11/02/2019, 16.58
BAHRÉIN - TAILANDIA
Enviar a un amigo

Bangkok libera al futbolista disidente de Bahréin tras mantenerlo preso por seis meses

Manama retiró el pedido de expatriación que pesaba sobre Hakeem al-Araibi, a quien Australia concedió en el pasado el estatus de refugiado. Canberra agradece a las autoridades tailandesas, pero aún debe lograr que el joven vuelva a casa para comenzar a festejar.  Los activistas de Bahréin en el exilio afirman: “Es una gran victoria para el movimiento de los derechos humanos”.  

Bangkok (AsiaNews/Agencias) – Las autoridades tailandesas han dispuesto la excarcelación del futbolista disidente bahreiní  Hakeem al-Araibi, quien fuera arrestado el 27 de noviembre del año pasado en el aeropuerto internacional de Bangkok –un caso que guarda similitudes con el de la joven saudita Rahaf- adonde había llegado en viaje de bodas. La decisión de liberar al deportista –que lleva años viviendo en Australia, tras haber recibido el estatus de refugiado- estuvo determinada por el retiro del pedido de extradición por parte del gobierno de Manama, tras recibir crecientes presiones internacionales, tanto del ámbito deportivo como diplomático.  

La oficina del procurador general tailandés (OAG) ha pedido al tribunal que proceda a archivar la causa judicial contra el jugador, dado que Bahréin ya no está interesada en su extradición. El joven debiera dejar el país en el trascurso del día. Durante el fin de semana pasado, el ministro de Relaciones Exteriores efectuó una visita a Manama y si bien no ha habido confirmaciones oficiales al respecto, es probable que el caso de Al-Araibi haya sido uno de los temas de conversación.  

En las últimas semanas, los máximos organismos del fútbol a nivel mundial –entre ellos, la FIFA y el CIO (Comité Olímpico Internacional) se manifestaron para reclamar por su liberación. Se sumaron a ellos varios gobiernos, como el de Australia, y varios futbolistas de primerísimo nivel como Didier Drogba y el colega británico Jamie Vardy, además del defensor italiano Giorgio Chiellini.

Al-Araibi, de 25 años, huyó a Australia en el 2014, donde obtuvo asilo político tres años después. Él forma parte del plantel de jugadores del Pascoe Vale de Melbourne. En 2014 fue condenado a 10 años de prisión, por contumacia y por cometer actos vandálicos contra una comisaría policial. Estas acusaciones siempre fueron rechazadas por el jugador, que ha aseverado que estarían motivadas por cuestiones políticas. Activistas y ONG internacionales han hecho numerosos llamamientos pidiendo por su liberación, subrayando que en caso de repatriación, él sufriría episodios de violencia y torturas.  

El Primer Ministro australiano Scott Morrison agradeció a las autoridades de Bangkok por haber “atendido nuestras instancias”, si bien aclara que debe aguardarse su “retorno a casa” antes de festejar. Para referirse al hecho, habló de “una gran victoria para el movimiento de derechos humanos” en Bahréin, Australia y Tailandia, Sayed Ahmed Alwadaei, de la ONG con sede central en Londres, el Bahrain Institute for Rights and Democracy. “El dramático caso de Hakeem –agrega- se concluyó después de 70 años, gracias al apoyo público y al movimiento de solidaridad” que se formó en torno al futbolista.

Bahréin es una monarquía del Golfo, regida por una dinastía sunita, en un país donde la mayoría de la población (al menos el 60-70%) es chiita y lleva tiempo reclamando cambios constitucionales y derechos sociales y económicos. En el 2011, siguiendo la estela de las primaveras árabes, se produjeron revueltas que el rey –aliado de Washington y sostenido por Riad- reprimió y doblegó con tropas enviadas por Arabia Saudita.  

En los últimos años, las autoridades sauditas han arrestado y condenado a activistas y líderes religiosos chiitas y han suspendido las actividades de Al-Wefaq, la principal agrupación chiita de la oposición Se la acusa de “terrorismo, extremismo y violencia”, además de sus presuntos lazos con una potencia extranjera (léase Irán). En este contexto, a fines de enero, la Corte Suprema –el tribunal más elevado en la tarea de juzgar- confirmó con una sentencia definitiva la condena a cadena perpetua para el líder chiita opositor, el jeque Ali Salman.

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Manama quiere la extradición del futbolista Hakeem al-Araibi, bloqueado en Bangkok
29/01/2019 10:29
Lee Ming-cheh, el activista taiwanés arrestado en China, es llevado a juicio
07/09/2017 15:00
Bahréin, líder de la oposición chií acusado de ‘espionaje’ a favor de Qatar
02/11/2017 11:35
Bahréin, la catedral de Nuestra Señora, corazón de la comunidad católica de Arabia
14/07/2018 13:47
Alta tasa de suicidios entre los refugiados birmanos del campo de Mae La, en Tailandia
22/06/2017 15:11