24/02/2017, 12.25
MYANMAR - CHINA
Enviar a un amigo

Cientos de operarios asaltan una fábrica china en Yangon

Unos 300 operarios destruyeron maquinaria y tomaron como rehenes a siete operarios chinos por algunas horas. La ira de los operarios por el despido de un colega. Huelgas motivadas por salarios demasiado bajos. Muestras de impaciencia ante la “colonización” económica de China.

Yangon (AsiaNews) – Cientos de operarios tomaron por asalto una fábrica china de indumentaria, destruyendo maquinarias y tomando como rehenes a siete operarios chinos durante algunas horas.

El hecho ocurrió ayer. Según fuentes locales, los 300 operarios birmanos se sintieron frustrados a raíz del despido de un colega y por el trato humano y económico que reciben de parte de la empresa.

Los siete rehenes fueron liberados pocas horas después, gracias a la intervención de la policía y de representantes de la embajada china. Fueron arrestados cuando menos cinco operarios, que parecían estar liderando la protesta.  

La embajada china declaró que frecuentemente habían solicitado medidas del gobierno birmano destinadas a garantizar “la seguridad y los intereses del comercio chino y de los individuos”.  

El ataque de ayer es el último de una larga serie de episodios que  muestra la creciente intolerancia que la población local muestra hacia los extranjeros chinos. En los últimos dos años, hubo muchas huelgas en las empresas chinas de Myanmar, con reclamos de los operarios para que les sean aumentados los salarios y se disminuya la cantidad de horas de trabajo. En el período de la dictadura militar, que concluyó oficialmente hace dos años con las elecciones, China protegió a la Junta y al gobierno birmano. Esto le permitió expandir su presencia a muchos campos de la economía del país, gozando de un cuasi-monopolio en recursos como la madera, la minería, el petróleo y el comercio.

La empresa que se vio afectada ayer proviene de Zhejiang y fue construida hace dos años, para explotar mano de obra del lugar a un costo más bajo que en China.  

Las inversiones chinas en Myanmar hallan cada vez más resistencias. En el año 2011, un proyecto de 3,6 millardos de dólares, correspondiente a la represa de Myitsone (Estado septentrional de Kachin) fue suspendido tras diversas protestas que denunciaban el descontento de la población que vive en las inmediaciones de la represa. La misma debía servir para producir energía eléctrica, y un 90% de ésta iba destinada a China. 

Los habitantes de Myanmar a menudo califican como una "colonización" la presencia de China en el país.

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Represas y relaciones diplomáticas: el viaje a China de Aung San Suu Kyi
20/08/2016 13:06
Myitkyina, 10.000 hachines protestan contra la ‘mega represa’
08/02/2019 14:12
Vientián: guerra a los contrabandistas de madera, pero la corrupción es rampante
01/10/2016 13:01
China saquea los últimos bosques de Senegal
27/05/2016 18:25
Operativo policial contra 50 estudiantes y operarios activistas. El fantasma de Tiananmen
25/08/2018 13:13