22/11/2013, 00.00
CHINA
Enviar a un amigo

El Plenum ayudó a Xi Jinping a consolidar su poder, no las reformas

de Willy Lam
El "ballet" sobre el papel de los individuos en el mercado económico ha puesto de relieve un enfrentamiento entre el primer ministro Li Keqiang y el presidente. Quién ha sido nombrado director de dos nuevas comisiones (uno de los cuales es muy similar a la Kgb) y dejó poco espacio para el resto. Ahora Xi debe decidir si desea ser un reformista o un nuevo Pol Pot. Un análisis del gran experto sobre China, cortesía de la Jamestown Foundation.. Traducción por AsiaNews.

Beijing (AsiaNews) - Mientras que se esperaba que la tercera sesión plenaria de la 18ava Comité Central del Partido comunista de China descorriera el velo de nuevas e importantes iniciativas en el ámbito de la liberalización económica, lo que impresionó a los observadores chinos y extranjeros fue el peso que ha puesto el liderazgo en la mejora de la seguridad nacional, particularmente a través de la centralización de poder al máximo vértice del aparato del Estado-Partido. El Plenum ha creado una Comisión para la seguridad nacional (Csn) para coordinar mejor la labor de los departamentos que manejan tareas que van desde la policía y contrainteligencia hasta los medios de comunicación y relaciones exteriores. Dado que, además de el Csn, el presidente Xi probablemente guiará el nuevo Grupo de gestión para la comprensión plena de las reformas, los ya formidables poderes del Secretario General del Partido y comandante en jefe de las Fuerzas Armadas aumentarán aún más.

Un párrafo en la declaración del pleno, que fue lanzado el 12 de noviembre, dice que el Csn es creado para "mejorar la estructura de seguridad del Estado y las estrategias de seguridad nacional, con el fin de proteger mejor la seguridad del país". "Debemos fortalecer el gobierno social, estimular la energía de las organizaciones sociales y traer una innovación al sistema para prevenir con eficacia y ponen fin a las contradicciones sociales, mejorando la seguridad pública"[ver a Xinhua y People's Daily, 12 de noviembre]. Aunque los medios oficiales dan una breve descripción de el Csn, se cree que será un órgano del Estado cuya condición es de igual rango con respecto a los grupos y comités de gestión -como el grupo de comando para los Asuntos exteriores y el Comité Militar Central, ambos conducidos por Xi- y que se refieren directamente al Comité permanente del  Politburó (Cpp), el Consejo más poderoso de la China. Explicando la "resolución sobre algunos temas importantes que se relacionan con la plena comprensión de la reforma" (en adelante "la resolución", cuyo texto completo se publicó el 15 de noviembre), Xi subraya: "la responsabilidad principal del Csn es la formulación y aplicación de estrategias de seguridad nacional, el impulso hacia una construcción legal de seguridad del Estado y la formulación de los objetivos y políticas del trabajo relacionado con la seguridad nacional". Hablando de la conexión entre las amenazas internas y externas, Xi agregaba: "nuestra nación enfrenta una doble presión en el campo de la protección de la soberanía nacional: la seguridad y los intereses para frustrar las amenazas externas y la seguridad política y la estabilidad social interna" [v. Xinhua y China News Service, 15 de noviembre].

Aunque el nombre del Csn en chino es una reminiscencia del Consejo para la seguridad nacional americano, se cree que se concentrará principalmente en la seguridad interna. Esto incluye responder a las amenazas planteadas por "fuerzas hostiles anti-chinas en el extranjero". Entre los principales órganos del partido ya hay dos unidades, el Lgfa y el Grupo comando para la seguridad nacional, que realiza funciones similares a las de la NSA estadinense. Algunos artículos aparecidos en los medios chinos no oficiales y la prensa de Hong Kong han publicado varias listas de los ministerios y las unidades de nivel ministerial que enviarán sus funcionarios al nuevo organismo. Cada lista es ligeramente diferente, pero todos incluyen los siguientes departamentos: el Ejército de liberación popular, la Policía armada del pueblo, el Ministerio de Relaciones Exteriores, el Ministerio de Defensa, el Ministerio de Seguridad Pública, el Ministerio de seguridad del Estado, el Ministerio de comercio, el Departamento de propaganda y el Departamento de relaciones internacionales. El Csn será dirigida por el Presidente Xi. Los dos vice presidentes deben ser los miembros del Politburó Meng Jianzhu, que actualmente tiene la responsabilidad central político (ente rector para la aplicación de la ley en el país) y Wang Hunin, Director de la Oficina Central para la investigación política y primer consejero diplomático del presidente. Para el papel de Secretario General en la carrera están tanto el secretario general de el Comité central político-legal Wang Yongqing como el Viceministro de seguridad pública Fu Zhenghua, considerado un "protegido" de Xi. La lista de componentes de el Csn y sus principales dirigentes, sin embargo, todavía tienen que ser revelada por las autoridades [véase China Review News e Ming Pao, 14 de noviembre; Apple Daily, 13 de noviembre].

