18/01/2015, 00.00
FILIPINAS - VATICANO
Enviar a un amigo

El Papa a los jóvenes de Manila: Sabed llorar, pensar, sentir, obrar con los pobres

El testimonio de una joven, que sobrevivió a las drogas y la prostitución, empuja a Francisco a abandonar el texto preparado y hablar durante más de media hora improvisando: "Sólo si somos capaces de llorar por las cosas que acabamos de escuchar, podemos encontrar una respuesta al por qué los niños tienen que sufrir".

Manila (AsiaNews) - Las lágrimas y sollozos no le han permitido que ella terminara su testimonio ante Francisco. Pero la pequeña Jun, una adolescente que pasó  por las drogas y la prostitución, ha sido el foco del encuentro que el pontífice tuvo esta mañana con los jóvenes en el campo de deportes de la Universidad de Santo Tomás de Manila. Francisco renunció el discurso preparado y habló improvisando durante más de media hora en español, con la ayuda de su "buen traductor", p. Mark Miles, quien lo acompaña en estos días de visita a Filipinas.

Después de agradecer a Jun por haber hablado de su experiencia "tan valientemente", agregó: "Solamente cuando somos capaces de llorar sobre las cosas que vos viviste podemos entender algo y responder algo. La gran pregunta para todos: ¿Por qué sufren los niños?, ¿por qué sufren los niños? Recién cuando el corazón alcanza a hacerse la pregunta y a llorar, podemos entender algo".

"¡Existe una compasión mundana que no nos sirve para nada! Una compasión que a lo más no lleva a meter la mano en el bolsillo y a dar una moneda. Si Cristo hubiera tenido esa compasión hubiera pasado, curado a tres o cuatro y se hubiera vuelto al Padre. Solamente cuando Cristo lloró y fue capaz de llorar entendió nuestros dramas.

Ciertas necesidades de la vida sólo se ven a través de nuestros ojos llenos de lágrimas.

Los invito a que cada uno se pregunte: Yo aprendí a llorar? cuando veo un niño con hambre, un niño drogado en la calle, un niño que no tiene casa, un niño abandonado, un niño abusado, un niño usado como esclavo por la sociedad? O mi llanto ¿es el llanto caprichoso de aquel que llora porque le gustaría tener algo más? Y esto es lo primero que yo quisiera decirles: aprendamos a llorar, como ella nos enseñó hoy. No olvidemos este testimonio. La gran pregunta ¿por qué sufren los niños? la hizo llorando y la gran respuesta que podemos hacer todos nosotros es aprender a llorar. Si no aprendemos a llorar no seremos buenos cristianos".

La presencia de Jun, la única mujer entre los cuatro testigos, obligó al Papa a enfatizar el valor de la mujer en la sociedad: ""Veo una pequeña representación de las mujeres. Demasiado poco. Las mujeres tienen mucho que decirnos en la sociedad de hoy. A veces somos demasiado machistas y no dejamos lugar a la mujer. Pero la mujer es capaz de ver las cosas con ojos distintos de los hombres. La mujer es capaz de hacer preguntas que los hombres no terminamos de entender. Presten ustedes atención, ella hoy hizo la única pregunta que no tiene respuesta. Y no le alcanzaron las palabras, necesitó decirlo con lágrimas. Así que cuando venga el próximo Papa que haya más mujeres".

El encuentro con los más de 30.000 jóvenes, felices y llenos de energía en la lluvia y el viento, comenzó a las 10:30 am. Al comienzo un grupo de niños y niñas han traído en una gran procesión la imagen de un Cristo atlético sangrado y crucificado y lo han fijado ("entronizado") en el escenario. El Papa se inclinó y besó los pies de la estatua, luego escuchó los diversos testimonios: el de Jun y Glisel, dos ex niñas de la calle, ahora en un hogar de acogida; Leandro, quien habló sobre el mundo de la información; Rikki, un ingeniero que ayuda a las personas afectadas por el tifón Yolanda-Haiyan, junto con sus amigos e inventó un sistema de iluminación hecha con botellas y componentes muy baratos de plástico, para llevar la luz a los hogares de los sobrevivientes.

Al tomar la palabra y pedir hablar en español con traducción, Francis comenzó recordando la voluntaria de Catholic Relief Services, Kristel que murió ayer en Tacloban, golpeada por una torre caída a causa del viento, justo al comienzo de la Misa. El Papa pidió un minuto de silencio y luego cantó el Ave María por la joven y un Padre Nuestro por los padres.

Respondiendo a la pregunta de Leandro sobre la información, el pontífice dijo: " Hoy con tantos medios estamos híper informados y ¿eso es malo? ¡No! Eso es bueno y ayuda, pero corremos el peligro de vivir acumulando información. Y tenemos mucha información, pero quizá no sabemos qué hacer con ella. Corremos el riesgo de convertirnos en "jóvenes museo", que tienen de todo pero no saben qué hacer. No necesitamos "jóvenes museos" sino jóvenes sabios".

