07/02/2020, 12.39
RUSIA
Enviar a un amigo

Rusia y su economía, infectada por el virus chino

de Vladimir Rozanskij

Los turistas rusos fueron repatriados desde China. Su odisea terminó ayer en un sanatorio de Siberia. La caída del precio del petróleo. Las importaciones chinas se reducen; las infraestructuras (gasoductos y oleoductos), en riesgo; pérdidas provocadas por los pagos en yuanes. Las perspectivas apocalípticas y la hipótesis de un complot. El silencio respecto al número de enfermos. 

 

Moscú (AsiaNews) - La difusión del coronavirus desde China también arriesga tener preocupantes consecuencias en Rusia, donde la inmigración china es considerable. Además, cabe mencionar el elevado número de turistas rusos que se encuentran en China, y cuya repatriación hasta el aeropuerto de Tjumen, en la Siberia occidental, fue organizada a toda prisa, en aviones militares, sin calefacción ni servicios higiénicos. En el sitio de Znak.com, algunos pasajeros relataron su humillante aventura: su traslado, en trayectos de hasta 10 y 13 horas, sentados sobre el suelo, en filas paralelas, con servicios higiénicos secos, improvisados bajo tiendas. Desde el aeropuerto, los pasajeros fueron trasladados hasta un sanatorio de la zona, especialmente equipado y completamente aislado del mundo exterior. 

Más tremenda es la emergencia que presentan las consecuencias del virus en la economía rusa. Siendo China el comprador de energía más importante del mundo, el colapso en las ventas de petróleo equivale a una reducción de enormes volúmenes de importaciones de países de la OPEC y de Rusia misma. A principios del 2020, el valor del barril Brent rondaba los USD 70, y ahora se aproxima a USD 55. Cada caída de los precios del petróleo significa un serio aprieto para la economía rusa, así como para la de otros países vecinos de la República Popular China, que abarcan desde Vietnam hasta Japón. 

El pánico por la crisis no solo afecta a los productos del rubro energético, sino también a muchos otros, como el metal, el carbón, la gasolina, la madera y otros elementos de baja elaboración industrial. Las zonas de mayor riesgo son, ante todo, Siberia y el Extremo Oriente, donde el comercio y los viajes han quedado interrumpidos en dos direcciones: China tradicionalmente exporta a estos territorios grandes cantidades de fruta y verdura, que ahora están desapareciendo de los mercados y negocios.  

A partir del 2014, año en que se iniciaron el conflicto con Ucrania y las sanciones occidentales, Rusia ha tratado de orientar cada vez más sus intercambios económicos hacia Oriente. Ahora, los rusos deben agradecer que China haya respondido a este viraje de un modo bastante limitado; de haberse consumado de lleno el “giro oriental” que Putin anhelaba, el país hoy se precipitaría en el desastre económico más total. 

En el 2019, el 17% del comercio exterior ruso se desarrolló con destino a China, mucho más que en años anteriores, pero mucho menos que hacia la Unión Europea en su conjunto, que, para el mercado ruso, representa más del 40%. Sin embargo, también cabe recordar que en los últimos años hubo un financiamiento inmenso destinado a desarrollar gaseoductos y oleoductos y otras formas de transporte energético hacia la China; es más, una buena parte de las reservas monetarias rusas en dólares fueron convertidas a moneda china. Si bien en aquél entonces el yuan no era una divisa con grandes perspectivas, lo cierto es que hoy, las pérdidas son de una magnitud considerable. 

En los medios rusos, la información sobre el coronavirus está derivando en escenarios realmente apocalípticos. Hasta en los canales estatales se multiplican las hipótesis de complot, barajando la posibilidad de un fuga casual o programada de los trabajadores chinos, o incluso una operación secreta americana contra los enemigos orientales. Se difunden las conjeturas respecto a quién podría obtener ventajas de la epidemia, con alusiones que van desde la industria farmacéutica hasta amplios sectores de la economía.  

El Ministerio de Salud ruso se está organizando “para afrontar una posible difusión masiva del virus” en el país, mientras se aguarda la confirmación del diagnóstico de varios casos sospechosos, sobre los cuales todavía no se han publicado datos. Los primeros casos de presunta infección fueron señalados hace una semana, pero desde entonces no se han difundido listas ni datos actualizados.

Enviar a un amigo
Vista para imprimir
CLOSE X
Ver también
Encuentro Xi-Trump: la promesa de un mayor diálogo y una visita a China
08/04/2017 12:26
He visto la muerte y la vida en Wuhan (I)
31/03/2020 20:26
Yantai, detectan coronavirus en mariscos congelados
12/08/2020 10:47
El petróleo refuerza la alianza entre Rusia e Irán. De Moscú inversiones por 50 millardos
14/04/2018 12:33
Colombo, el aumento en los contagios de Covid amenaza la recuperación de la economía
12/10/2020 14:24