100 heridos graves para trasladarlos hasta un hospital militar tunecino donde quedarán internados.

Luego aterrizó un avión con ayudas provenientes de Gran Bretaña; desde Argelia, por mar,  arribó un buque de carga con ayuda para Beirut; en paralelo, llegaron tres aviones argelinos repletos de alimentos. Turquía envió medicamentos. Irak se comprometió a enviar a la mayor brevedad el combustible necesario para garantizar el suministro eléctrico para todo el país, por varios meses. 

Superadas las primeras 24 horas de emergencia, quedó claro que el Líbano no podría afrontar solo un drama de tal magnitud, que supera ampliamente las capacidades de un país que ya estaba de rodillas. 

Hay más ayudas en camino, pero las necesidades son inmensas: el centro de Beirut parece salido de un tsunami, de un terrible terremoto o de un cataclismo. El aire que se respira en la capital es tóxico, y los efectos de estos químicos pueden verse en las carrocerías de los automóviles. 

Para sostener a la población de Beirut y del Líbano, y para colaborar con Caritas Líbano, AsiaNews ha decidido lanzar la campaña “Socorrer a una Beirut devastada”. Quienes deseen colaborar pueden enviar sus donativos a: 

- Fondazione PIME - IBAN: IT78C0306909606100000169898 - Código de Identificación del Instituto (BIC): BCITITMM -

   Motivo: “AN04 – SOCORRER A UNA BEIRUT DEVASTADA”

-  a través del sitio de AsiaNews, en la sección “DONA AHORA”.

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Musulmana, ex radical: Riad y el salafismo (wahabí) un peligro para el islam y para el mundo
17/12/2016 13:14
Centenares de parientes de las víctimas del 11/9 inician acciones legales contra Riad
22/03/2017 13:04
Solidaridad de las Iglesias con el Líbano, herido por las explosiones
07/08/2020 11:32
Beirut, el Banco Central, en riesgo de quebrar. El fantasma del hambre
22/08/2020 14:36
El apoyo y la solidaridad internacional para el ‘resiliente’ pueblo libanés
05/08/2020 12:37