05/11/2014, 00.00
PAQUISTAN - ISLAM
Enviar a un amigo

Obispo de Islamabad: pareja quemada viva, una barbarie protegida por un culpable silencio

de Jibran Khan - Shafique Khokhar
Shahzad Masih, de 28 años y la mujer Shama, de 25, tenían 4 hijos y la mujer estaba embarazada. Quien los acusó fue el patrón de su trabajo de Zhahzad; al menos unas 400 personas los han atacado, golpeado y los quemaron vivos. Los activistas cristianos hablas de un enésimo abuso de la ley de la blasfemia.

Lahore (AsiaNews)- "Un hecho trágico. Atacar y quemar vivos a dos personas inocentes sobre la base de meras ilaciones es una burla al sistema judicial". Así lo declaró el obispo de Islamabad/ Rawalpindi,  mons. Rufin Anthony que describe al atentado a AsiaNews, brutal asesinato de una joven pareja de cristianos, padres de 4 hijos, lapidados y luego quemados vivos. Los dos fueron apresados por una multitud enfurecida de la menos 350-400 personas, guiadas por un líder religiosos local por una presunta cuestión de blasfemia. El hecho sucedió ayer en una fábrica de ladrillos del distrito de Kasur, a unos 60 km de Lahore, en la provincia paquistaní del Punjab; hasta ahora la policía habría detenido a unas 45 personas para interrogarlas, pero no fueron incriminadas oficialmente. "En el pasado hemos visto gentíos- agrega el prelado-  ejercitar presiones y hacer justicia con sus propias manos, mientras que los líderes religiosos se cuidaron mucho de emitir algún tipo de condena. Es más, aumentaron el deseo de venganzas personales, quizás esta barbarie hubiese podido ser evitada, si se hubiesen tomado oportunas medidas.

Las víctimas son Shabzad Masih, de 28 años y su mujer Shama de 25 años que estaba embarazada. La pareja se había transferido al pueblo de Chak 59, porque el hombre había encontrado trabajo en la fábrica de ladrillos de un musulmán, Yousaf Gujfar. La locura homicida se desencadenó por una cuestión que tiene que ver con la famosa ley sobre la blasfemia ("ley negra"). El domingo 2 de noviembre, la mujer habría quemado algunas cosas de su padre difunto, entre los cuales algunos papeles. Uno de los trabajadores acusó a Shama de haber quemado algunas páginas del Corán, acusándola de blasfemia, si bien en realidad se trataban de páginas relacionadas con "hechizos y fórmulas mágicas".

A esto se agrega que el joven tenía una pequeña deuda con su patrón, y que todavía no había logrado pagar, porque en las últimas semanas había estado enfermo y no pudo trabajar. Por esto el 1 de noviembre, el patrón musulmán, junto a un pequeño grupo de amigos, irrumpió en la casa de Masih y le pegó en modo brutal.

El día sucesivo el marido y la esposa fueron secuestrados y encerrados en una habitación cerca de la fábrica. En la mañana del 4 de noviembre, Yousaf Gujfar anunció en la mezquita que la pareja había cometido el reato de blasfemia, dando inicio a una reacción de la gente, que antes los lapidaron con los ladrillos, y luego los quemaron a ambos.

Los 4 hijos de la pareja se encuentran por el momento en una localidad desconocida y no se conoce la surte de ellos. Los autores de la brutal violencia escaparon, no dejando huellas.

Líderes religiosos cristianos, activistas por los derechos humanos y miembros de la sociedad civil paquistaní han expresado horror y desconcierto por lo sucedido ayer en Lahore. Peter Jacob, ya secretario ejecutivo de Justicia y Paz de la Iglesia católica paquistaní, habla de "brutalidad que ensombrece a la nación" y manifiesta "todo su pésame a la familia de las víctimas", esperando que el gobierno "garantice una vez por todas la seguridad a las minorías". El p. Mendes, sacerdote y activista de primer plano, advierte: "Hasta que los autores queden sin castigo, estos gestos continuarán sucediendo" y hace un pedido al ejecutivo para que haga mayores esfuerzos. "No es cuestión de garantizar seguridad- agrega- sino de incriminar a cuántos se han hecho responsables del asesinato de la pareja cristiana".

Una personalidad activa en el sector de los derechos humanos, anónimo, después de haber visto la escena del crimen subraya que "ahora no hay necesidad de pruebas en relación a la inseguridad de los cristianos en Paquistán". Él afirma que "no se necesitan más elementos para demostrar que se abusa de la ley sobre la blasfemia. La multitud ha asesinado también a un niño que estaba en el vientre de la mujer. No puedo ciertamente decir que veo un buen futuro para los cristianos en Paquistán".

Con más de 180 millones de habitantes (el cual profesa el islam 97%), Paquistán es la sexta nación más poblada en el mundo después de Indonesia. El 80% es musulmán suní, mientras que los chiíes son el 20%. Hay también hindúes (1,85%), cristianos (1,6%). Decenas los episodios de violencia, entre los ataques elegidos contra enteras comunidades (Gojra enel 2009 o la Joseph Colony de Lahore en marzo 2013), lugares de culto Peshawar en septiembre pasado o abusos contra individuos como Sawan Masih, Asia Bibi, Rimsha Masih  o el joven Robert Fanish Masih, que murió en la celda), a menudo estos crímenes se cometen usando la famosa "ley negra" sobre la blasfemia.

 

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Paquistán: proceso a 106 personas por el linchamiento de una pareja crsitaina, acusada de blasfemia
22/05/2015
En Lahore, esperanza para los hijos de la pareja católica quemada viva (Video)
17/01/2019 16:53
Absueltos dos hombres acusados de haber quemado viva a una pareja cristiana
17/05/2019 14:29
Masacre de musulmanes en Gujarat: fueron absueltos 14 imputados
21/10/2016 13:15
Faisalabad, cristianos y musulmanes piden justicia en la plaza por la pareja quemada viva por "blasfemia"
07/11/2014