10/12/2019, 11.19
SIRIA-LIBANO
Enviar a un amigo

Crisis libanesa, inflación y escasa liquidez hunden a la economía siria

La libra siria se cambia uno a mil respecto al dólar, jamás estuvo tan bajo. En el pasado los institutos libaneses eran el único canal de ingreso para la moneda extranjera. Las restricciones a las transacciones bloquean la circulación. Detenidos también los capitales de ricos hombres de negocios sirios. Y la población está siempre más preocupada. Arzobispo maronita de Damasco: “Recen por nosotros”.  

 

Damasco (AsiaNews) - La crisis política en Líbano, la falta de liquidez y las sanciones internacionales afectan con creciente fuerza también a la vecina Siria, hundiendo siempre más a una población ya marcada por 8 años de conflicto. En los días pasados, solo para dar un ejemplo, la moneda local, la libra siria, en el mercado negro se derrumbó (uno a mil) respecto al dólar, señalando un nuevo récord negativo. Todo esto se une a una creciente falta de liquidez en el vecino país de los Cedros, por mucho tiempo reserva de moneda extranjera. 

En los años pasados, en particular en los momentos oscuros de la guerra, Líbano era el único canal de acceso para el ingreso del dólar en las áreas de Siria bajo el control gubernamental. Un sitio web especializado fijó en 975 liras el cambio respecto al dólar, una dato que era más que el doble de superior a la tasa oficial de 434 esterlinas.

En el año 2001, año del inicio de la guerra, un dólar se lo cambiaba a 48 liras sirias.

En la ciudad vieja, en Damasco, un comerciante que prefiere permanecer anónimo afirma que todos los bienes y los servicios, de la comida a los transportes, registraron un decisivo aumento de los precios en la últimas semanas. “Solo en los últimos meses-afirma- redoblaron. Y cada uno, agrega, vende la propia mercadería en el mercado negro siguiendo la tasa de cambio actual”.

El analista sirio Samuel Ramani confirma que el valor de la moneda local bajó del 30% desde el inicio de las protestas anti-gobierno en el vecino Líbano, el 17 de octubre pasado. La crisis tuvo graves repercusiones también para los sirios, muchos de los cuales- a causa de la guerra- abrieron actividades en Líbano, donde colocaron sus ahorros y utilizaron los canales locales para la importación de bienes y mercadería. Sin embargo, desde el verano los bancos libaneses introdujeron controles restrictivos sobre el retiro de dólares poniendo a dura prueba la oferta del billete verde en los mercados sirios.

Recientemente el arzobispo maronita de Damasco, Samir Nassar confirmó a AsiaNews las repercusiones sobre Siria de la crisis libanesa, donde la austeridad se acompaña a una “mayor solidaridad”. “La situación está aún en dificultad-cuenta el prelado- en especial modo en este tiempo de Navidad se advierte una crisis” que influye en modo negativo también sobre “todas las actividades sociales”, por esto “renuevo la invitación para que recen por nosotros”. 

La situación de criticidad no golpea solo, como sucede a menudo, a los más pobres: la decisión de los bancos libaneses de reforzar los controles sobre las transacciones  monetarias y la transferencia de capitales-de hecho- hizo inaccesibles a los fondos de los sirios más ricos. Hombres de negocios, empresarios y banqueros en patria y en el extranjero concuerdan en el afirmar que el flujo de dinero y de dólares, del Líbano a Siria de hecho, está interrumpido. Fuentes vecinas a los estudios de crédito hablan de millardos de dólares depositados en los bancos libaneses por ricos sirios; en estos años de guerra, los intereses madurados han constituido una importante fuente de sustentación para la economía de Damasco.

Además, los efectos de la crisis se hacen sentir también por los trabajadores migrantes sirios en Líbano, que han visto reducirse los salarios y los puestos de trabajo. “Los sirios-afirma el experto Kamal Hamdam- fueron afectados más que los otros”. Los comerciantes, agrega Karim Halawani, “no depositan más sus libras en los bancos. Tratan de cambiarlas con dólares y esto provocó un ulterior aumento de la demanda”. Las personas, concluye el empresario que se ocupa de importación en el sector comida, están siempre más “asustados” porque “si ni siquiera estos potentes hombres de negocios pueden hacer algo, significa que la situación está en un progresivo empeoramiento”.

 

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
​Obispo de Bangalore: En Navidad compartamos la alegría de Dios con aquellos que nos hacen el mal
23/12/2015
Musulmana, ex radical: Riad y el salafismo (wahabí) un peligro para el islam y para el mundo
17/12/2016 13:14
Arzobispo de Damasco: Redescubrir la fe en la guerra y en la crisis económica
28/11/2019 15:33
Moscú invita al Líbano a participar en los coloquios sobre Siria, en Astaná
19/06/2019 11:28
Damasco, la Navidad de los niños cristianos y musulmanes: un regalo, más allá de las heridas de la guerra
11/01/2019 12:56