El portavoz del Ministerio de relaciones exteriores Qin Gang ha conectado el Csn a la campaña que China ha lanzado contra los "tres males", agregando que el Comité "pondrá muy nerviosos a los terroristas, separatistas y extremistas religiosos". Los "tres males" son una cruz entre las preocupaciones nacionales y extranjeras, relacionados con la seguridad y generalmente se describen como "una fuente de inestabilidad interna" causada por la unión entre otras naciones y grupos no estatales. Según Li Wei, jefe del lucha contra el terrorismo del Instituto chino para las relaciones internacionales contemporáneas de China, el Csn está orientado a la gestión del creciente número de accidentes graves y percances que rompen la seguridad y los intereses de nuestro país". Li agregó que las preocupaciones de el Csn incluyen seguridad económica y financiera, el medio ambiente, el terrorismo y la piratería [v. People's Daily, 14 de noviembre; China Reviews, 13 de noviembre]. Dada la antigua creencia del Partido según la cual la mayor parte de los agentes desestabilizadores de China son apoyados por naciones extranjeras hostiles -que socavaría el sistema socialista a través de mecanismos tales como "revoluciones de color" o "evolución pacífica"- el orden interno sólo puede ser protegido mediante el uso de inteligencia gubernamental y militar. Como señalaba Global Times la "transformación social ha producido una serie de contradicciones en el país. Las fuerzas extranjeras están aún más comprometidas para desafiar a China mediante el aprovechamiento de nuestros problemas internos y aún han arreglado más palancas en esta tarea". El periódico cita como ejemplo el aumento del número de incidentes relacionados con las minorías étnicas, un número "que empeora debido a los cambios radicales que tienen lugar en el ambiente externo a China" [v. Global Times e Sina.com 13 de noviembre]. Dada la creciente conciencia de lo que el Global Times define el "mega concepto de seguridad", el Comité central político-legal que es responsable de la policía, los tribunales y la oficina de la Procuraduría -no tiene los recursos suficientes para cubrir todos los aspectos de la seguridad nacional. Además, la reputación del Comité ha sido golpeada por un gran escándalo: Zhou Yongkang, ex miembro del Comité Central permanente del Politburó y jefe del Comité político-legal del 2007 al 2012, podría acabar siendo investigados por corrupción [v. South China Morning Pos, 22 de octubre; BBC Chinese service, 21 de octubre]. En cualquier caso, los medios chinos aún tienen que dar detalles sobre la relación entre el Csn y el Comité central político-legal.

Un buen número de intelectuales liberales está alarmado por la aparente similitud entre el Csn y la potente unidad de seguridad interna de la ex Unión Soviética. Según Xia Yeliang, economista y ex catedrático de la Universidad de Pekín y famoso intelectual público, "las autoridades están muy preocupadas por la estabilidad, a pesar de los resultados evidentes en el campo del desarrollo económico". Los medios de Hong Kong han dicho: "el Csn hará mejor uso de los militares, paramilitares del Pap, espías e incluso de los agentes contra la corrupción para promover la seguridad nacional. Hay un paralelismo entre el Comité y la Kgb Soviética. Hu Jia, un disidente conocido internacionalmente, nota como el Csn es "una versión muy mejorada del Comité Central político-legal". "El espíritu de la Kgb, añadió, está vivo y bien en China". El abogado de derechos humanos de Beijing Liu Xiaoyuan plantea esta pregunta retórica: "el partido ha creado el Csn para mejorar la seguridad del Estado. Podemos crear un Comité para la seguridad de la gente, para salvaguardar su seguridad". [v. Thehousenews.com y Voa Chinese Service, 13 de noviembre].

Conociendo las inquietudes del presidente Xi sobre la estabilidad -y el mantenimiento de un fuerte liderazgo- no es ninguna ninguna sorpresa que mientras el comunicado del Plenum dice que las fuerzas del mercado jugará un "papel decisivo" en la asignación de recursos, los miembros del Partido y de la comunidad económica vienen pidiendo "consolidar sin choques y desarrollar el sistema de propiedad pública alegando su condición dominante y fortalecer incesantemente la vitalidad y la influencia de la economía estatal "[v. Hong Kong Economic Journal, 14 de noviembre; South China Morning Post, 13 de noviembre]. La resolución, sin embargo, es la posibilidad de que la aperturas se amplíe gradualmente dando entrada de la industria privada en el sector financiero y permitiendo a los campesinos monetizar sus parcelas a través de nuevos instrumentos para el uso "colateral" de la tierra. La resolución también habla que  la construcción de zonas de libre comercio - como las que ha lanzado recientemente en Pudong, Shanghai- "es necesario acelerarlas". Como era de esperar, incluso la política de hijo único fue parcialmente liberalizada. Una pareja puede tener dos hijos si uno de los padres es hijo único [v. Xinhua e Cctv News, 15 de noviembre].

