13/03/2014, 00.00
UCRANIA - RUSIA
Enviar a un amigo

Crimea, en la vigilia del referéndum la Iglesia de Ucrania pide por la integridad del País

Las Iglesias ortodoxas ucranianas- patriarcado de Moscú advierten de los riesgos de secesión. El arzobispo Klirment acusa a Europa que permanece mirando. El metropolita Onufry: Rusia no dividida de Ucrania será una herida sangrienta y que se reflejará en modo doloroso en las relaciones entre los dos pueblos hermanos.

Moscú (AsiaNews)- Hoy en Crimea, los ucranianos están en peligro de vida. Auiqen lanza esta alarma es el arzobispo Klimert de Simferipol y Crimea de la Iglesia ortodoxa ucraniana. Patriarcado de Kiev, a pocos días del referéndum que el 16 de marzo decidirá sobre la anexión de la península a Rusia. "Toda la propaganda habla de esto: si eres ucraniano eres un banderovez (ultranacionalista, del nombre del político del siglo pasado, Stepan Bandera, considerado en ucrania occidental como padre de la patria y en el Este y por los rusos un admirador de Hitler) y por lo tanto hay que matarte", cuenta el arzobispo en el portal Sobitia Krirma.

Klirmet bajó a la plaza ya dos veces en estos días en Simferopol , capital de la república autónoma de Crimea, para rezar por la paz y la integridad del País con algunos sacerdotes, activistas del movimiento Euromaidan Crimea y representantes de la comunidad tátara (el 12% de la población). Se trata de los 3 principales grupos que hoy tienen el coraje de desafiar a los agresivos hombres del llamado "ejército de auto-defensa" filo-ruso, los cuales invadieron las calles de la ciudad, desalentando con amenazas- y a veces impidiendo con la fuerza- cualquier expresión de apoyo al gobierno central de Kiev y contraria a la "ocupación rusa". "Maidan" o "Ucrania" son conceptos ya considerados "provocativos" en Crimea, la única región de mayoría rusa y donde el parlamento local ha ya votado de hecho por la secesión y espera "volver a casa", reuniéndose con Moscú. Como sostienen los volantes de la campaña electoral.

"Europa ocupa la posición de observador como lo hizo en 1933, cuando en ucrania sucedió el "Holodomor" (la terrible carestía estaliniana) y en 1941, cuando a los hebreos los fucilaban", denuncia Klirment, subrayando que "mientras tanto la situación se volvió más amenazadora". El arzobispo ortodoxo recuerda los ataques a los periodistas y el secuestro, por parte de los activistas filo-rusos, de dos de los organizadores del movimiento Euromaidan Crimea. Anatoli kovalky y Andrei Aschkun, de los cuales se han perdido las huellas desde el 9 de marzo.

Tonos menos alarmantes del regente de la Iglesia ortodoxa ucraniana- Patriarcado de Moscú, el metropolita Onufry, que lanza también un llamado a mantener la armonía social y la integridad del País. "Debemos ayudar a la gente a entender que todos los problemas deben ser resueltos en modo pacífico, que no se puede ofender al prójimo y tanto menos matarlos", declara el metropolita en una entrevista al Diario del patriarcado de Moscú. A su modo de decir, lo que sucede hoy en Ucrania "pone a la prueba nuestro amor por Dios y por el prójimo". Onufry invita a encontrar en la oración y en la relación más estrecha con Dios "el modo justo de salir de cualquier situación política". Hasta el 15 de marzo, mientras tanto. Por iniciativa del metropolita Lazar de Simferopol y Crimea (Iglesia ortodoxa ucraniana- Patriarcado de Moscú), se rezará por la paz en todas las iglesias y monasterios de Crimea.

Onufry recuerda luego, que Ucrania es un País "multi-nacional". "Aquí viven tátaros, rusos, moldavos, ucranianos, Debemos aprender a respetar la cultura de lso otros. La causa de la actual tensión reside por lo más en el hecho que una parte, a un cierto punto, inició a imponer su cultura, su modo de ser y de pensar a todos los otros". "Debemos, en cambio, aprender a respetarnos unos a otros- amonesta- la parte oriental de Ucrania (más cerca de Rusia) aquella occidental (de mayoría ucraniana y que pide a Europa) y viceversa".

"Mi más ferviente deseo como obispo de la Iglesia ortodoxa ucraniana es que Rusia haga todo lo posible para preservar la integridad territorial de Ucrania- concluye- en caso contrario le será infligida una herida a la unidad de nuestros dos pueblos, que se reflejará en modo doloroso en nuestras relaciones recíprocas". (NA)

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
La Iglesia Ortodoxa de Ucrania, ligada a Moscú, pidió restituir Crimea a Kiev
19/08/2014
El sínodo ucraniano vota la nuevo metropolita ortodoxo de Kiev, obediente a Moscú
13/08/2014
La Iglesia Ortodoxa Ucraniana a Putin: Evite la guerra y la división de nuestro país
08/04/2014
Ucrania, la guerra de los cristianos y de la Iglesia
14/02/2015
Se llega a un frágil acuerdo en Minsk, Onufry, metropolita de Kiev pide oraciones y cancela las fiestas del carnaval
13/02/2015