"Me pueden preguntar: Padre ¿cómo se llega ser sabio? Y este es otro desafío, el desafío del amor. ¿Cuál es la materia más importante que tiene que aprender en la Universidad?, ¿Cuál es la más importante que hay que aprender en la vida? Aprender a amar. Y este es el desafío que la vida te pone a vos hoy. ¡Aprender amar! No solo acumular información y no saber qué hacer con ella. Es un museo. Sino a través del amor hacer que esa información sea fecunda. Para esto el Evangelio nos propone un camino sereno, tranquilo, usar los tres lenguajes, el lenguaje de la mente, el lenguaje del corazón y el lenguaje de las manos. Y los tres lenguajes armoniosamente, lo que pensás lo sentís y lo realizas. Tu información baja al corazón, lo conmueve y lo realiza. Y esto armoniosamente: pensar lo que se siente y lo que se hace. Sentir lo que pienso y lo que hago, hacer lo que pienso y lo que siento. Los tres lenguajes. ¿Se animan a repetir los tres lenguajes en voz alta? Pensar, sentir, actuar"

El Papa también advirtió contra una "psicología de la computadora", en el que no ve "sorpresa".

"El verdadero amor - ha añadido -es amar y dejarme amar. Es más difícil dejarse amar que amar. Por eso es tan difícil llegar al amor perfecto de Dios, porque podemos amarlo, pero lo importante es dejarnos amar por él. El verdadero amor es abrirse a ese amor que está primero y que nos provoca una sorpresa. Si vos tenés solo toda la información estas cerrado a las sorpresas, el amor te abre a las sorpresas, el amor siempre es una sorpresa porque supone un dialogo entre dos. Entre el que ama y el que es amado. Y de Dios decimos que es el Dios de las sorpresas porque él nos amó primero y nos espera con una sorpresa. Dios nos sorprende, Dejémonos sorprender por Dios. Y no tengamos la psicología de la computadora de creer saberlo todo. ¿Cómo es esto? Un momento y la computadora tiene todas las respuestas, ninguna sorpresa. En el desafío del amor Dios se manifiesta con sorpresas".

La invitación para sorprender incluso la invitación de seguir a Jesús de una manera radical, el ejemplo de San Mateo. El pontífice recordó el contexto de la vocación de Mateo, pintado por Caravaggio. "En la imagen hay uno que dice: ¿Él? ¿Qué roba? Pero la sorpresa de ser amado supera [cualquier cosa]".

" ¡Déjate sorprender por Dios! No le tengas miedo a las sorpresas, que te mueven el piso, que te ponen inseguro, pero nos ponen en camino. El verdadero amor te mueve a quemar la vida aún a riesgo de quedarte con las manos vacías. Pensemos en san Francisco, dejó todo, murió con las manos vacías pero con el corazón lleno. ¿De acuerdo? No jóvenes de museo sino jóvenes sabios. Para ser sabios usar los tres lenguajes: pensar bien, sentir bien y hacer bien. Y para ser sabios, dejarse sorprender por el amor de Dios y anda y quema la vida. ¡Gracias por tu aporte de hoy! ".

Un último punto es cuando se dirige a Rikki, el inventor. Francisco alaba su compromiso y el de sus amigos, pero añade: "Una cosa te falta" (cfr. Marcos 10,16-30.).

" "Solo te falta una cosa. Esto es lo que nos falta: aprender a mendigar de aquellos a quienes damos. Esto no es fácil de entender aprender a mendigar. Aprender a recibir de la humildad de aquellos que ayudamos. Aprender a ser evangelizados por los pobres. Las personas a quienes ayudamos, pobres, enfermos, huérfanos, tienen  mucho que darnos. ¿Me hago mendigo y pido también eso?, ¿o soy suficiente y solamente voy a dar? Vos que vivís dando siempre y crees que no tenés necesidad de nada ¿sabés que sos un pobre tipo?, ¿sabés que tenés mucha pobreza y necesitas que te den?, ¿Te dejas ayudar por los pobres, enfermos y por aquellos que ayudas? Esto es lo que ayuda a madurar a jóvenes comprometidos como Riqui en el trabajo de dar a los demás, aprender a tender la mano desde la propia miseria". "

Hacia el final de su diálogo, el Papa vuelve al discurso preparado, recordando el desafío ecológico, muy urgente en las Filipinas: "Hay algunos puntos que yo había preparado: aprender a amar y a dejarse amar. Hay un desafío además, que es el desafío por la integridad. Amar a los pobres. Nuestros obispos quieren que mires a los pobres de manera especial este año. ¿Vos pensás en los pobres?, ¿vos sentís con los pobres?, ¿vos haces algo por los pobres? Y vos ¿pedís a los pobres que te den esa sabiduría que tienen? Esto es lo que quería decirles. Perdonenme porque no leí lo que les tenía preparado. Pero hay una frase que me consuela un poquito: "La realidad es superior a la idea" y la realidad que ustedes plantearon y la realidad de ustedes es superior a todas las respuestas que yo había preparado. 

 

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Evangélicos, musulmanes, indígenas agradecidos por la visita del Papa
19/01/2015
Papa en Manila: Preparar válidos caminos para el Evangelio en Asia en el alba de una nueva era
16/01/2015
El Papa Francisco envía telegrama a Xi Jinping. Los "agujeros" de Xinhua en la visita a las Filipinas
19/01/2015
Papa a las víctimas del terremoto: “Apenas sea posible también yo espero ir a visitarlos”
28/08/2016 13:40
Filipinas, tifón Koppu: 54 muertos y 500.000 desplazados. Las aldeas de las costa están sumergidas bajo el agua
22/10/2015