12/05/2014, 00.00
IRAN
Enviar a un amigo

Es tiempo de quitar las sanciones contra Irán, causa de una crisis humanitaria

de Bernardo Cervellera
Falta leche en polvo para los niños, medicamentos, instrumentos médicos para tratamientos específicos, máquinas para rayos X. La contaminación- causado por el embargo al gas de ciudad- provoca 22 mil muertos al año en la sola ciudad de Teherán. En poco más de 10 años crecieron del 181% los enfermos de cáncer. El comercio se redujo y creció la desocupación. Las sanciones enriquecen a los radicales y sus comercios de contrabando. Amplios espirales de diálogo en el diálogo sobre el nuclear que se abre mañana en Viena. Primera parte de un reportaje sobre Irán.

Teherán (AsiaNews)- Cheesta es una niña nacida en Teherán hace 2 meses. Cuando no es tomada por fuertes cólicos, la pequeña goza del amor de su padre y de su madre, de ese amor profundo que dan a su primera criatura, que mueve de una lado para el otro sus ojos negros para abrazar el mundo que la circunda. Cheesta no conoce nada de los problemas de Irán, del programa nuclear sospechado de tener fines bélicos, del embargo y de las sanciones económicas y políticas que pesan sobre su País. Sin embargo, la pequeña es una víctima inocente justamente de las sanciones.

En las primeras semanas de vida se dieron cuenta que la neonata es intolerante a algunas proteínas de la leche materna y debe ser nutrida con leche en polvo. El único problema es que en Irán no se encuentra leche en polvo: a causa del embargo sobre las transacciones financieras, temiendo que no puedan ser pagadas, las empresas exportadoras han pensado bien en interrumpir el abastecimiento.

Después de una semana de complicaciones y preocupaciones, el papá Karim, que en su pasado había trabajado en Dubai, encontró la solución: un ex colega suyo, cada semana le envía la cantidad necesaria para Cheesta, permitiendo así el poder alimentarla y hacerla crecer.

"Gracias a Dios, tengo amigos fuera de Irán-me dice Karim- y mi situación económica me permite enfrentar estos gastos. Pero tanta gente no tiene estas posibilidades y ara ellos es un drama doloroso tener que ver a sus propios hijos condenados por este embargo".

Las sanciones contra Teherán comenzaron en 1979 y actuadas por los EEUU después de la ocupación y el secuestro de la embajada americana. Desde el 2000 a los Usa se unió la comunidad internacional y la Onu, con una serie de sanciones en respuesta a la poca colaboración de Irán con la Agencia Onu para la energía atómica (Aiea). Sospechado de tener un  programa nuclear bélico, Irán frenó las inspecciones de los inspectores Onu, rechazando frenar los procesos de enriquecimiento del uranio.

En 2006 y en 2012 las sanciones fueron aumentadas. Si bien esas miran a atacar a la tecnología nuclear, la exportación de armas, cuentas bancarias de personas u organizaciones ligadas al nuclear, sus consecuencias están creando efectos desastrosos sobre la población, tanto que se puede hablar de una verdadera y propia "crisis humanitaria".

Las últimas sanciones sobre la venta del petróleo (acogidas también por la Comunidad europea), sobre el transporte de los contenedores, sobre las aseguraciones navales, junto al bloque de las transacciones financieras y bancarias han postrado a la economía del país haciendo imposible para los iraníes procurarse comida, remedios, tecnologías médicas y otros bienes de primera necesidad.

De un punto de vista formal las sanciones de la Onu, de la Ue, de los EEUU no tocan las importaciones de bienes de carácter humanitario, pero su resultado es una aguda carencia de medicamentos, tratamientos para enfermedades específicas, bienes y servicios como el gas en la ciudad.

La pequeña Cheesta no logra encontrar leche en polvo, pero hay enfermos que no encuentran remedios para curar el mal de Parkinson; son raras los remedios para la hemofilia; no se encuentran, sino a precios altísimos los remedios supresores del sistema inmunitario (para quien ha sufrido un trasplante), faltan aparatos de rayos X, instrumentos para terapias radioactivas (que están contemplaos bajo el embargo sobre los productos radioactivos que se relacionan con las bombas atómicas). También en este caso, quien tiene parientes o amigos en el extranjero, trata de sobrevivir a sus necesidades, pero para la mayor parte de la población no tener estos remedios significa una condena a muerte de sí mismos y de sus familiares.

