21/03/2020, 12.29
VATICANO
Enviar a un amigo

Papa: recemos por las familias que no pueden salir de casa

En la misa en la Casa Santa Marta, transmitida por streaming, el Papa Francisco exalta la oración del publicano. “Debemos acercarnos al Señor con humildad”. “Rezar con el alma desnuda, sin engaños, sin disfrazarse con las virtudes propias”. La oración por la comunión espiritual. 

 

Ciudad del Vaticano (AsiaNews) – En la misa transmitida vía streaming desde la Casa Santa Marta, esta mañana el Papa Francisco rezó por “las familias que no pueden salir de casa”, a causa del aislamiento forzado, debido a la emergencia por coronavirus. 

Al comenzar la celebración, él dijo: “Hoy quisiera recordar a las familias que no pueden salir de casa. Quizás, el único horizonte que tienen es el balcón. Y allí dentro, la familia, con los niños, los jóvenes, los padres: para que sepan hallar el modo de comunicarse bien, de construir vínculos de amor en la familia, y sepan vencer las angustias de este tiempo, unidos, en familia. Pidamos por la paz de las familias hoy, en esta crisis, y por la creatividad”. 

Francisco  – al igual que muchísimos sacerdotes en este período - celebra la misa sin el pueblo, expresando cada día una intención especial ligada a la pandemia: por los médicos y los enfermeros, por los difuntos a causa del Covid-19, por los reclusos, etc. 

En la homilía, el comentó las lecturas del día (Oseas 6, 1-6 e Lucas 18, 9-14), y se detuvo, sobre todo, en la parábola evangélica del fariseo y del publicano. 

“En el Evangelio – dijo - Jesús nos enseña cómo rezar. Hay dos hombres, uno es un arrogante que va a rezar, pero para decir que es alguien bueno, como si dijera a Dios: “Mira qué bueno soy: si necesitas algo, dime, yo resuelvo Tu problema”. Él se dirige así a Dios. Arrogancia…

Luego está el otro, el publicano. Que no se acerca hasta el altar, no: se queda lejos.  ‘Manteniéndose a distancia, no se animaba siquiera a levantar los ojos al cielo. Se golpeaba el pecho, diciendo: «¡Dios mío, ten piedad de mí, que soy un pecador!»’”.

“El Señor – explicó - nos enseña cómo rezar, cómo acercarnos, cómo debemos acercarnos al Señor: con humildad. En el himno litúrgico de la fiesta de San Juan El Bautista hay una imagen muy bella. Dice que el pueblo se acercaba al Jordán para recibir el bautismo, ‘con el alma y los pies desnudos’: rezar con el alma desnuda, sin engaños, sin disfrazarse con las virtudes propias. Lo hemos leído al principio de la Misa: Él perdona todos los pecados, pero necesita que yo le haga ver los pecados, con mi desnudez. Rezar así, desnudos, con el corazón desnudo, sin cubrirse, sin siquiera tener confianza en lo que he aprendido sobre el modo de rezar”. 

Hoy la celebración también concluyó con la adoración eucarística y la bendición. A causa de la prohibición de gobierno respecto a las misas con el pueblo, se ha vuelto muy difícil recibir la eucaristía. Es por eso que el Papa Francisco recordó la posibilidad de la comunión espiritual y rezó la tradicional oración: “Jesús mío, creo que estás realmente presente en el Santísimo Sacramento del altar. Te amo por encima de todas las cosas y te deseo en mi alma. Ya que no puedo recibirte sacramentalmente ahora, ven al menos espiritualmente a mi corazón. Y como ya has venido, te abrazo y me uno todo a ti. No permitas que me separe de ti jamás”.

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Papa: El hombre nos es dueño del tiempo, que pertenece a Dios
26/11/2013
Papa: La Eucaristía influencia a los bautizados, pero también a la ciudad terrena
10/11/2018 13:42
Bartolomé: un rol fundamental de las religiones per crear comunión entre los pueblos
05/12/2016 17:00
En Mymensingh, las monjas de clausura rezan las 24 horas por el fin de la pandemia
08/04/2020 17:24
Arzobispo de Delhi: una campaña de oración por las elecciones de 2019
16/05/2018 12:54