Discutiendo durante el pleno, el primer ministro Li Keqiang - que el Comité permanente del Politburó ha sido nombrado jefe de economía- reiteró la posición de que "siempre que sea posible, el gobierno debería permitir que el mercado haga su trabajo". El comunicado de prensa y la resolución, sin embargo, han hecho hincapié en el "modelo de alto nivel": significa que el liderazgo del partido y estatal deben controlar con firmeza cualquier forma de transformación económica y social, de modo que cumpla los criterios de Beijing de "balancear las reformas, el desarrollo y la estabilidad". Según la Resolución, las autoridades deben "aumentar al máximo grado los factores armoniosos de la sociedad" y "elevar el nivel de gobierno corporativo, con el fin de salvaguardar la seguridad nacional y el orden social". "Tenemos que empujar la modernización de instituciones relacionadas con la gobernanza social" [v. Xinhua, 15 13 de noviembre; China News Service, el de noviembre].

Para garantizar el éxito de las reformas, el Plenum también decidió crear un grupo de gestión para la comprensión plena de las reformas. El Wen Wei Po, un periódico de Hong Kong controlado por Beijing, y la Phoenix TV, que tiene lazos cercanos con China, han informado de que el presidente Xi "muy probablemente" será el líder de este grupo, que se encargará de supervisar las políticas relativas a las reformas económicas, políticas, culturales, sociales, ambientales y políticas [Wen Wei Po, 14 de noviembre, Phoenix TV, 15 de noviembre]. Que no será el primer ministro Li la cabeza del Grupo también se confirma desde las descripciones del Plenum. Ha sido Xi y no Li el nominado como jefe del del equipo con  la tarea de redactar la resolución, mientras que dos dirigentes fueron los miembros del Politburó Comité permanente encargados de la ideología, Liu Yunshan y Zhang Gaoli, miembros del Comité y vice primer ejecutivo. Aunque las funciones exactas de este importante grupo aún tienen que ser delineado, ¿la creación de otro cuerpo no exacerbaría la naturaleza burocrática de la toma de decisiones en China?. Después de todo, uno de los primeros combates de primer ministro Li poco después de asumir el poder fue racionalizar al Consejo de Estado. Además, el Comité Nacional de desarrollo y reformas, un "súper Ministerio" que a menudo se ha referido como un "mini Consejo de Estado" -ha tenido a lo largo de la última década la responsabilidad de diseñar y poner en práctica diversos tipos de reformas [Ta Kung Pao, el 6 de noviembre, China News Service, 2 de septiembre].

Por lo tanto, es probable que sea el Presidente 11 y no al primer ministro quien asuma el liderazgo de este grupo. Ahora la pregunta es si se ha revestido de demasiado poder al líder supremo (y si se podría demostrar alguna forma de lucha por el poder entre Xi y Li). También hay varias dudas sobre la insistencia de Xi en la dirección del Partido en el campo de las políticas económicas, que parece una contradicción con la posición de privilegio que parece que le han dado a las fuerzas del mercado. El comunicado del Plenum pone gran énfasis en el hecho de que "una reforma profunda y bien estructurada requiere el fortalecimiento de la dirección del Partido y la necesidad de que el núcleo de la dirección supervise toda la situación, mientras coordina las necesidades de los distintos sectores". Los documentos también piden "comités del partido en todos los niveles para llevar a cabo sus funciones con honestidad, ocupando el liderazgo durante las reformas."

Según Chen Ziming, reconocido teórico de la reforma, el esperado tercer Plenum se ha revelado más como una cuestión de poder que de reformas: "al convertirse en jefe de dos nuevos Comités creados en el pleno, Xi Jinping ha fortalecido enormemente su control del poder. No conocemos aún lo suficiente sobre él para decir qué va a hacer. Puede seguir el camino de Chiang Ching-Chuo [reformista ex Presidente de Taiwán, el hijo de Chiang Kai-Shek, que ha abolido la dictadura militar establecida por su padre, ndt] o puede convertirse en otro Pol Pot [dictador de Camboya]" [v. Ming Pao, 14 de noviembre; Ming Jing News 12 de noviembre]. La tortuosa historia de las reformas en China parece demostrar que la cuasi-superpotencia todavía debe someterse a las pruebas más estrictas antes de que pueda encontrar una fórmula para satisfacer tanto las necesidades de control de los gobernantes como del deseo del pueblo para dar rienda suelta a su propia fuerza productiva.

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
El lobby de los intelectuales pide más libertad. Las zancadillas de los rivales de Xi Jinping
02/08/2016 19:26
Xi Jinping ordena a las Fuerzas armadas prepararse para combatir
27/05/2020 12:12
Las recetas de Li Keqiang para una enferma economía china
29/05/2020 16:57
La ANP aprueba la ley de seguridad para Hong Kong
28/05/2020 12:37
ANP, la gran incertidumbre: ningún objetivo de crecimiento, aumento de los gastos militares
22/05/2020 14:14