Otro dramático problema en relación con las sanciones es la contaminación. Entre las sanciones de la Ue está el bloqueo de las exportaciones hacia Irán de tecnología y componentes para la refinación y la extracción del gas natural; también los EEUU bloquean de inversiones en el sector petrolífero y del gas iraní. En los tiempos de Ahmadinejad, para obviar a este inconveniente, se decidió usar gas producido de los hidrocarburos, en cambio del gas de ciudad (imposible importar o extraer). Pero el gas de hidrocarburo es altamente venenoso. La conclusión es que cada año en la sola Teherán mueren al menos 22 mil personas a causa de la contaminación. Acompañando a este fenómeno hay también un incremento de la enfermedad del asma. Yo mismo, en los pocos días que estuve en Teherán, tenía problemas para respirar y los ojos siempre enrojecidos. "Este invierno- recuerda Karim- a causa  de las pocas lluvias, el aire de la capital era irrespirable y a los viejos y a los niños se aconsejaba que no salieran de sus casas, ni siquiera para ir a la escuela, dado el alto nivel de contaminación.

Según algunos centros de inmunología, en Irán hay al menos 250 mil muertos por año por asma; los enfermos son 7,5 millones y en Teherán, los efectos de esta enfermedad son la menos el 35% de la población. En todo el País la media es del 13% para los niños y el 5-105 para los adultos. [Para datos confrontar: "The impact of the Iranian People´s Healthhcare System, septiembre 2013, by IIPJHR]

La contaminación, como también, como también los altos precios de las comidas y la falta de remedios son la causa de otro problema: las muertes por cáncer.

El profesor Nassar Parsa, miembro de la American cáncer Society habla de un "Tsunami" del cáncer para Irán dentro de 2015, Ya hoy, cada año se descubren 85 mil casos de cáncer. Desde el 2000 al 2011 hubo un incremento del 181% de enfermos. Según la Organización mundial de la salud, Irán tiene la más alta incidencia de enfermedades de cáncer de todo el Medio Oriente.

Las sanciones no postran tan solo a la salud, sino también a la esperanza: muchos adultos y jóvenes están perdiendo el trabajo. Darius, que trabajaba en una empresa de importación-exportación fue licenciado hace unos meses. "No habiendo transacciones financieras con el exterior- afirma- nadie se arriesga a hacer negocios con nosotros. El volumen de trabajo de debilitó como nunca había sucedido y la gente, sobre todo los jóvenes, no encuentran ningún empleo". A causa del embargo sobre las transacciones financieras, a un iraní le está prohibido abrir una cuenta de banco en el extranjero o transferir dinero al exterior, creando nuevos problemas para todos los jóvenes que estudian lejos de Irán.

La comunidad internacional debe preguntarse si esto es justo, si este método de las sanciones que golpean en modo indiscriminado a tantos inocentes, viniendo menos a las mismas proclamas de la Onu que defienden los derechos de los niños, del enfermo y de los jóvenes. Además, con el nuevo presidente Hassan Rouhani, se abrió un amplio espiral con el mundo político y el mismo Javad Zarif, ministro iraní, se muestra disponible en todo a las inspecciones de los agentes de la Onu en los lugares del nuclear.

Mañan en Viena se inicia una nueva vuelta de encuentros entre Irán y los llamados 5+1 (Usa-Rusia-China- Gran Bretaña- Francia-Alemania) para un acuerdo nuclear comprensivo. La base de la cual se parte es muy positiva y la disponibilidad de Teherán para este diálogo fue premiada con una disminución de las sanciones. Pero la situación desastrosa del País necesita de una cancelación del embargo, sobre todo de aquellos de naturaleza financiera.

Y si a disolver las dudas no bastarían los motivos humanitarios; existe también un motivo político: un aliciente permanente o disminución de las sanciones pondría en crisis a los políticos radicales y anti-occidentales, reunidos alrededor de los Guardianes de la revolución y al partido de Ahmadinejad. Ante todo porque son propio ellos lo que ganan del embargo, importando de contrabando todo lo que falta ene l mercado iraní; en segundo lugar porque ellos están conspirando de cualquier manera para hacer caer a Rouhani y todo diálogo con el Occidente.

Hace una semana ellos han tenido un encuentro del título: "estamos preocupados", en el cual han expresado sus críticas al gobierno porque arriesga el "rendirse" al occidente en el diálogo sobre el nuclear.

Casi como para subrayar simbólicamente su posición, los opositores de Rouhani se reunieron en la ex -embajada Usa, donde se consumó el drama de los rehenes en 1979.

"Continuar el embargo- explica Darius- significa hacer caer a Rouhani y a las esperanzas de diálogo", poniendo las bases para nuevas tensiones y conflictos, sin contar lo que la población iraní podría aún sufrir.

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Cárcel para tres universitarios que protagonizaron protestas contra el gobierno
13/03/2018 10:08
Teherán: los Pasdaran declaran el ‘fin de la revuelta’, pero la tensión sigue
04/01/2018 09:58
Continúan las manifestaciones en muchas ciudades iraníes. Mataron a un policía
02/01/2018 10:36
Beijing, alarma por el aumento de pacientes con cáncer de pulmón debido a la contaminación atmosférica
12/08/2017 14:24
Decenas de miles de iraníes en las calles para defender al gobierno. Nuevas víctimas y arrestos
03/01/2018 12:40